Elecciones generales 2019 en Córdoba Volver a empezar

  • La convocatoria de elecciones generales obliga a los partidos a cambiar el paso de las municipales y dedicar unas semanas a configurar las listas al Congreso y al Senado

Pedro Sánchez, cuando anunció la convocatoria electoral. Pedro Sánchez, cuando anunció la convocatoria electoral.

Pedro Sánchez, cuando anunció la convocatoria electoral. / Efe

El gran periodista José Izquierdo, al que pueden leer ustedes de vez en cuando en la contra de este periódico con sus maravillosas entrevistas, proponía esta semana a través de Twitter una guía para sobrellevar este empacho electoral. Los dos convenimos en que lo más sensato es huir. Ybien lejos. Pero para los que nos dedicamos a esto no hay más remedio que permanecer aquí para contar lo que dicen unos y otros, dar cuenta de las promesas que vuelven a sacar a relucir proyectos en los que el resto del año nadie se encarga o informar de las listas de cada partido, esto último lo único que puede resultar entretenido por aquello de ver cómo se colocan o recolocan nuestros políticos.

La convocatoria de elecciones generales el 28 de abril viene a sacudir a los partidos que estaban inmersos en sus campañas locales y que ya tuvieron que alterar por la cita autonómica. Por mucho que se diga, veremos a ver cómo llegan los candidatos a mayo con una ciudadanía harta ya de votar. Pero bueno, a lo que vamos. Que antes de conocer las listas de los comicios locales habrá que despejar la incógnita de las generales y tiene su morbo, sobre todo en algunos partidos.

El PSOE en Córdoba y en Andalucía ya no es lo que era desde la victoria de Pedro Sánchez sobre Susana Díaz, desde la llegada de éste a la presidencia del Gobierno previa moción de censura y con el desalojo de Díaz de la Junta. El auge de los sanchistas ha incrementado su fuerza y lo más lógico sería que el cabeza de cartel de la lista del PSOE al Congreso sea la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

El consejero de Agricultura, Luis Planas, puede tener también su sitio. María Jesús Serrano y Antonio Hurtado son los diputados actuales en el Congreso, aunque su papel ha sido muy limitado a excepción de la continua actividad que sí desarrolla Hurtado.

A todo esto hay que sumar a los que han tenido que salir de la Junta de Andalucía tras la llegada a San Telmo de PP y Cs y que hay que recolocar tanto en estas listas como en las de las municipales. El PSOE en Córdoba estaba inmerso en su proceso asambleario para proponer nombres a la alcaldesa, Isabel Ambrosio, aunque ahora habrá que priorizar la plancha general. Por cierto, que la renovación en la candidatura de Ambrosio era evidente, pero ya confirmada con las salidas anunciadas de Emilio Aumente y David Luque. Precisamente esos puestos se suplirán con esas salidas de la Junta y de consejerías como Salud.

En Ciudadanos no tienen todavía el nombre de su candidato a la Alcaldía de Córdoba y esta convocatoria electoral también puede alterar los planes. Desde el verano se hablaba –y aquí se dijo ya– de Isabel Albás como posible aspirante, aunque también se habló del diputado Marcial Gómez, que se ha ganado el respeto en el partido en los últimos años y que no tiene nada que ver con el Marcial Gómez de sus inicios.

Lo que la formación naranja tiene claro es que no va a haber primarias y se había dicho marzo como fecha límite para decidir a su candidato municipal. Antes tendrá que estar la plancha a las generales. Si es voz populi que Ciudadanos “no tiene gente” para asumir todos los cargos para cubrir en la Junta, esta nueva lista será también una prueba para ellos.

Algunos partidos no tienen candidato a las municipales y tienen que pensar en el Congreso

Unidos Podemos tendrá que decidir si va en coalición o por separado. La formación morada ya celebró su proceso de primarias que en Córdoba dejó como cabeza de lista a Martina Velarde. En IU, bastante tienen con la guerra interna desatada a cuenta de la votación para las municipales que dejó a Pedro García como aspirante frente a Amparo Pernichi.

Queda el PP, que hace lo mismo que todos los partidos, pero al menos no lo intenta vender como un proceso abierto ni asambleario. En el Congreso tiene ya su sitio Rafael Merino que, ya que finalmente no ha sido delegado de la Junta, tendrá que mantener. En su momento se habló también de que José Antonio Nieto regresara a Madrid si quedaba como parlamentario raso, aunque su nombramiento como portavoz puede cambiar esa teoría.

Y Vox, el gran desconocido aún en Córdoba, pero al que menos le preocupa el nombre del candidato porque, pongan a quien pongan, ya saben que les van a votar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios