Córdoba

Coronavirus en Córdoba: Construcor denuncia la falta de planificación en la parálisis de la construcción

Construcción de pisos en la zona de la Huerta de Santa Isabel. Construcción de pisos en la zona de la Huerta de Santa Isabel.

Construcción de pisos en la zona de la Huerta de Santa Isabel. / Laura Martín

Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), en la provincia de Córdoba había cerca de 14.000 personas trabajando en el sector de la construcción. Solo en febrero, último mes del que se tienen datos, se firmaron en Córdoba más de 3.000 contratos en este sector.

Ahora, como medida de prevención ante la expansión del coronavirus, el Gobierno central ha decidido paralizar la actividad en la construcción, tal y como venían solicitando distintos sindicatos y organizaciones. "La salud es lo primero", apunta a el Día la presidenta de la Asociación de Empresarios de la Construcción de Córdoba (Construcor), María Dolores Jiménez, que añade que "todos sabemos que la situación es complicado".

Dicho esto, Jiménez sí critica las formas con las que se ha llevado a cabo esa suspensión de la actividad en la construcción. "Da la noticia el sábado, el domingo no se había confirmado y el lunes no sabíamos lo que teníamos que hacer", ha denunciado esta empresaria, que entiende que un anuncio de este calibre debería haberse llevado a cabo "de una manera ordenada".

En este sentido, la presidenta de Construcor ha apuntado que la suspensión de las obras requiere de una serie de requisitos, que no son los mismos "si cierras el fin de semana" o si vas a hacerlo por un periodo mucho más largo. Jiménez se ha referido, por ejemplo, a la necesidad de señalizar las obras para que cuenten con un mínimo de seguridad o proteger la maquinaria a fin de que no se produzcan robos o actos de vandalismo.

"No es fácil echar el cierre", ha insistido la presidenta de los empresarios asociados bajo Construcor, que ha relatado que este mismo lunes, ha habido trabajadores que han tenido que acudir a recoger maquinaria y que han sido paradas por la Guardia Civil en más de una, dos y tres ocasiones.

Por lo tanto, Jiménez entiende que la forma de comunicar la parálisis "no ha sido la adecuada", lo que ha generado cierto nerviosismo en las empresas, unido al que ya se siente debido a que van a tener que paralizar la actividad y que, por lo tanto, se sobrevendrán las consecuencias económicas.

Uno de los sectores "más desprotegidos"

Con respecto a esas consecuencias económicas y cómo las vivirá el sector, Jiménez ha apuntado que la construcción es, junto al de los autónomos, "uno de los sectores más desprotegidos".

Esta crisis, ha lamentado Jiménez, ha llegado además en un año que no iba a ser malo para el sector, teniendo en cuenta que, ni mucho menos, se ha recuperado de la crisis económica de 2008 y de los coletazos que, a día de hoy continúa dando.

Esa mejoría, ha explicado la presidenta de Construcor, se percibía especialmente en el sector privado, teniendo en cuenta que la obra pública, aunque mejor que hace algunos años, todavía no está activada por completo a niveles precrisis.

"Las obras privadas del sector se empezaban a mover, era ilusionante", ha lamentado Jiménez, que ha criticado que ante situaciones como esta pandemia, "el sector no tiene ayuda ninguna".

Con respecto a esas obras, Jiménez ha detallado que la mayoría se correspondía con vivienda nueva, aunque se extendía a más sectores, como obras de urbanización, entre otras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios