Economía

Córdoba cierra 2018 con el mejor dato de paro de la última década

  • La provincia lidera en Andalucía la caída del desempleo en el último año 

  • La agricultura y los servicios han propiciado la bajada de parados en el mes de diciembre

El campo y los servicios tiran de la bajada del paro al cierre de 2018 en Córdoba El campo y los servicios tiran de  la bajada del paro al cierre de 2018 en Córdoba

El campo y los servicios tiran de la bajada del paro al cierre de 2018 en Córdoba / El Día

El mercado laboral ha dado una buena noticia en el cierre de 2018. El mes de diciembre ha concluido con un descenso del 4,8% del número de parados, de manera que la cifra total de desempleados en Córdoba es de 66.470, según los datos publicados por el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE).  Se trata del mejor dato de desempleo en diciembre de la última década, pues hay que remontarse hasta diciembre de 2008 para encontrar una cifra mejor: 65.140. Estos diez años, además, han sido lo que han marcado la progresión de la crisis económica y la supuesta salida, a partir precisamente del pasado ejercicio. En este tiempo se han sufrido datos insoportables como los 96.293 desempleados del año 2012.

Esto supone que a lo largo del mes de diciembre un total de 3.364 cordobeses salieron de las listas del paro, fundamentalmente por la contratación en la agricultura -por la recogida del olivar- y los servicios, dado el inicio de la campaña navideña. Si se comparan los datos con los de año 2017, en estos momentos Córdoba tiene 4.058 parados menos que hace 12 meses.

Así, en el la agricultura se han creado 1.090 puestos de trabajo. Se trata de una cifra inferior a la de diciembre del año pasado, cuando el campo registró 1.280 contrataciones, lo que deja en evidencia las dificultades que desde el sector han expresado para conseguir mano de obra para la recogida de la aceituna

Los servicios, por su parte, han liderado la creación de empleo con 2.014 contratos, debido a la actividad de la campaña navideña sobre todo en el el comercio. El colectivo sin empleo anterior es el otro beneficiado del mes de diciembre, con 314 parados menos. 

Sin embargo, tanto la industria como la construcción han engrosado el número de desempleados, con 52 y 142 personas más, respectivamente. Esto se debe a que los parados de este sector optan por trabajar tanto en el campo como en los servicios durante los meses de campaña, para conseguir un empleo.

La mala noticia de las estadísticas del SEPE sigue siendo la contratación, que continúa con un marcado carácter temporal. Así, de los 65.497 contratos firmados en diciembre, sólo 1.246 fueron indefinidos. Este grupo, además, bajó con respecto a noviembre, aunque supone un 32% más que en diciembre del año pasado. La contratación temporal, por su parte, se ha incrementado un 28%.

Datos de la capital

En el caso concreto de la capital, los resultados también son positivos. En el mes de diciembre salieron de las listas del paro un total de 971 cordobeses, dejando la cifra de desempleados en 33.379. Con respecto al último año, además, la caída es de 1.541 desempleados menos. El drama de estos números es que se trata de familias que arrastran una situación precaria desde hace demasiado tiempo.

Los datos del Observatorio Argos de la Junta de Andalucía demuestran que la mitad de los cordobeses en paro (el 47%) lleva más de un año buscando un puesto de trabajo. Esto supone que en algunos casos se han agotado ya las prestaciones por desempleo. La mayoría, además tiene más de 45 años, lo que cierra muchas puertas a la hora de buscar un empleo. Hay otro 44% que lleva entre uno y seis meses buscando una oportunidad y el resto lleva en el paro entre seis y 12 meses.

Reacciones

El secretario de Empleo de CCOO, Manuel Torres, ha asegurado que “una de las principales preocupaciones del sindicato es la alta tasa de paro femenina”. En diciembre, las mujeres suponían el 60,7% de las personas desempleadas de la provincia, una cifra ligeramente superior al mes anterior, que a juicio del responsable sindical “debería hacer saltar las alarmas porque estamos expulsando del mercado a la mitad de la población y, además, una población bien formada y capacitada”.

Para UGT Córdoba, la valoración del año que ha acabado “en general es positiva por las cifras, pero estamos muy preocupados porque no vemos por parte de ninguna administración la intención de revertir nuestra economía provincial en una economía que haga que las personas puedan tener una estabilidad laboral y puedan hacer planes de vida a largo plazo, cosa que ahora es prácticamente imposible”.

La presidenta de CSIF en Córdoba, Dolores Navajas, ha asegurado que “no podemos caer en el conformismo, ya que aún son muchos los cordobeses que demandan un puesto de trabajo y no pueden conseguirlo por falta de oportunidades”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios