Secretos Veterinarios | Cuidado de mascotas en primavera En primavera, la sangre se "altera"

  • Con la llegada del buen tiempo es recomendable adoptar algunas medidas en el cuidado de las mascotas, a las que también les pueden afectar las alergias

En primavera, la sangre se "altera". En primavera, la sangre se "altera".

En primavera, la sangre se "altera". / El Día

En primavera la sangre (y el organismo) se altera y con ella no sólo disfrutaremos de temperaturas más cálidas, de más horas de sol y del estallido de color de esta época del año. También nuestras mascotas padecerán las enfermedades que, aletargadas en el invierno, esperan como agua de mayo para aflorar en citada época de año. Por ello, os cuento lo casos más frecuentes que vemos en VitalVet.

Alergia primaveral en perros y gatos

Como se ha dicho anteriormente, además de afectar a las personas, el polen y las alergias también inciden en nuestros perros y gatos cada vez más. Los síntomas de la alergia pueden ser el escozor, molestias en la piel o el enrojecimiento de partes de su piel. Tendrás que prestar atención ante cualquier síntoma para poder prevenirla y que no se complique. Para combatir las alergias te recomendamos bañar al animal con mayor frecuencia y mantenerlo con el pelo más corto de lo normal. De esta forma, tendrá una buena oxigenoterapia que le ayudará a combatir mejor el picor y el malestar.

La leishmaniosis

Durante esta época del año, dicha enfermedad aparece en un gran número de mascotas. Esto sucede por el incremento de los insectos durante la primavera, muchos de ellos viven su ciclo reproductivo. Los flebótomos, un tipo de mosquito, pero de menor tamaño, son los causantes de la leishmaniosis y pueden llegar a suponer un gran problema.

Cuando pican a tu perro, causan mucha molestia y se generan erupciones en la piel que pueden incomodar mucho al animal. Su consecuencia principal es la pérdida del pelaje de tu perro, pero también puede llegar a afectar a los humanos.

En el caso de los gatos, es una enfermedad mucho menos frecuente, aunque ya se han descrito casos. Ellos suelen desarrollar esta enfermedad con la picadura del insecto si presentan inmunodepresión, es decir, si tienen las defensas bajas.

Te recomiendo el uso de collares repelentes de insectos, poner mosquiteras en ventanas y puertas en la medida de lo posible y/o los enchufes antimosquitos para prevenir el contacto con los mosquitos.

Actualmente tenemos vacunas frente a esta enfermedad que, según el animal, puede llegar a protegerlo entre el 70 y el 90%.

Las garrapatas y las pulgas

También hay que prestar atención a los parásitos, puesto que los ambientes más cálidos propician su supervivencia. Las pulgas, pulgones, garrapatas y otras especies pueden ocasionar muchos problemas a tu mascota. Las garrapatas aparecen durante la primavera y pueden engancharse al pelo de tu perro o de tu gato causándole gran malestar. No hay mucha gravedad, pero puede comportar el contagio de otros microbios y dar lugar a una anemia en el animal.

Las pulgas también suponen un problema. Si tu perro o tu gato le llega una de ellas, puede conllevar una dermatitis aguda que es muy difícil de erradicar si el animal ha estado expuesto un largo tiempo. Ver que tu animal se rasca, se restriega o se muerde para calmar el picor, será un toque de atención para que lo lleves al veterinario para su valoración y tratamiento.

Irritación en las almohadillas

El buen tiempo provoca el incremento de los paseos, que hace que los perros sufran enrojecimiento, ampollas, hinchazón e incluso heridas debido a la menor costumbre en los meses de frío. Puedes utilizar geles de aloe vera para aliviar sus síntomas, se pueden hacer baños de agua tibia después de un largo paseo y existe una gran cantidad de cremas protectoras para endurecer ciertas partes del cuerpo y que nuestro animal no sufra el daño secundario de un largo paseo.

Mi recomendación es que si tu animales cojea después de una larga caminata, revises bien sus almohadillas para descartar la presencia de cortes o cuerpos extraños, así como valorar si existe mucho o poco enrojecimiento. En el caso de existir mucho cambio de coloración, consulta a tu veterinario para que él decida cuál es el mejor tratamiento.

Puedes mandarnos, si quieres que hablemos de un tema en concreto, un mail a info@vitalvetcordoba.es y estaré encantado de publicarlo. Feliz domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios