Córdoba

La guitarra de Vicente Amigo suena en “el lugar más bonito del mundo”

  • Vicente Amigo muestra su “corazón” ante cientos de cordobeses en un concierto en la Mezquita-Catedral

Vicente Amigo, durante su concierto en la Mezquita-Catedral. Vicente Amigo, durante su concierto en la Mezquita-Catedral.

Vicente Amigo, durante su concierto en la Mezquita-Catedral. / Juan Ayala

Pocos monumentos hay en el mundo tan maravillosos como la Mezquita-Catedral y pocos guitarristas –o ninguno– tocan como Vicente Amigo. Estas dos señas de identidad de Córdoba se han unido esta noche en un concierto que se ha enmarcado en la celebración del 25 aniversario de la declaración del Casco Histórico como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El guitarrista, que ha tocado temas de Paseo de Gracia como Autorretrato y, sobre todo, de Tierra, se ha dirigido al público para mostrarle su agradecimiento “porque nos arropen en este lugar sobrecogedor para todo el que siente”.

“Vamos a intentar devolver ese gesto con el corazón; gracias por compartir este rato en el lugar más bonito del mundo”, ha dicho Vicente Amigo antes de volver a tocar su guitarra para deleitar a los asistentes.

Había una gran expectación, como cada vez que el maestro ofrece un concierto en la ciudad; tanto que había más personas que sillas preparadas en la Mezquita-Catedral, aunque luego todo el mundo pudo sentarse. Representantes de todos los ámbitos (político, empresarial, jurídico, sanitario...) han acudido a esta cita conmemorativa organizada por el Ayuntamiento.

El halo de misterio y timidez de Vicente Amigo se ha magnificado en este entorno:tocando en medio de la Mezquita, rodeado de sus columnas y de toda la historia que el templo guarda en sí. Pero, además, ha estado apoyado por su gente, la más cercana y la que lo admira. Una mezcla de lo sagrado y lo profano, de pureza y rebeldía, pero sobre todo de flamenco, para celebrar el patrimonio que atesora Córdoba.

Con un entorno así, al guitarrista se le notaba a gusto, tocando como solo él sabe, alzando su cabeza y cerrando los ojos de forma intimista en ese gesto tan suyo que esta noche ha cobrado más sentido que nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios