Córdoba

El Colegio de Abogados reconoce la estrecha colaboración del Ayuntamiento de Córdoba

  • El órgano colegial nombra Colegiado de Honor al Consistorio y reseña la cooperación mutua en estos años

  • José Luis Garrido destaca la implicación en el convenio de asesoramiento a víctimas de violencia de género

Aguilar, Ambrosio. Garrido, Bellido, Nieto y Merino, durante la entrega del reconocimiento. Aguilar, Ambrosio. Garrido, Bellido, Nieto y Merino, durante la entrega del reconocimiento.

Aguilar, Ambrosio. Garrido, Bellido, Nieto y Merino, durante la entrega del reconocimiento. / Juan Ayala

El Colegio de Abogados ha hecho entrega del título de Colegiado de Honor al Ayuntamiento de Córdoba en un acto en el que han estado presentes varios de los alcaldes de la ciudad durante la etapa democrática.

Rafael Merino, Rosa Aguilar, José Antonio Nieto, Isabel Ambrosio y José María Bellido (encargado de recoger el premio) han coincidido en señalar la estrecha colaboración que a lo largo de estos años ha tenido el Colegio de Abogados con los distintos gobiernos municipales, fuera cual fuera su color político. Dicha colaboración, a su vez, ha sido la clave para que el órgano colegial, en su 250 aniversario, haya reconocido ese trabajo mutuo a la largo de 40 años de democracia.

Así lo ha señalado el decano del Colegio de Abogados de Córdoba, José Luis Garrido, quien ha destacado “la colaboración y disposición que desde siempre ha prestado el Ayuntamiento” a la institución. Esa cooperación mutua, ha detallado Garrido, se ha traducido a lo largo de estos años en la ayuda “a las personas con especial necesidad” o en la organización de actos.

Un capítulo muy destacado tiene en esa buena relación un convenio firmado entre el Consistorio cordobés y el órgano colegial para el asesoramiento a víctimas de violencia de género, firmado en 2007, y del cual se han acordado todos los regidores durante sus respectivas intervenciones.

La intervención de los alcaldes

El primero de los alcaldes en intervenir ha sido Rafael Merino, quien gobernara Córdoba entre mayo de 1995 y junio 1999. El popular ha recordado que el gremio de la abogacía participa “en muchas negociaciones y contratos, evitando pleitos con las administraciones, aportando soluciones a los técnicos municipales”. Una labor, ha reconocido Merino, que “nunca hemos sabido valorar ni poner en su sitio”.

Por su parte, Rosa Aguilar ha manifestado que “tenemos mucha suerte con tener un colegio como el que tenemos” y ha destacado la capacidad del Colegio de Abogados para “hacer ciudad”. Aguilar ha insistido en ese convenio de asesoramiento a víctimas de violencia de género, el primero en este sentido que nació de órgano de este tipo, y ha agradecido la labor “de las compañeras letradas que han estado implicadas” en el mismo.

José Antonio Nieto, que al igual que Merino y Aguilar coincide en haber sido un alcalde a su vez colegiado, ha reconocido que “no hubiese sido nunca alcalde si no hubiese tenido la experiencia previa con muchos de los que estáis aquí”. Nieto se ha acordado de la época en la rigió en el Ayuntamiento, en plena crisis económica, una etapa, ha apuntado, en la que el Colegio de Abogados no cesó en esa cooperación.

Su sucesora en el cargo, la socialista Isabel Ambrosio (la única de los regidores presentes que no ha estudiado Derecho), ha querido hacer especial hincapié en la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba (UCO), la que ha calificado como “una de las mejores” del país, y también ha reseñado la oportunidad que tiene Córdoba de poder contar en este ámbito con un edificio como el de la Ciudad de la Justicia. Esto, ha sentenciado, “justifica por qué el colegio tiene una relación tan especial con la ciudad y el Ayuntamiento”.

Por último, el actual alcalde de la ciudad, José María Bellido, se ha referido al patio de la sede colegial, en el que se graba cada uno de los nombres de los colegiados que pasan por la organización y ha valorado que, en los últimos años, los nombres de mujeres superen a los de los hombres. En esta etapa, ha apuntado Bellido, “intentaremos tener unas relaciones no solo institucionales, sino las mejores posibles” y ha recordado cómo la profesión de abogado ha estado presente en prácticamente todas las corporaciones municipales de esta etapa democrática.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios