Laboral

El paro vuelve a subir en Córdoba en 294 personas en el mes de junio

  • El número de desempleados en la provincia se eleva a 86.137

  • La agricultura y el colectivo sin empleo anterior son los sectores en los que más sube el desempleo

Un camarero limpia la mesa de un establecimiento. Un camarero limpia la mesa de un establecimiento.

Un camarero limpia la mesa de un establecimiento. / El Día

El reinicio de la actividad económica tras la pandemia del coronavirus no ha traído aparejada un descenso en el número de personas paradas en Córdoba, ya que el desempleo ha subido en el último mes, en concreto, en 294 personas, lo que representa un incremento del 0,34% respecto al mes de mayo, y además un 26,67% más que hace un año, lo que representa que desde entonces hay 18.135 cordobeses en situación de desempleo. 

El balance, además, llega después de que el paro cayera en Córdoba en el mes de mayo en más de 2.000 personas gracias al sector de la construcción.

Con ello y, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en la provincia de Córdoba son 86.137 las personas en paro. De todas ellas, 49.519 son mujeres y 36.618 hombres, con lo que el paro sigue teniendo nombre de mujer en la provincia. 

Por sectores, han sido el de la agricultura y el colectivo sin empleo anterior los que han registrado los incrementos en el último mes y los que han elevado la cifra del paro. En este caso, en la agricultura se han contabilizado 671 parados más, mientras que en el grupo de personas sin empleo anterior la cifra ha sido de 541.

Sin embargo, el resto de áreas productivas de la provincia han registrado un notable descenso en el número de personas paradas y ha sido la construcción el que ha contabilizado el mayor descenso, en este caso con 399 parados menos. Tras el de la construcción, se encuentra el sector de la industria, con 368 parados menos, mientras que en el sector servicios se han generado 151 puestos de trabajo en el último mes. 

A lo largo del mes de junio, según los mismos datos, en Córdoba se han suscrito 28.951 contratos, lo que representa un incremento del 1,67% respecto al mes de mayo, aunque un descenso del 30,26% si la comparativa se hace respecto al ejercicio de 2019. Desde entonces, en Córdoba se han firmado 12.584 contratos menos.

Y de nuevo, al igual que en los últimos años, el empleo indefinido sigue siendo una asignatura pendiente en la provincia. Prueba de ello, es que de todas las vinculaciones labores suscritas solo 1.030 han sido de carácter indefinido, es decir un 3,5%. Por su parte, los contratos temporales han sido 27.921, 

Lo que también ha aumentado en el último mes ha sido el número de afiliados a la Seguridad Social en Córdoba, que se cifran en 283.320, es decir, 2.144 más que en mayo. 

Los datos de la capital

En el caso de la capital, el número de personas paradas se eleva a 41.077 a lo largo del mes de junio, según consta en el Observatorio Argos de la Junta de Andalucía, y que supone 79 personas más que los datos correspondientes al mes de mayo. 

También en la ciudad de Córdoba el paro tiene nombre de mujer, puesto de que del total de personas paradas el 58,1% son mujeres -un total de 23.872- frente a los 17.205 hombres.

De todas estas personas que se encuentran sin trabajo, hasta 6.553 están en esta situación desde hace tres meses -poco antes de que se decretara el estado de alarma-, mientras que 9.912 llevan sin trabajar entre tres y seis meses. Por su parte, 4.065 personas están paradas entre medio año y nueve meses, 3.049 casi un año y 17.498 cordobeses están en desempleo desde hace más de un año.

La valoración de los sindicatos

Ante estas nuevas cifras del desempleo en Córdoba, los sindicatos han hecho sus valoraciones. Entre ellos, CCOO, organización que ha señalado que "la destrucción de empleo se está ralentizando".

El secretario de Empleo de CCOO de Córdoba, Manuel Merino, considera que el mercado de trabajo cordobés está respondiendo bien a las medidas adoptadas por el Gobierno para tratar de paliar los efectos de la crisis económica generada por la pandemia del covid-19 sobre el empleo.

"Mucho de este empleo es gente que se ha incorporado después de un proceso de ERTE y estamos viendo cómo en esos sectores empiezan a recuperar empleo aunque de manera lenta y superar esta crisis nos va a llevar algún tiempo", ha afirmado el responsable sindical, para quien el aumento de la afiliación a la Seguridad Social es un dato que viene a reforzar la idea de que se está frenando la destrucción de empleo en la provincia.

La presidenta de CSIF en Córdoba, Dolores Navajas, por su parte, ha puesto el foco de los efectos negativos de la crisis económica derivada del estado de alarma en las mujeres y en los jóvenes. En junio aumentó un 1,4% el número de desempleadas, mientras que los menores de 25 años en búsqueda de trabajo se incrementaron un 5,6%. 

La máxima responsable de CSIF ha considerado que es necesario actuar de manera inmediata para recuperar lo más rápidamente posible todo el empleo perdido en los últimos meses, "algo que irremediablemente debe pasar por un empleo de calidad frente a la precariedad y a la temporalidad que suelen caracterizar a la gran parte de las contrataciones que suelen firmarse en Córdoba mes a mes".

Mientras, desde UGT Córdoba han defendido de nuevo que los ERTE "están actuando como el mejor escudo social para evitar la destrucción masiva del empleo". 

Para el secretario de Formación y Empleo de UGT Córdoba, Manuel Torralba, "los últimos acuerdos dentro del diálogo social sobre la ampliación de dichos ERTE hasta el mes de septiembre deben seguir dando cierta tranquilidad a las personas que estén acogidas a estas medidas, a la espera del desarrollo de la llamada nueva normalidad". Sin embargo, ha continuado, "no podemos olvidar que esta pandemia ha hecho que el desempleo haya crecido en un año más de un 26%, por lo que es fundamental que se tomen todas las medidas necesarias para que la recuperación sea lo más rápida posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios