Córdoba

El médico de Córdoba agredido en Levante Norte recibió "un puñetazo en la cara"

Minuto de silencio en la central de CSIF. Minuto de silencio en la central de CSIF.

Minuto de silencio en la central de CSIF. / El Día

CSIF Córdoba expresa su total rechazo a la última agresión sufrida hoy por un médico de Atención Primaria por parte de un usuario en el Centro de Salud Levante Norte de Córdoba. Según ha podido saber esta central sindical, el atacante, quien estaba siendo atendido en consulta, propinó un puñetazo en la cara al facultativo. La Policía se personó en el centro y tomó declaración tanto a la víctima como al supuesto agresor.

Por ello, delegados sindicales y trabajadores de CSIF Córdoba han guardado un minuto de silencio a las 12:00 en la sede provincial del sindicato en señal de repulsa y condena al episodio de violencia contra el profesional sanitario en el desempeño de sus labores asistenciales. Este minuto de silencio se ha repetido a las puertas de los diferentes centros de salud de Córdoba en solidaridad con el afectado por la agresión.

Además, CSIF Córdoba ha mostrado su "profunda preocupación" por el hecho de que las agresiones a los profesionales de la sanidad pública en la capital y en la provincia aumentaron un 37% en 2019, al pasar de 106 a 145, mientras que en el conjunto de Andalucía se elevaron un 22%.

El Sector de Sanidad de CSIF Córdoba ha destacado la creciente inquietud existente entre los profesionales debido a las agresiones y una vez más pedimos al SAS que “incremente las medidas de seguridad para elevar la sensación de protección de los profesionales y que se informe a los trabajadores de las herramientas a su alcance cuando sufren una agresión física y verbal en su actividad laboral, como es el caso del protocolo de actuación ante estos episodios, tal y como se forma al personal en otros campos”.

Asimismo, CSIF Córdoba pone a disposición de todos los profesionales agredidos los servicios jurídicos del sindicato y al propio Sector de Sanidad de CSIF para asesorarles en todo lo que necesiten.

El sindicato ha recordado que el pasado mes de marzo registró una propuesta dirigida a la Consejería de Salud y Familias de la Junta en la que planteaba una serie de modificaciones en la Ley 16/2011 de Salud Pública de Andalucía con el objetivo de frenar las agresiones a los empleados públicos en el ámbito sanitario.

En dicha propuesta, CSIF planteaba que “todas las infracciones sean explícitamente expresadas”, de forma que no existan márgenes de interpretación para que alguna de las conductas de este tipo queden sin sancionar.

La citada norma la central sindical proponía que en los supuestos referidos a las infracciones muy graves, la competencia para iniciar, instruir y resolver los procedimientos sancionadores, así como el ejercicio de la potestad sancionadora, corresponda a los órganos de la Consejería competente en materia de salud. Con ello, CSIF solicitaba que la Administración sanitaria actúe de oficio en estos casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios