Laboral

Las personas con discapacidad apenas firman el 1% de los contratos formalizados en Córdoba

  • En este colectivo se repiten los mismos patronales que a nivel general: trabajos de poca calidad por la temporalidad, centrados en los servicios y en el campo y con mayor presencia masculina

Deseos colgados por personas con discapacidad en un acto de celebración de hace algunos años. Deseos colgados por personas con discapacidad en un acto de celebración de hace algunos años.

Deseos colgados por personas con discapacidad en un acto de celebración de hace algunos años. / E. D. C.

Durante el mes de noviembre se firmaron en Córdoba un total de 53.621 contratos laborales, según la información recogida por el Observatorio Argos, de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. En la provincia, la campaña de la aceituna potenció una subida del empleo que no se observó en casi ningún otro punto del país y esto sirvió de acicate para verle el lado positivo a unas cifras que, en plena crisis sanitaria, no dan para muchas alegrías. Pero si se analizan aún más a fondo, esa cara positiva empieza a emborronarse.

El mismo día que se publicaron las cifras del paro correspondientes a noviembre, es decir, el pasado jueves 3 de diciembre, también se celebraba el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. La inclusión laboral de este colectivo es una de las claves a la hora de conseguir independencia, pero los datos están muy alejados de representar en algo a esta palabra. Las cifras de Argos en cuanto a la situación laboral de las personas con discapacidad dibuja un mapa muy similar al de los datos generales: contratos temporales, dependencia de los servicios y el campo y una peor posición de la mujer con respecto al hombre.

Eso a nivel porcentual, porque en números totales, las personas con discapacidad tienen muchísimas más barreras. Solo hay que ver la cifra que abre esta información: 53.621 contratos firmados durante noviembre de este año en la provincia de Córdoba. De ese total, apenas 617 fueron para personas con discapacidad, es decir, apenas un 1,2%.

Lo bueno de esto es que, al menos, los datos mejoraron con respecto a noviembre del año pasado. Esa contratación en el colectivo subió casi un 12%, ya que en noviembre de 2019 fueron 551 los acuerdos firmados. Las diferencias entre la situación laboral de hombres y mujeres aquí se acentúa aún más. Y es que, de esos poco más de 600 contratos formalizados, apenas 160 fueron a parar a mujeres con discapacidad, mientras que los hombres aglutinaron los 457 restantes.

El campo y los servicios acumulan la mayor parte de los contratos. El campo y los servicios acumulan la mayor parte de los contratos.

El campo y los servicios acumulan la mayor parte de los contratos. / E. D. C.

La temporalidad, como ya se ha dicho, es una máxima que parece ir aparejada a la realidad laboral de esta provincia. Solo 26 contratos de los 617 fueron indefinidos, por 591 que eran temporales, es decir, que más del 4% de los acuerdos laborales firmados por personas con discapacidad eran de calidad. En ambos casos, indefinidos y temporales, los firmados por hombres fueron bastante más numerosos.

En toda Andalucía, este colectivo firmó 5.080 puestos de trabajo, lo que deja a Córdoba con un 12% de toda la contratación a personas con discapacidad de la comunidad autónoma. En este caso, de esas más de 5.000 cofertas, 3.424 se correspondieron con hombres (más de 67%) y 1.656 (el 32%) con mujeres.

La subida en la firma de contratos por parte de personas con discapacidad no se tradujo en una bajada del paro, ya que según los datos, en noviembre de este año había un 76% más de desempleo en este colectivo. Concretamente, 3.279 personas con discapacidad estaban en paro en Córdoba en el penúltimo mes de este año.

Esto viene directamente ligado a un aumento en la demanda de empleo, que se podría relacionar con una mayor intención de incorporarse al tejido productivo de la provincia por parte de estas personas. Y es que en un año, los demandantes de empleo cordobeses con discapacidad se han disparado un 114% hasta alcanzar un total de 6.306 personas.

Los sectores con más trabajadores con discapacidad en noviembre eran la agricultura y los servicios, a su vez, sectores donde se acumulan la mayor parte de los parados. Hasta 4.214 personas con discapacidad que están en paro se dedican a los servicios y 563 a la agricultura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios