Córdoba

Sindicatos y asociaciones de padres denuncian el cierre de aulas en Córdoba

  • Una quincena de organizaciones educativas elevan a más de 150 las unidades que se clausurarán al cierre del actual curso

Un momento de la concentración frente a la Delegación de Educación. Un momento de la concentración frente a la Delegación de Educación.

Un momento de la concentración frente a la Delegación de Educación. / Juan Ayala

Representantes de sindicatos del área de enseñanza, el Frente de Estudiantes y la plataforma de asociaciones de padres y madres Niños del Sur, que agrupa a cuatro colegios públicos y un instituto, se han concentrado ante la sede de la Delegación de Educación -ubicada en el edificio conocido popularmente como el de los Ministerios- para denunciar el cierre de aulas en Córdoba. 

Los números que manejan estas quince organizaciones es que entre 2011 y 2017 se han perdido 244 aulas de Infantil, Primaria y Secundaria, de las que 131 corresponden al primer ciclo educativo y han anotado que este número se incrementará hasta las 150 una vez que termine el actual curso escolar.

El representante de Ustea, Antonio Bujalance, ha destacado la importancia de que todas las entidades hayan comparecido juntas -la convocatoria ha contado con el respaldo de casi un centenar de personas- "para defender la escuela pública". Ante la eliminación de aulas en los últimos años, Bujalance ha considerado que "es hora de revertir la situación". 

A su juicio, la concertada también "tiene que asumir la cuota de la bajada de la natalidad".

En esta línea y en el comunicado que han repartido en la concentración, las organizaciones aseguran que en los centros concertados "no sólo se cierran aulas, sino que el próximo curso se atenderá a más de la mitad del alumnado de muchas capitales y ciudades medias". 

A la concentración también ha acudido la responsable del área de Enseñanza de CSIF, Elena García, quien ha vuelto a poner de manifiesto la pérdida de unidades y ha hecho un llamamiento a la Administración educativa para que se reduzca el número de alumnos por aula y se permitan desdobles y refuerzos.

"No se puede consentir el desmantelamiento de la educación pública", ha subrayado el presidente de ANPE, Francisco Luque, quien ha considerado necesario que Educación "tome medidas acertadas". Además, ha subrayado que "vamos a seguir en la lucha a en favor de nuestros hijos".

Desde CGT, Francisco García, ha denunciado que "la privatización de la educación es un hecho claro" y, por ello, ha considerado que es necesario "decir basta a ello y apostar por una educación inclusiva".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios