EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

Un 'gorrilla' se enfrenta a un año y medio de prisión por amenazar a unos policías

  • El acusado, que actuaba en Cruz de Juárez, intentó golpear a un agente con una silla cuando le dijo que lo iba a denunciar

Un gorrilla que actuaba junto a la glorieta de Cruz de Juárez se enfrenta a un año y seis meses de prisión por amenazar supuestamente e intentar agredir a unos agentes de la Policía Local que le advirtieron de que lo iban a denunciar. Los hechos se produjeron sobre las 08:45 del pasado 18 de marzo. Según relata el Ministerio Público en su informe provisional de acusación, el procesado se encontraba aparcando coches y "exigiendo dinero de forma violenta, a la vez que amenazaba a la gente", por lo que una patrulla de la Policía Local fue comisionada para que verificara lo que estaba ocurriendo.

"Ya están estos aquí. No me voy porque no me sale de los cojones", gritó el encartado al percatarse de la presencia de los uniformados al tiempo que hacía aspavientos con los brazos. La patrulla le reclamó el documento nacional de identididad y la reacción del encartado fue arrojarlo al suelo. Cuando uno de los agentes le advirtió de que iba a ser denunciado, su respuesta fue: "Me tenéis que pegar un tiro. Estoy loco y no sabéis con quién estáis hablando".

El encartado -cuya identidad responde a las iniciales P. A. R. M.- cogió una silla y, supuestamente, se abalanzó sobre un agente para agredirlo. La rápida reacción del otro uniformado, sin embargo, impidió que el golpe se materializara. En el momento de ser reducido, el procesado opuso una "tenaz resistencia" y continuó gritando. "Me vais a tener que pegar un tiro. La denuncia son 18 euros y eso para mí no es nada. Lo que tenéis que hacer es ir a Las Moreras, pero allí no tenéis cojones", les increpó.

Uno de los agentes resultó con una contusión cervical, de la que tardó en curar 21 días, y una herida en un dedo. La Fiscalía Provincial de Córdoba reclama un año y seis meses para P. A. R. M. por un presunto delito de atentado a agentes de autoridad y seis días de localización permanente por un supuesta falta de lesiones. Los hechos se juzgarán próximamente en el Juzgado de lo Penal número 3.

Ésta no es la primera vez que un individuo que ejerce de manera irregular la función de aparcacoches se sienta en el banquillo de los acusados. En abril de 2008, el Juzgado de lo Penal número 1 ya condenó a seis meses de cárcel -pena que ratificó la Audiencia Provincial- a un gorrilla que actuaba en la zona de Campo Madre de Dios por un delito de coacciones a una conductora que se opuso a pagarle tras aparcar su vehículo. Los hechos se produjeran sobre las 14:30 del 1 de marzo de 2008, cuando un joven de 27 años -F. P.- abordó a una conductora mientras estacionaba su vehículo en un descampado de la calle Compositor Rafael de Castro y le pidió "insistente y reiteradamente" dinero por el simple hecho de estacionar. "Dame dinero o te vas", le espetó.

La sentencia -una de las primeras que considera delito la insistencia de un aparcacoches- consideró probado que, al negarse la usuaria del vehículo, el acusado metió la mano por la ventanilla insistiéndole en que debía pagar. Pero, como la mujer no accedía, llegó a agarrar la puerta del coche para que se fuera de allí. Los hechos no quedaron ahí. Cuando la mujer le advirtió que iba a denunciarlo, él le lanzó a la cara los papeles de otra denuncia "para mofarse" de que una nueva visita a la Comisaría no iba a disuadirlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios