Sucesos

Interior mantiene activos en Córdoba más de cien casos de personas desaparecidas

  • El 80% son menores de edad, un alto índice que está relacionado con los centros de acogida

  • El cómputo global ha caído en un 54% en solo un año debido al cambio de los protocolos

La angustia de la desaparición. La angustia de la desaparición.

La angustia de la desaparición. / Daniel Rosell

Córdoba contiene la respiración desde hace más de una semana por la desaparición de José Morilla, el hombre de 85 años del que nada se sabe desde que el viernes 21 de agosto salió de su casa con destino al centro de salud de la avenida de América. Una situación angustiosa por la que pasan muchas otras familias: el año 2019 se cerró con 108 casos activos de desapariciones en la provincia.

Así se detrae del último Informe de personas desaparecidas en España publicado por el Ministerio del Interior, en el cual, no obstante, se evidencia un notorio descenso del número de desaparecidos en todo el país. Tal es así que el número de denuncias activas en la provincia ha caído en más de un 54% en solo un año. Tal es así que mientras que en 2018 la cifra se situaba en 235, en 2019 fueron las ya citadas 108, lo cual se traduce además en la cifra más baja registrada en los últimos años.

¿Los motivos? La aplicación de un nuevo protocolo de actuación para la gestión e investigación de desapariciones y el descenso de la inmigración irregular que se vivió el pasado año, según se destaca en el informe.

España cerró el pasado 2019 con un total de 202.529 denuncias por desapariciones de personas, las cuales corresponden a 121.113 personas –existe reincidencia en las denuncias de desaparición, por lo que realmente la cifra es menor–, ya que la cifra contempla las interpuestas en el periodo 2010-2019, así como las que había pendientes de resolver antes de que empezase el nuevo sistema de contabilización de este tipo de denuncias. Sin embargo, la realidad era que de ese total, a 31 de diciembre del pasado año, solo quedaban activas el 2,73%. Es decir, tan solo había 5.529 sin resolver –el año se empezó con 12.330–, de las cuales el 40,4% pertenecen a Andalucía.

La comunidad andaluza es la primera a nivel nacional con más número de denuncias activas, 2.234, pero también lo es según la tasa de desapariciones por cada 100.000 habitantes. Según se recoge en el informe del Ministerio del Interior, Andalucía y Canarias encabezarían este ranking, siendo por su parte Cádiz, Granada y Almería las provincias que tienen un índice superior a 30 casos de desaparecidos por cada 100.000 habitantes.

En concreto, la provincia gaditana, con 864, se mantiene como la primera a nivel nacional con más desapariciones activas, tanto en número total como según tasa por habitante. Mientras que Granada, que acumulaba 321 denuncias activas, sería la segunda por tasa de habitantes, cae hasta cuarta posición según el número total, ya que Madrid, con 387, y Barcelona, con 334, se situarían en este caso por delante. Córdoba no aparece en este apartado. 

Asimismo, cabe destacar que, según el informe, el 59% de personas que desparecieron el pasado año en el país fueron hombres; mientras que de las más de 5.000 que continuaban activas, eran varones el 76,34%.

Más de 2.800 menores sin localizar en España

Al igual que ocurre con el total de denuncias activas por desapariciones, las relativas a menores también han descendido en todo el país. Mientras que el 2019 arrancó con 7.183 menores desaparecidos, el año se cerró con 2.839, lo que supone un 1,40% del total acumulado de ese año en personas desaparecidas de 17 años hacia abajo, que se situó en 135.353.

A nivel regional, fueron Andalucía y la Comunidad Valencia (488) las autonomías que acumularon mayor número de denuncias activas conocidas de menores, tal y como recoge el informe. Si bien, si se tienen en cuenta los datos demográficos, aparece la comunidad de Canarias –tuvo un total de 405 denuncias de menores desaparecidos–, además de Andalucía, como las que cuentan con un mayor número de casos por cada 50.000 habitantes.

En cuanto a provincias, son Cádiz (con 711), Málaga (206) y Granada (204) las que encabezan la listan "por orden de importancia de hechos denunciados por desapariciones de menores de edad". En el caso de Córdoba, son 87 los menores desaparecidos, lo que supone más del 80% del cómputo total de personas sin localizar en la provincia. Sin embargo, esta cifra ha bajado un 57% respecto a la del año anterior, ya que mientras que el año culminó con 87 menores desaparecidos, lo empezó con 205.

Asimismo, el informe expone que "incluyendo los datos demográficos, estas provincias, junto con Las Palmas, son las que tienen mayor tasa de menores que continúan desaparecidos en relación a su población". En este sentido, matiza el documento, "cabe señalar que las provincias en las que se producen o registran mayor número de personas desaparecidas menores de edad cuentan en sus localidades con centros de acogida de menores". Esto precisamente está ligado estrechamente con la inmigración.

Estas provincias, junto con Almería, son las que cuentan con mayor tasa de inmigración llegada por mar a sus costas del país. Una vez son rescatados, aquellos que aún no han cumplido la mayoría de edad son enviados a centros de menores de estas provincias, los cuales abandonan en muchas ocasiones, incrementando así el número de menores desaparecidos de la misma, ya que computan como tal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios