Infraestructuras

Bellido dice estar dispuesto a renunciar a zonas urbanísticas lucrativas por ganar espacio verde para la Ronda Norte

  • El alcalde defiende un proyecto que no sea solo una carretera, sino "una vía urbana dentro de la ciudad"

Recreación de cómo podría quedar la Ronda Norte. Recreación de cómo podría quedar la Ronda Norte.

Recreación de cómo podría quedar la Ronda Norte.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha asegurado que el Ayuntamiento está dispuesto a sacrificarse y renunciar al aprovechamiento urbanístico de zonas como la calle Teruel, lo que reportaría mucho dinero al Consistorio, por conseguir una Ronda Norte verde. El Ayuntamiento, ha incidido Bellido, está "abierto a propuestas" y ha dejado claro que el proyecto para la Ronda Norte no consiste en hacer solo "una carretera" porque "no es una ronda abrupta".

"Es una vía urbana dentro de la ciudad más que una ronda", ha insistido el alcalde, quien pretende para la Ronda Norte un modelo tradicional y similar al de los ensanches de la ciudad porque "la ciudad ha ido creciendo así". El alcalde se ha referido como ejemplos, salvando las distancias, a la Victoria, República Argentina o Vallellano. Esto es, vías con pasos de cebra, con rotondas par aminorar la velocidad, pasos a nivel y, por supuesto, zonas verdes.

Para la fase uno de este proyecto, el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía ya han comenzado las negociaciones con los vecinos para un trazado que corresponde al Gobierno andaluz y que discurre junto a la avenida de la Arruzafilla. En este caso, la Junta se hará cargo de la infraestructura viaria y el Ayuntamiento asumirá ese anillo verde de alrededor, uno de los grandes compromisos del mandato de PP y Cs.

Bellido se ha comprometido a tener durante este mandato lista la fase uno que incluye que la ronda tenga una vía de servicio para el barrio de la Arruzafilla. La zona verde que se dibuja dentro de este plan incluye un parque de 12 metros (el mínimo exigido para que se considere zona verde) que se elevará 1,2 metros mientras que la ronda, que tendrá cuatro carriles, se hundirá unos 50 centímetros. Esto permitirá tener 1,70 metros de barrera entre carretera y vecinos por medio de una zona verde que servirá no solo de pantalla acústica, sino también visual.

El alcalde ha explicado que la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) ya está redactando el proyecto, que también incluirá el acuerdo para soterrar las líneas de alta tensión. 

Bellido ha valorado el buen clima en las negociaciones con el Consejo del Movimiento Ciudadano y Consejo de Distrito Noroeste, al tiempo que ha informado de que se reunirá esta misma tarde con el Consejo de Distrito Norte para hablar de la segunda fase, a la que todavía le queda mucho trabajo por delante.

Esta segunda fase actuaría ya a partir del tramo de la calle Teruel y se antoja algo más complicada por la proximidad con los edificios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios