Florentino Pérez Raya. Presidente del Colegio de Enfermería de Córdoba "La falta de medios de protección para el personal sanitario está haciendo mella en su salud mental"

El presidente del Colegio de Enfermería de Córdoba, Florentino Pérez Raya. El presidente del Colegio de Enfermería de Córdoba, Florentino Pérez Raya.

El presidente del Colegio de Enfermería de Córdoba, Florentino Pérez Raya.

Florentino Pérez Raya es la cabeza visible de los enfermeros, un colectivo que desde hace más de mes y medio batalla contra el coronavirus desde primera línea de los hospitales y centros sanitarios. El presidente del Colegio de Enfermería de Córdoba y del Consejo General de Enfermería ha denunciado de forma categórica desde el principio de esta crisis la falta de material de protección que ha sufrido el personal sanitario, lo que ha causado que el impacto a nivel psicológico sea "enorme" y haya una alta tasa de contagios entre estos profesionales. A la vez, Pérez Raya destaca la gran labor que están haciendo sus compañeras, que lo hacen sentirse "tremendamente orgulloso" de ser enfermero.

-¿Cómo es en la actualidad la situación de los enfermeros cordobeses que están batallando frente al covid-19?

-La situación actual sigue siendo descorazonadora. Llevan dos meses enfrentándose a la peor crisis sanitaria de los últimos tiempos sin el material de protección adecuado, teniendo que reutilizarlo a menudo ante el desabastecimiento que hay. Aun así, todos los días, las enfermeras y enfermeros cordobeses siguen en primera línea de batalla frente al coronavirus, demostrando un nivel de profesionalidad altísimo. Siguen cuidando a los pacientes con la mejor actitud a pesar de que viven con miedo de contagiarse y de poner en peligro a sus familiares. El impacto a nivel psicológico está siendo enorme. Solo puedo expresar mi absoluta admiración por todos ellos.

-Los colegios profesionales y los sindicatos habéis denunciado desde el principio la falta de material de protección para los sanitarios, ¿ha cambiado la situación en algo en el último mes en Córdoba y Andalucía?

-Ahora el escenario es mejor, pero eso no significa que sea bueno. El material de protección les llega a cuentagotas, es escaso y, para más inri, les mandan mascarillas defectuosas. ¿De qué sirve esperar durante más de un mes la llegada de material de protección si luego no sirve de nada? Han podido estar más de diez días trabajando con esas mascarillas que, en teoría, debían protegerles. Es una situación de indefensión terrible. No tienen a qué agarrarse. Por nuestra parte, el Colegio de Enfermería de Córdoba informó a todos sus colegiados de que íbamos a destinar la totalidad de la cuota de colegiación del mes de abril a adquirir mascarillas FFP2 y quirúrgicas para todos ellos. Estamos repartiendo más de 35.000 mascarillas entre enfermeras, hospitales, centros de salud y residencias. Esta misma semana nos han llegado 20.000 más. Sabemos que es insuficiente pero es lo menos que podíamos hacer.

"La Enfermería es la columna vertebral del sistema. Sin las enfermeras estaríamos perdidos"

-Los últimos datos apuntan a que en Córdoba, casi en un mes, el número de profesionales de la sanidad contagiados ha subido de 87 a 239. ¿Cómo habéis acogido esta noticia?

-Por desgracia, no nos ha sorprendido lo más mínimo. A principios de abril realizamos una encuesta interna para evaluar la presión y riesgos que sufre el personal de enfermería cordobés en su lucha contra el covid-19 en la que participaron más de 500 enfermeras de la provincia. En sus respuestas indicaban que solo se le ha realizado el test al 18% de las enfermeras de Córdoba y, de estas, un 9,5% ha dado positivo. Así, tenemos que el 7% de las 5.000 enfermeras que hay en la provincia ha podido estar afectado por coronavirus. En total, hasta 350 profesionales. Y la cifra podría ser superior porque no se les hace el test a todos los profesionales. Es urgente aumentar el control y la protección de los sanitarios. Nos va la vida en ello, tanto como profesionales como pacientes. El sistema sanitario no puede permitirse el lujo de que el 30% de los contagios en Andalucía sean sanitarios.

-¿Ha habido contrataciones en Córdoba? En caso afirmativo, ¿en qué condiciones?

-Andalucía tardó mucho tiempo en tirar de la bolsa de empleo del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para reforzar las plantillas, pero sabemos que lo han hecho. En un principio se hizo un llamamiento a profesionales recién jubilados para que acudieran voluntariamente a aportar su experiencia y también se intentó tirar de estudiantes de último curso, algo que no tiene sentido teniendo en cuenta el elevado número de profesionales de Enfermería en situación de desempleo. Solo espero que estos contratos de refuerzo que se están realizando tengan las condiciones adecuadas y se alarguen en el tiempo. Uno de los principales problemas de esta crisis sanitaria es la infradotación de personal en hospitales y centros de salud.

-Como presidente del Colegio de Enfermería de Córdoba y de los Consejos Andaluz y General de Enfermería, ¿cómo está viviendo esta crisis sanitaria? Supongo que ha tenido que batallar mucho con las administraciones…

-Sin ir más lejos, desde el Consejo General de Enfermería acabamos de presentar una querella contra el presidente del Gobierno y contra el ministro de Sanidad y varios cargos de su departamento por la falta de protección de los profesionales. A nivel andaluz, todos los colegios provinciales interpusieron, a través del Consejo Andaluz de Enfermería, una denuncia penal contra la delegada del Gobierno en Andalucía y las máximas autoridades y responsables de la Junta de Andalucía por delito contra la seguridad en el trabajo y prevención de riesgos de los profesionales sanitarios andaluces. Su gestión está siendo caótica y es algo que se está reflejando en las altísimas cifras de contagiados entre el personal sanitario. Según una encuesta que hemos realizado a nivel nacional, casi 74.000 enfermeros y enfermeras han presentado síntomas compatibles con covid-19 sin confirmar si han tenido o no la enfermedad por la ausencia de test de diagnóstico. Son cifras escandalosas y tenemos a quien responsabilizar. A nosotros nos mueve la seguridad de las enfermeras y enfermeros, así como la de nuestros pacientes, que están por encima de ideologías o partidos políticos.

Florentino Pérez Raya, en su despacho. Florentino Pérez Raya, en su despacho.

Florentino Pérez Raya, en su despacho.

-A nivel personal, ¿cómo se siente al ver que sus compañeros han tenido (y en algunos sitios siguen teniendo) que ir a trabajar desprotegidos?

-Me genera muchísima impotencia. Desde los colegios profesionales estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano por mejorar su situación pero es como clamar en el desierto. Además de adquirir el lote de mascarillas del que ya he hablado, el Colegio ha contratado a una psicóloga para que pueda prestar atención individualizada a los colegiados que lo necesiten. Esta situación de indefensión ante la falta de material de seguridad, que está alargándose demasiado en el tiempo, está haciendo mella en la salud mental de los estos profesionales. Estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano desde nuestra posición para cuidar a quien nos cuida. La Enfermería es la columna vertebral del sistema sanitario. Sin las enfermeras estaríamos perdidos.

-¿Se ha llevado muchas decepciones en el último mes por pensar que iban a tener más apoyo de la administración o de representantes institucionales, que iban a escuchar y llevar a cabo sus demandas, etc?

-Creo que ya ha quedado patente por mis palabras que estoy profundamente decepcionado con quienes deberían protegernos y no lo hacen de forma adecuada. Sin embargo, también tengo que decir que he encontrado muchos motivos por los que sentirme tremendamente orgulloso de ser enfermero. Los profesionales de Enfermería están demostrando un nivel de excelencia en los cuidados fuera de lo común, teniendo en cuenta los niveles en los que se está trabajando. A eso hay que sumar el reconocimiento de la sociedad, que nos brinda su aplauso cada día. Es emocionante ver tanto cariño entre tanta desesperación.

"Estoy profundamente decepcionado con quienes deberían protegernos y no lo hacen de forma adecuada"

-¿Ha destapado esta pandemia las debilidades del sistema sanitario?

-Las ha acentuado más si cabe. Desde el Colegio de Enfermería de Córdoba, así como desde la Organización Colegial en su conjunto, llevamos muchos años denunciando el insostenible escenario en el que se encuentra nuestro sistema sanitario, especialmente la situación de la Enfermería. Hemos vivido muchos años en los que se ha cargado sobre las espaldas de los profesionales sanitarios el peso de la sanidad mientras empeoraban las condiciones de trabajo, no se reforzaban las plantillas y disminuía drásticamente la inversión.

-Una de las denuncias permanentes del colectivo enfermero es la baja ratio de profesionales por habitantes que hay en Córdoba. ¿En qué situación estamos y cuántas contrataciones harían falta para estar en los niveles que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS)?

-Actualmente, la provincia de Córdoba cuenta con 494 profesionales de enfermería por cada 100.000 habitantes. Andalucía, 456; y España, 585. Por comparar estas cifras, Navarra cuenta con 868. Para llegar a los estándares de la OMS, habría que empezar por doblar la cifra de enfermeras y enfermeros en Córdoba.

-En Andalucía, por las comparecencias y los datos que llegan desde la Junta, parece que la pandemia está controlada y no ha habido problemas para atender a los pacientes en los hospitales. Desde el conocimiento que usted tiene de la situación, ¿eso es así?

-Si comparamos las cifras de Andalucía con, por ejemplo, Madrid, aquí hemos tenido la suerte de que el ritmo de contagios ha ido aumentando de forma más escalonada y en menor número, lo que ha permitido un mejor control y atención a los pacientes. Pero eso no significa que no se hayan dado, y todavía se den, situaciones dramáticas en las UCI o a las puertas de Urgencias, con el personal desbordado y extenuado.

-La Junta ha anunciado que Atención Primaria será el muro de contención del coronavirus una vez que pase esta primera ola. ¿Están los centros de salud preparados para lo que se les viene encima?

-Atención Primaria está haciendo una labor encomiable estos días y espero que los centros de salud se refuercen para los meses que nos quedan por delante. Los enfermeros y enfermeras de los centros de salud no solo están realizando el seguimiento de todos los cordobeses aislados por coronavirus sino que también continúan acudiendo a los domicilios para impartir los cuidados pertinentes. Por último, no quiero dejar pasar la oportunidad de poner de nuevo en valor la encomiable labor que están realizando estos profesionales ante esta terrible crisis sanitaria. Se están jugando la vida cada día frente a esta pandemia sin medios de protección. Solo puedo darles las gracias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios