Córdoba

A planta, tras 55 días en la UCI del Reina Sofía de Córdoba por covid-19

Antonio Miguel, tras su salida de la UCI del Hospital Reina Sofía. Antonio Miguel, tras su salida de la UCI del Hospital Reina Sofía.

Antonio Miguel, tras su salida de la UCI del Hospital Reina Sofía. / El Día

Antonio Miguel tiene 62 años. Es hipertenso y diabético. Es decir, que era un paciente considerado de población de riesgo por el covid-19, que finalmente contrajo. Fue su mujer quien dio positivo por coronavirus, pero asintomática y pocos días después el que empezó a encontrarse mal fue este cordobés de 62 años, que ingreso en el Hospital Reina Sofía de Córdoba en plena pandemia con una neumonía bilateral.

Y la neumonía, lejos de mejorar tras su ingreso, fue empeorando hasta que no hubo más remedio que Antonio fuese ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Reina Sofía de Córdoba, en la que ha permanecido 55 días -durante casi toda la pandemia-, y de la que ya ha salido este pasado fin de semana tras sufrir numerosas complicaciones por culpa del covid-19. Un alta de la UCI que han celebrado todos los profesionales del complejo sanitario que durante todos estos días han velado por su salud y que han publicado en las redes sociales del centro. 

Su salida de la UCI ha contado con la presencia de un buen número de profesionales sanitarios que no han dejado de aplaudir a este paciente tras estos casi dos meses de lucha continua.

Es lo que cuenta Cristina López, médico intensitivista del complejo sanitario, después de que este cordobés haya conseguido salir de la UCI y pasar a planta. "La evolución fue muy mala y hubo que plantear el uso de un sistema de oxigenación extracorpóreo, un pulmón artificial" para que pudiera respirar, detalla.

Sin embargo, el tratamiento -al igual que los anteriores, no dio los resultados esperados por los facultativos y "hubo complicaciones e infecciones", anota López, quien añade que a pesar de todo "fue saliendo, aunque hubo que practicarle una traqueotomía".

Tras su paso por la UCI a Antonio Miguel aún le quedan "como mínimo un par de semanas" de ingreso en el Hospital Reina Sofía y, además, tiene que recuperar la masa corporal que ha perdido,algo que llevará a cabo poco a poco.

La intensivista ha reconocido que el caso, al igual que otros de covid-19, ha sido "muy crítico", pero también ha reconocido que su recuperación "ha sido un reto, sobre todo por el desconocimiento tan grande" que había de la enfermedad. Algo, ha continuado, les ha generado "inseguridad y estrés".

Ahora que está en planta, ha continuado, Antonio Miguel ha asegurado el equipo médico que les echa de menos y también les ha agradecido su labor, que le ha permitido seguir viviendo y superar hasta el momento el coronavirus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios