Ocio

El Zoo de Córdoba reabre sus puertas tres meses después: "Había muchas ganas"

La familia de Manuel y Milagros disfrutan del zoo de Córdoba.

La familia de Manuel y Milagros disfrutan del zoo de Córdoba. / Juan Ayala

El Zoo de Córdoba está de vuelta. Y es que, ni los animales ni los visitantes corren ya ningún peligro después de que un brote de gripe aviar se propagara entre varias especies y obligara a aprobar un cierre temporal el pasado 3 de junio que terminó prolongándose durante casi tres meses. Ahora, sin embargo y desde este jueves 1 de septiembre, el Centro de Conservación de animales ya está abierto a todos los públicos.

Desde su apertura a primera hora de la mañana, han sido muchos los amantes de los animales que no han querido desaprovechar ni un solo minuto de esta nueva oportunidad de ver a sus especies favoritas. De ahí que tigres, osos, avestruces, jirafas, suricatos, galápagos y todo tipo de aves y reptiles entre la amplia fauna con la que cuenta el Zoo de Córdoba han vuelto a recibir visitas del público más apasionado que, de nuevo, ha llenado de alegría este espacio de la ciudad.

Los primeros en entrar el día de la reapertura han sido los familiares de Mari Carmen Agredano, que han visitado el centro juntos a sus sobrinos y sus hijos, que llegaban a esta fecha "con muchas ganas". Y eso que no es la primera vez que han venido a disfrutar de los animales, pero, aunque ya les resulten familiares, como ha mencionado Mari Carmen, "la ilusión siempre es grande y los niños llevaban tiempo esperando a venir".

De esa emoción que reflejaban los rostros de los más pequeños y de sus padres al verlos disfrutar se han percatado Ana Lidia Solís y Verónica Martínez, las empleadas de la tienda de recuerdos con la que cuenta el Zoo. Con "ganas de que empiece a moverse esto" han dado la bienvenida de nuevo al recinto tras un largo parón y, desde ahora, esperan que todo siga igual y que llegue "gente de todas las edades, desde niños a mayores".

Incluso los turistas no se han querido perder este esperado momento, como ha sido el caso de Manuel y Milagros, que han venido desde Granada para visitar la ciudad y no se han podido resistir a ir junto a sus hijos Mateo y Lionela a enamorarse de este reconocido zoo: "Hemos venido ahora porque sabíamos que ha estado cerrado, pero que ya abría. Venimos para que los niños vean los animales, que les encantan, sobre todo la jirafa", ha comentado Milagros.

Porque han sido tres largos meses los que este recinto tan querido en Córdoba ha estado cerrado, dos porque "había que adoptar medidas de prevención por la gripe aviar, y otro porque en agosto, tradicionalmente se cierra por labores de limpieza y desinfección". Así lo ha explicado el teniente de alcalde delegado de Infraestructuras y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Córdoba, Antonio Álvarez, que ha sido el encargado de presentar "con satisfacción y alegría" la reapertura de la actividad del centro.

"Vuelve el Zoo pero de un modo más ilusionante que antes, pues cuenta con una serie de medidas de prevención, algunas de carácter físico como la instalación de pediluvios en las entradas y salidas de donde están los animales; y otras de limpieza en las que se han vaciado y limpiado estanques y llevado a cabo todas las medidas posibles para evitar que se propague esta enfermedad y no vuelva a ocurrir", pues murieron seis animales a raíz de ello y otros dieron positivo, y "hubo que eliminarlos porque resisten bastante el virus y pueden sobrevivir, pero no está claro que no pueda seguir trasmitiéndose", como ha indicado.

Esto último, sin embargo, será más complicado, pues el Zoo cuanta con mucha "proximidad al núcleo urbano y al río, zona de naturaleza absolutamente libre con aves atraídas por las que se encuentran en el recinto, al igual que atraídas por la comida, lo que hace que entren de forma libre, pernocten y creen ese contagio que probablemente haya creado problemas", como ha advertido Álvarez. Con la esperanza de que "en el futuro no vuelva a ocurrir", una de las medidas solicitadas es la de vacunar a determinadas aves, "aunque sea difícil conseguirlo porque interviene la Unión Europea", pero confían en poder lograr el permiso.

Incluso desde el Ayuntamiento esperan poner en marcha "un programa educativo que ya está en proceso de licitación dedicado a todos los vecinos de la ciudad y a la juventud y niños". Un proyecto como el de "hace varios años, cuando se podía dormir en el zoo con los animales", tal y como ha mencionado Álvarez, que ha señalado que también abrirá la cafetería, que se cerró en 2019.

Con ese objetivo de que "el zoo sea un centro de conservación y no un jaulario donde tener animales" y que está con el fin de "ver animales que de otras maneras serían muy difíciles de ver", el delegado de Medio Ambiente ha destacado que están "preparando el recinto, que requiere muchas infraestructuras y un gran seguimiento, para traer el rinoceronte asiático" a Córdoba, donde esperan tenerlo "dentro de un año".

A su lado ha estado presentando la reapertura del Zoo de Córdoba la delegada de Turismo, Isabel Albás, que ha remarcado que es "un día importante porque se vuelve a abrir el centro de conservación de animales de Córdoba, que ha estado tres meses cerrado por un problema de gripe aviar solucionado por los técnicos que trabajan en el zoo y a la coordinación con la Junta de Andalucía", algo que supone "un revulsivo para los turistas que vengan a la ciudad", pues ofrecen al visitante "este espacio de naturaleza ubicado en la manzana verde de la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios