Confederación Hidrográfica del Guadalquivir

La CHG destina 333.000 euros a la mejora de 355 kilómetros de caminos en Córdoba

  • El organismo de cuenca gestiona 117 vías de comunicación en la provincia

  • Recorren las zonas regables de Bembézar, Guadalmellato o el Genil-Cabra

Carretera en mal estado de la CHG. Carretera en mal estado de la CHG.

Carretera en mal estado de la CHG. / El Día

Las carreteras y caminos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) en la provincia son claves no sólo para el desplazamiento del personal de esa institución, sino para muchos agricultores que las utilizan como vía de acceso a sus fincas o para sacar las cosechas a lo largo del año. Por ello, estas infraestructuras sufren un elevado deterioro, del que las distintas comunidades de regantes se han hecho eco en no pocas ocasiones. Para paliar esta situación, la CHG ha encargado a una empresa que durante al menos un año se haga cargo de la conservación de estas vías de comunicación, concretamente 117, que suman una red de 355 kilómetros.

En estas actuaciones, el organismo de cuenca invertirá algo más de 333.000 euros, después de que haya adjudicado a la empresa Pavimentos Asfálticos Andaluces SL las obras tras un concurso en el que esta firma presentó la oferta económica más baja, concretamente un 43% inferior al presupuesto base, que era de 590.000 euros.

En cualquier caso, la Confederación ha justificado la puesta en marcha de este plan de conservación y mantenimiento incidiendo en que “el uso de estas infraestructuras, así como el paso del tiempo, ocasionan un deterioro progresivo que hace necesarias las labores de mantenimiento para conservar su funcionalidad bajo unas condiciones de seguridad y comodidad aceptables para el usuario”. Asimismo, la CHG argumenta que “resulta imprescindible la adecuación de las vías a los requerimientos actuales considerando la evolución del tráfico y los cambios de uso que han tenido lugar”.

Entre los trabajos a realizar por la firma adjudicataria están la elaboración de un estudio que detalle la situación inicial, actualizar el inventario de vías del organismo de cuenca, concretar las necesidades de cada una, un proyecto de obra y la ejecución del mismo. En ese sentido, la CHG habla en su informe previo de una mantenimiento “preventivo” y otro “correctivo”, con el objetivo final de modernizar en lo posible las infraestructuras viarias que son de su propiedad y adaptar los caminos a los usos actuales. La complejidad de esas operaciones es lo que ha llevado a la entidad dependiente del Ministerio de Transición Ecológica “a la contratación de una empresa especializada y acreditada” para ello.

Una situación muy desigual

Esos 355 kilómetros de caminos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en la provincia de Córdoba se distribuyen en distintas comarcas, como son las zonas regables de Fuente Palmera, Genil-Cabra, Guadalmellato, Bembézar y las carreteras de acceso a la presas. Cada una de ellas presenta una situación diferente, de manera que en el Guadalmellato sobresale la situación “deficiente”, según reconoce la CHG, de los 30 kilómetros de vías que no están asfaltados, mientras que califica como “aceptable” los 51 kilómetros asfaltados.

En cuanto a la zona regable del Bembézar, cuenta con una red de muy amplia de casi 184 kilómetros, repartidos en 75 vías de comunicación. De ellos, 81 están alquitranados y 103 carecen de asfalto. La señalización horizontal y vertical es escasa y presentan deficiencias las cunetas y las obras de fábrica, según el informe elaborado por el organismo de cuenca. Fuente Palmera cuenta con 17 vías que suman 31 kilómetros, de los que sólo 5,8 están asfaltados. Sobre los caminos de servicio a presas y el canal Genil-Cabra, alcanzan los 58 kilómetros, de los que 20 están sin asfaltar, repartidos en seis vías de comunicación. Su estado actual es aceptable, si bien presenta algunos problemas en las cunetas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios