Cómic sobre pacientes ostomizados La visibilidad como mejor tratamiento

  • Silvia Nin, supervisora de hospitalización del Hospital San Juan de Dios, participa en un cómic que refleja situaciones cotidianas de pacientes ostomizados

Silvia Nin con el cómic en sus manos Silvia Nin con el cómic en sus manos

Silvia Nin con el cómic en sus manos / Juan Ayala

Desarrollar una actividad normal en el día a día es un privilegio que puede pasarse por alto en muchos casos en los que la rutina y las diferentes situaciones que surgen en ella llegan a restar importancia al resto de aspectos que se dan por hechos.

Sin embargo, cuando alguna complicación altera esta dinámica, la independencia y las facilidades perdidas retoman un valor a veces olvidado.

Por ello, el trabajo de los profesionales de los hospitales se vuelve aún más importante, al ser una ayuda esencial para los pacientes a la hora de gestionar la nueva situación que afrontan los pacientes tras nuevos diagnósticos o intervenciones.

Un claro ejemplo es la supervisora de hospitalización del Hospital San Juan de Dios, Silvia Nin, que se encarga del trato con los pacientes ostomizados. Nin ha participado en el proyecto del grupo Hollister, que ha creado el cómic Humanizando la ostomía para dar visibilidad a los casos en los que los pacientes, tras una intervención quirúrgica, han necesitado que se les realice una abertura abdominal para evacuar el intestino (llamada estoma).

Su participación en el proyecto se debe a que considera que es una manera de “colaborar en reflejar las situaciones cotidianas de paciente y personal de una forma visual”. Dentro del cómic, Nin es un personaje del quinto capítulo, titulado Mala noticia, que refleja a “los profesionales que dan la noticia, cómo se lo toma el paciente y cómo afecta al núcleo familiar”.

Apertura del capítulo cinco. Apertura del capítulo cinco.

Apertura del capítulo cinco. / El Día

Esta parte del libro, al igual que el resto de capítulos, muestran situaciones que son “totalmente fieles” a las que se dan en una situación real, y en este caso que “el personal debe tener herramientas para gestionar las emociones a la hora de dar una mala noticia”.

De hecho, la enfermera considera que “se podrían hacer más capítulos, hay situaciones que no podemos manejar porque tenemos unas limitaciones”, a lo que añade que iniciativas como esta, que dan voz a estas situaciones y las condiciones en las que se producen, “son importantes para todas las patologías, nos puede pasar a cualquiera y nosotros vivimos como si estuviésemos tras una barrera”.

Los casos en los que un paciente necesita ser intervenido para la realización de un estoma son en las operaciones por cáncer de colon, de recto u otras enfermedades intestinales, lo que deriva en que “el estoma y los dispositivos que se les facilitan puedan ser solo temporales, pero hay muchos casos que son definitivos”. En San Juan de Dios se registran entre 25 y 30 nuevos casos al año.

Nin detalla que “lo que sigue a la intervención es un impacto, cambia la imagen corporal y cambia la actividad diaria del paciente”. Por lo tanto, el personal sanitario sigue siendo esencial después de la intervención ya que hacen de guía para que todo salga bien y la situación quede controlada en la medida de lo posible. “Se hace una correcta educación sanitaria al paciente para que sea consciente y haya visibilización del dispositivo”.

Página del capítulo 'Mala noticia' Página del capítulo 'Mala noticia'

Página del capítulo 'Mala noticia' / El día

Además, los profesionales también trabajan con la familia “si el paciente quiere hacerles partícipes”, matiza. “Se realiza un programa de cuidados y manejo del dispositivo, que le va a dar calidad de vida, elgiéndolo según la actividad, edad y necesidades de cada paciente”.

También es importante “manejar las herramientas emocionales” para poder conocer las reacciones del paciente “e interpretar sus gestos y silencios, pueden expresar negatividad o rechazo”.

Por todo esto, proyectos como este cómic ayudan a crear conciencia respecto a esta patología y los procesos relacionados con ella, y demuestran que “los profesionales estamos aquí para prestar nuestra ayuda desde el primer momento hasta que sea necesario”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios