EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

Más de 12.000 personas pierden su empleo en Córdoba en una subida histórica del paro durante marzo

  • La crisis del coronavirus hace mella en el sector laboral cordobés, que suma más de 84.000 parados

Un hombre con mascarilla conduce una furgoneta. Un hombre con mascarilla conduce una furgoneta.

Un hombre con mascarilla conduce una furgoneta. / Juan Ayala

Todo apuntaba a que este mes de marzo sería uno de los peores de la historia para el empleo y así ha sido. El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social ha publicado los datos del paro relativos a este tercer mes del año, donde la crisis del coronavirus ha ocupado prácticamente la mitad de sus días.

En Córdoba, como en el resto de España, las cifras son desoladoras: 12.327 parados más en la provincia con respecto a febrero, lo que supone una subida de un 17%. Sin embargo, no es Córdoba, en números totales, la provincia andaluza más afectada por el coronavirus, en Málaga y Sevilla la cifra de desempleados en un mes ha superado los 30.000.

En el caso de Córdoba, el total de paro registrado en marzo alcanzó las 84.110 personas, lo que implica que en la comparativa anual, es decir, con respecto a marzo de 2019, la subida del paro haya sido de un 18%.

La crisis sanitaria ha provocado el cierre de miles de empresas en la provincia, la mayoría optando por los expedientes reguladores de empleo. Esto ha supuesto que, de un día para otro, el mercado laboral haya sufrido un varapalo terrible.

Si se echa la vista atrás, no hay ningún mes de marzo desde el inicio de la crisis que sumara tantos parados como ha sumado este marzo de 2020. Más de 12.000 personas han perdido su empleo solo en un mes. La lectura principal que puede sacarse de esta cifra es que la crisis del coronavirus ha aparecido de un día para otro, provocando que una caída del desempleo tan significativa en apenas 15 días.

En la crisis, sin embargo, la sangría que se creó en el mercado laboral se produjo poco a poco, durante muchos años. En este caso, fue el mes de marzo de 2013 el que más parados acumuló en datos totales, casi 104.000.

Paro por género

En cuanto al paro registrado en hombres y mujeres, de esos 84.110 desempleados registrados en marzo, 37.231 eran hombres y 46.879, mujeres. En comparación con febrero, es el sector masculino el que más crece, casi un 27% en un mes, mientras que el femenino está mucho más contenido, subiendo casi un 11%.

Las razones pueden ser varias, pero hay que incidir en que la pérdida de empleo se ha concentrado en sectores muy masculinizados, como pueden ser la hostelería o la industria (además de en la construcción, paralizada después que el resto de sectores). Mientras que sectores femeninos, como el sanitario (especialmente enfermeras y auxiliares) o el trabajo en los supermercados, se ha fortalecido, incluso, con más contrataciones. 

Siempre teniendo en cuenta, además, que en el mercado laboral, sea cual sea el ámbito, hay muchos más hombres que mujeres, por lo que una caída tan importante de la actividad afecta al sector mayoritario.

Los servicios, los más afectados

El sector servicios es el que acumula a la mayoría de trabajadores de la provincia, por lo tanto, también es el que se ve más afectado por una caída de este tipo. En un mes en el que tradicionalmente se firmarían miles de contratos para hacer frente al volumen de trabajo que se crea, la crisis del coronavirus ha hecho que el paro crezca en un mes en 6.615 personas hasta rozar los 51.000 desempleados. Esto quiere decir que el sector servicios acumula el 54% de la subida del paro.

El segundo sector que más parados ha acumulado ha sido el de la construcción, con casi 3.000 más con respecto a febrero, mientras que en la industria esa cifra se ha quedado en 1.565.

Mientras tanto, la agricultura, a pesar de acumular parados en marzo (un mes a priori malo para el sector), no experimenta esa sangría de forma tan acuciada. Según los datos del ministerio, poco más de 1.000 personas se quedaron paradas en el sector agrícola durante marzo, una cifra que ni siquiera dista mucho de los marzos de años anteriores.

El sector agrícola es, en este caso, uno de los que menos puede verse afectado por la crisis del coronavirus, dada su actividad esencial. Por ejemplo, Asaja alertaba hace poco de que no tenían mano de obra para la recogida del ajo.

Contratos

En cuanto a los contratos firmados durante el mes de marzo, fueron un total de 31.089, según los datos ofrecidos por el SEPE. Se formalizaron, por lo tanto, 11.000 menos que en febrero (una caída de 26%) y 15.600 menos que en marzo del año pasado (un descenso de más de un 33%).

La agricultura acumuló, prácticamente, la mitad de esos nuevos contratos (15.071), seguida por los servicios (11.146), la construcción (2.532) y por último la industria (2.340).

Como es habitual desde la crisis, la mayoría de los contratos que se firmaron fueron temporales, casi el 96% (29.742), mientras que solo 1.347 (poco más del 4%) eran indefinidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios