Economía

Los empresarios del turismo en Córdoba sitúan su recuperación a finales de 2021 o principios de 2022

  • Un estudio del Centro de Análisis y Prospectiva del Turismo de la UCO evidencia la incidencia del covid-19 en el sector

  • Las pérdidas en el primer trimestre del año fueron de 150 millones de euros, cantidad que aumentará cuando se confirmen los datos del segundo

Presentación del estudio, en el Centro de Recepción de Visitantes. Presentación del estudio, en el Centro de Recepción de Visitantes.

Presentación del estudio, en el Centro de Recepción de Visitantes. / E. D. C.

La crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus ha supuesto un varapalo para prácticamente todos los sectores. En Córdoba, una de las peores partes se la ha llevado el turismo, a su vez, pilar fundamental del tejido productivo de la capital y la provincia. Ahora, los empresarios del sector intentan resarcirse de las pérdidas millonarias que ha causado la crisis sanitaria y vislumbran cierta recuperación, pero no a corto plazo.

Esta es una de las principales conclusiones que se extrae de la Encuesta sobre la Situación Actual, Problemática y Perspectivas de Recuperación del Sector Turístico Cordobés en el Escenario del Covid-19, realizada por el Centro de Análisis y Prospectiva del Turismo de la Universidad de Córdoba. A través de encuestas realizadas a un gran número de empresarios del sector, que abarca desde empresarios hoteleros, hasta artesanos, hosteleros o dueños de viviendas turísticas, la Universidad ha podido realizar un análisis intenso de la situación que atraviesa actualmente el turismo en la provincia de Córdoba.

Tal y como ha explicado el director del Centro de Análisis y Prospectiva del Turismo de la UCO, Manuel Rivera, las expectativas de los empresarios son "muy modestas", tanto que sitúan la recuperación de sus cuentas a finales de 2021 o principios de 2022.

Aún así, Rivera ha dejado claro que el turismo cordobés no ha sido, "ni mucho menos", el más dañado por esta crisis, gracias, en parte, al empuje que ha supuesto el sector rural en los peores meses. Otro de los aspectos positivos extraídos del estudio es que el sector tiene todavía una capacidad de desarrollo importante, aunque Rivera ha definido la situación como "un gigante con los pies de barro".

Las razones de que esa capacidad no explote son varias, y entre ellas destaca el hecho de que el tejido empresarial cordobés está "muy fragmentado", en palabras de Rivera. También hay una ausencia clara de de líneas de ayudas especializadas. Por ejemplo, el 75% de los encuestados no ha solicitado los créditos ICO (definidos por el Estado como una de las mejores herramientas para hacer frente a la crisis), y una de las principales causas de que no lo hayan hecho es no tener si quiera la capacidad para gestionarlas.

Una leve mejoría durante el verano

Lo que sí se ha percibido es una leve mejoría durante el verano, especialmente por esa potencialidad del turismo rural y activo. También ha tenido que ver en este atisbo de optimismo el buen comportamiento del Puente del Pilar, pero todavía se está lejos de volver a las cifras de 2019, un año muy positivo en las cifras del sector.

Y es que, según ha explicado Rivera, el sector turístico generó en Córdoba durante el año pasado un impacto económico de 1.500 millones de euros, y eso solo de forma directa. Sin embargo, en el primer trimestre de este año, con el estado de alarma ocupando una mínima parte de ese periodo, ya se perdieron 150 millones. Y la cifra será aún mayor cuando se confirmen los datos del segundo trimestre.

Los hoteles, los más afectados

Y mientras el turismo rural ha salido algo beneficiado de la situación, a los hoteles les ha ocurrido todo lo contrario y han sido los que han salido peor parados de todo esto. En julio estaban cerrados el 58% de los hoteles de Córdoba, y en agosto la cifra bajó hasta un 48%

Tal es la situación del parque hotelero que los encuestados consideran que no será de los primeros en recuperarse de la crisis. Mientras casi un 64% de los participantes en el estudio inciden en que los alojamientos de turismo rural podrán recomponerse antes, solo un 27% opina lo mismo de los hoteles.

Rivera ha explicado sobre esto que el turismo rural no tiene que entenderse como ajeno a la capital, ya que en la ciudad también se da la oportunidad de disfrutar de este tipo de alojamientos. La clave, ha manifestado, es potenciar este turismo, darle mayor promoción.

Las necesidades

Como conclusión, los empresarios abogan por varias claves a la hora de conseguir salir del agujero. Entienden que es necesario no depender tanto de los canales intermediarios que tienen sedes sociales fuera de Córdoba, al tiempo que piden mayor profesionalización de los recursos humanos, que también necesitan mejores condiciones para no irse fuera. 

Otra de las claves se sitúa en una agrupación real del empresarial, alejada de esa atomización actual, que provoca un aislamiento del empresarios que no supone para nada un beneficios.

Por su parte, la primera teniente de alcalde y delegada de Turismo en el Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Albás, ha recordado que con la pandemia "hemos aprendido que las cosas pueden cambiar de un día para otro" por lo que ha recomendado "aprender" de lo que está pasando ahora para cuando todo acabe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios