Infraestructuras

El desarrollo logístico evidencia que Córdoba necesita cuanto antes la Variante Oeste

  • El Gobierno afirma que es la Junta la que debe solicitar la firma de un convenio para su ejecución

  • El alcalde se ha sumado a la exigencia para que el proyecto se desbloquee

El nuevo ramal que sortear las vías del tren que llegan a El Higuerón. El nuevo ramal que sortear las vías del tren que llegan a El Higuerón.

El nuevo ramal que sortear las vías del tren que llegan a El Higuerón. / Juan Ayala

La Variante Oeste es una de las infraestructuras pendientes en Córdoba. Se trata de un viario de doble carril que uniría la carretera del aeropuerto (N-437) con la de Palma del Río (A-431), justo por la zona del Parque Joyero y del centro intermodal de transportes de El Higuerón. Casi dos décadas han pasado desde que se comenzó a plantear este tramo, pero poco se ha avanzado. La prioridad en su momento fue la Autovía a Málaga, la Variante de Porcelanosa y el puente de Ibn Firnás, que taparon la demanda de este vial que permitiría acceder a la A-45 y a la A-4 bordeando la ciudad.

La situación, ahora, ha cambiado. Todas esas infraestructuras están ya en funcionamiento y los planes de crecimiento de la ciudad evidencian que la Variante Oeste es una necesidad para Córdoba. Así, la Agencia Pública de Puertos de Andalucía ha redactado un segundo plan funcional del Área Logística de El Higuerón, que prevé su desarrollo en ocho años y que incluye la enajenación de parcelas a agentes privados. En la negociación para la venta de suelo, algunos de los compradores ya han exigido la necesidad de este vial para desarrollar su actividad, un mensaje que ha llegado con claridad a la Junta.

De hecho, en el plan funcional del Área Logística de Córdoba se hace referencia a este corredor y señala que "a medio plazo, cuando se ejecute la segunda fase de la Variante Oeste que está en proyecto, el Área Logística de Córdoba tendrá conexión directa con la Autovía del Sur (A-4)".

Además, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha reclamado la Variante Oeste tanto en público como en privado a los responsables de la Consejería de Fomento. La última vez fue el pasado viernes, cuando en la presentación del proyecto Andalucía en Marcha, Bellido dijo que el Gobierno andaluz se había "comprometido" a pedir al Ejecutivo central la firma del convenio para ejecutar las obras de la variante. Desde la Junta no hay todavía un pronunciamiento claro, pero algunas fuentes señalan que “no habría inconveniente” en poner el foco en esta carretera.

Además de su urgencia para el parque logístico, Córdoba cuenta en esa zona con el futuro Centro de Convenciones y Ferias, cuya terminación se ha desbloqueado hace unos días, con lo que podría estar operativo a finales del año que viene. Para su puesta en carga, también sería importante la ejecución de la variante.

¿Y qué dice el Gobierno? Sobre la Variante Oeste registró una pregunta recientemente la senadora cordobesa del PSOE María Ángeles Luna, a quien el Ejecutivo de Pedro Sánchez contestó que "es necesario suscribir un convenio que desarrolle los previsto en el protocolo de 2006" para esta carretera y añade que la variante tiene "mayor funcionalidad” en la red autonómica de carreteras que en la estatal, por lo que “la iniciativa para el convenio debe partir de la Junta de Andalucía, ya que el objeto del mismo es la cesión a la Junta de la vía (y por tanto debe aceptar esa cesión) y la definición de compromisos presupuestarios a asumir por la Junta y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana".

El tramo pendiente es de 2,3 kilómetros y debe sortear la vías del tren a El Higuerón

Así las cosas, el departamento que dirige José Luis Ábalos da a entender su predisposición a impulsar la carretera, pero reclama que sea el Gobierno de Juanma Moreno el que lo solicite. En cuanto a las apreciaciones sobre el coste de las obras, en el protocolo que en 2006 firmaron el entonces presidente andaluz, Manuel Chaves, y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ya se habla de un presupuesto aproximado de 23,6 millones de euros, de los que 20,1 aportaría la Administración central y 3,45 millones (sobre el 15%) la autonómica, si bien esos porcentajes podrían cambiar en una futura negociación, así como el coste definitivo.

El Pleno de la ciudad también movió ficha en febrero de este año, cuando todos los grupos aprobaron una moción conjunta en la que pedían precisamente al Gobierno que firme cuanto antes el convenio de la Variante Oeste.

Este tramo pendiente, y que ahora se hace más necesario por el desarrollo urbanístico y logístico de Córdoba, tendría una longitud de 2,3 kilómetros, según los estudios que realizó en su momento el Gobierno central. El alto coste del mismo obedece a que la nueva carretera tendría que sortear las vías del tren que llegan hasta el centro intermodal de El Higuerón, lo que obliga a construir, al menos, un paso elevado o contemplar el soterramiento del trazado. Su cometido será el de canalizar el tráfico, sobre todo pesado, que moviliza el centro logístico y las áreas comerciales e industriales localizadas en la carretera de Palma del Río.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios