Córdoba

Sadeco detecta 187 casos positivos de mosquito tigre en la zona Norte de Córdoba

  • El Departamento de Higiene Ambiental de la empresa municipal reconoce que el insecto ha llegado a Córdoba "para quedarse"

Rafael Obregón, David Dorado y Enrique Flores, en el Ayuntamiento. Rafael Obregón, David Dorado y Enrique Flores, en el Ayuntamiento.

Rafael Obregón, David Dorado y Enrique Flores, en el Ayuntamiento. / El Día

El mosquito tigre sigue en Córdoba y, hasta la fecha desde la empresa municipal de residuos (Sadeco) se han atendido 211 inspecciones, de las que 187 han sido positivas, mientras que en 137 -un 73% del total- se han encontrado focos de reproducción en la zona Norte de la capital. 

Son los datos que ha dado ha conocer el biólogo e investigador de la Universidad de Córdoba (UCO), Rafael Obregón, durante la presentación del protocolo de actuación para la prevención y control de este insecto, donde también ha señalado que en estas inspecciones han detectado la presencia de este mosquito en un 50% de los casos en platos y cuencos, un 34% en arquetas y sumideros, un 8% en jarrones dentro de las casas -como puede ser en los potos en agua-, y también en fuentes y estanques ornamentales. en pequeñas arquetas o en los sistemas de depuración de las piscinas. A todo ello se suma, que se han detectado un 3% en bebederos de mascota, por lo que ha considerado que "es importante que se limpien".

Estas labores de inspección han llegado a una docena de piscinas abandonadas en esta zona de la ciudad, pero en las que, según Obregón, "no se han detectado larvas de mosquito tigre, pero si de mosquito autóctono". A ello ha añadido que se han localizado "focos de mayor entidad en nueve viviendas" y, en casi todas ellas, "había estanques y fuentes".

El mosquito tigre ha llegado a Córdoba para quedarse, tal y como ha puesto de manifiesto el director del Departamento de Higiene Ambiental de la empresa municipal Sadeco, Enrique Flores, quien ha explicado que su presencia "no se puede detener porque a su favor juega el cambio climático".

"El mosquito tigre ha venido y se va a quedar. Es un mosquito invasor y el problema es donde hay mucho riego y agua, zonas residenciales", ha subrayado.

Flores ha recordado que este insecto llegó a España en 2004, en concreto, a la provincia de Barcelona, y "desde entonces ha invadido toda la Costa de Levante". "Con un clima templado era inevitable no que llegara a Córdoba desde Málaga", ha detallado, al tiempo que ha añadido que este pequeño insecto ha entrado en Córdoba "en el coche".

El director del Departamento  de Higiene Ambiental de Sadeco también ha señalado que el mosquito tigre "es muy de colonizar" y que en Córdoba inició su colonización "en la zona Norte de la ciudad, desde Escultor Fernández Márquez, mientras que el año pasado llegó a la zona de la Asomadilla y hubo otro foco en El Tablero". "Este año se ha multiplicado extraordinariamente", ha precisado.

Flores, además, ha reconocido que "en Córdoba no se puede tratar" y ha subrayado la importancia de llevar a cabo labores de educación y que se de una "respuesta rápida".

El protocolo de actuación

Pero, ¿cómo actúa Sadeco frente al mosquito tigre? Pues, según ha detallado Rafael Obregón, para ello se ha diseñado un protocolo de actuación.  

Tras recibir el aviso en Sadeco, el equipo responsable toma nota y visita la vivienda con los profesionales de la UCO, se localizan los focos y se explica al propietario cómo se soluciona. La medida más efectiva es "clorando los sitios, y evitar las retenciones de agua, para evitar también que las hembras ponga los huevos". Posteriormente, se transmite al servicio educativo de Sadeco, se visita casa por casa y se entregan los manuales informativos que la empresa municipal ha diseñado para ello.

Obregón ha indicado también existen tres niveles de aviso, según el grado de infestación. El cero, es cuando se acude y no hay presencia ni de larvas ni de mosquitos, el uno, es cuando se detecta la presencia de mosquito tigre adultos, el dos cuando hay focos de reproducción, mientras que el tercer nivel es cuando se detectan focos de reproducción grandes.

Hasta la fecha, se han visitado 1.117 viviendas de la capital, de las que 915 (82%) han sido una entrevista personal. Además, por cada zona visitada se han hecho tres rondas, mientras que en un 18% de los casos se ha buzoneado porque no se ha localizado a nadie en las viviendas. 

El presidente de Sadeco, David Dorado, por su parte, ha señalado que "llevamos varios meses trabajando para la erradicación del mosquito tigre" y ha recordado que se trata de un insecto "doméstico y que no se puede controlar en humedales".

Dorado ha destacado también que los vecinos tienen que hacer mucho para el control del mosquito tigre" y, por ello, ha incidido en la importancia de leer los folletos informativos que se han publicado y se están repartiendo.

Para evitar la presencia de este insecto, ha anotado que, entre otras medidas, hay que "evitar la acumulación de agua en cubos o renovar el agua de los jarrones". Limpiar los sumideros, repasar los troncos de los árboles y rellenarlos de arena si hay huecos, además de tapar las roturas en el suelo son otras de las recomendaciones que ha citado. A fin de cuentas, son "pequeños detalles que tienen importancia para la erradicación del mosquito", ha subrayado Dorado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios