Córdoba

La Diputación pide ocho años de cárcel para el exgerente del Consorcio de Bomberos

  • Además de prisión el exdirectivo, la institución solicita seis años para el jefe de contabilidad

Uno de los parques comarcales del Consorcio de Bomberos. Uno de los parques comarcales del Consorcio de Bomberos.

Uno de los parques comarcales del Consorcio de Bomberos. / El Día

La Diputación de Córdoba pide ocho años de prisión y 20 de inhabilitación para quien fuera gerente de su Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, al que acusa de malversar en su beneficio 610.279 euros durante los años que estuvo en el cargo, entre 2000 y 2012.

Para el jefe de Contabilidad y Administración en funciones durante ese período, la institución pide seis años de prisión y 15 de inhabilitación como cooperador necesario en el delito de malversación de caudales públicos que imputa al ex gerente, por no haber hecho nada por impedirlo pese a ser conocedor de los hechos.

La Diputación se adhiere de esta manera al escrito de acusación presentado por el Ministerio Fiscal y que describe las acciones del ex gerente a lo largo de 13 años para hacerse mediante cuatro procedimientos fraudulentos con los más de 610.000 euros en su provecho, han informado a Efe fuentes de la institución provincial.

La malversación, según la acusación pública y la de la propia Diputación, comenzó el mismo año del nombramiento del gerente, en 2000, cuando éste empezó a concederse anticipos reintegrables o quincenales de nóminas que “ni devolvió ni compensó” y que hasta 2012 totalizaron 95.414 euros. Un año después empezó a consignarse horas extraordinarias que no podía cobrar “dada la naturaleza del cargo de alto directivo” del acusado, según la acusación, hasta reunir 2.090 entre abril de 2001 y julio de 2006 y cobrar por ello indebidamente otros 127.860 euros.

En 2007 se inició el fraude que mayor desvío de fondos propició. Entre enero de ese año y marzo de 2012 el ex gerente se hizo 46 transferencias y órdenes de pago desde el Consorcio a su cuenta corriente por un importe total de 310.891 euros, “que no presentaban ningún justificante de gasto asociado (factura o albarán), por lo cual, no se deben a bienes recibidos o servicios prestados”.

Por último, entre noviembre de 2010 y febrero de 2012 se transfirió sucesivamente a su cuenta el mismo importe de las facturas de la empresa que se encargaba de la limpieza del Consorcio, aunque sin ningún soporte contable, por valor de 76.113 euros.

Tres de estos cuatro métodos siguieron activos durante los meses en el que el ex gerente se mantuvo al frente del Consorcio después de cambiar el gobierno en la Diputación de Córdoba y pasar del PSOE al PP en julio de 2011.

Fue precisamente su relevo en febrero de 2012, por una persona de confianza del nuevo gobierno provincial del PP, lo que provocó una cascada de denuncias. En concreto, en mayo de ese año la Diputación puso en conocimiento de la Fiscalía el primero de los métodos fraudulentos, la duplicación de las cantidades de las facturas de la limpieza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios