EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

Desescalada Córdoba: Lo que no se puede hacer en la fase 2

  • Córdoba inicia este lunes una nueva etapa de la desescalada en la que se alivian las restricciones, pero todavía hay actividades prohibidas

  • Por el momento, el aforo seguirá reducido en determinados espacios, como los bares y restaurantes

  • Todavía no se puede viajar a otra provincia, algo para lo que habrá que esperar a finales de junio

  • Los municipios de Córdoba preparan ya la apertura de las piscinas públicas

Varias personas toman algo en una terraza en la plaza de la Corredera de Córdoba. Varias personas toman algo en una terraza en la plaza de la Corredera de Córdoba.

Varias personas toman algo en una terraza en la plaza de la Corredera de Córdoba. / Juan Ayala

La provincia de Córdoba da un paso más este lunes 25 de mayo en su camino hacia la nueva normalidad. Tras dos semanas en la fase 1 en las que se ha permitido el reencuentro con familiares y amigos o se ha podido tomar un café en una terraza, ahora se avecina la fase 2. Menos restricciones en los encuentros sociales y la apertura de espacios como playas y piscinas son algunas de las claves de esta segunda parte de la desescalada.

Sin embargo, ni mucho menos desaparecen esas limitaciones cuyo fin último es evitar una mayor propagación del coronavirus, especialmente cuando se ha conseguido paliar, o al menos reducir, su extensión. Por lo tanto, hay muchas cosas que aún no están permitidas en esta nueva fase en la que entra la provincia este lunes y que quedan reservadas o bien para la fase 3 o bien para la llamada nueva normalidad.

En el ámbito de la restauración, la fase 2 permite ya consumir dentro de los establecimientos. Pero ojo, para que esto sea legal debe ser en una mesa porque, hasta la fase 3, no podrán utilizarse las barras de los bares para tomarse algo (y cuando se pueda se hará con una distancia de seguridad). Además, tanto para la terraza como para el interior sigue existiendo el aforo limitado a un 50% de la capacidad.

En cuanto a discotecas y pubs nocturnos, no podrán abrir en la fase 2. Si te has preguntado cuándo abren locales como Góngora Gran Café o el Long Rock, debes saber que no lo harán hasta el 8 de junio. Y esto será así si Córdoba pasa a la fase 3 de la desescalada y si los propios establecimientos lo estiman oportuno, dado que la reapertura será con un aforo máximo de un tercio.

Con respecto a los centros comerciales, no podrán usarse las zonas comunes y el aforo estará limitado. 

Desde este lunes 25, los hoteles podrán abrir zonas comunes a un tercio de su capacidad, pero tendrán que esperar a la fase 3 para poder ampliar ese espacio hasta la mitad. En Córdoba, en cualquier caso, el sector entiende que hasta que no se elimine la prohibición de viajar entre provincias, los hoteles prestarán una muy escasa actividad.

Y ahí está otra de las prohibiciones. En la fase 2 no se puede viajar entre provincias, incluso aunque las mismas sean limítrofes y se encuentren en la misma etapa de la desescalada. Todo apunta a que esto podrá hacerse una vez finalice la fase 3 (ni siquiera dentro de esa fase) por lo que para poder ir a otra provincia habrá que esperar, al menos, hasta finales del mes de junio.

Otra de las prohibiciones es ir a una corrida de toros. El Gobierno no ha autorizado la apertura de las plazas para la fase 2, sino para la 3, por lo que habrá que esperar hasta el 8 de junio para ver un espectáculo de este tipo.

Los autobuses seguirán con restricciones de aforo y con ciertas medidas de seguridad, como el hecho de que se pueda pagar únicamente con el bonobús. No será hasta la fase 3 cuando el transporte público quede libre de restricciones de aforo.

En resumen, la fase 2 en la que entra Córdoba este lunes implica algunas permisiones con respecto a la fase 1, sobre todo esa reapertura de playas y piscinas, o de espacios culturales, como pueden ser los museos. El salto a la fase 3 no parece tan drástico, aunque lo que prima es la reducción del número de personas que están en un espacio, algo que va aumentando de manera paulatina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios