Córdoba

Usuarios de la piscina de la Fuensanta de Córdoba piden que se adjudique de forma directa

  • Más de 50 personas se concentran en la puerta de las instalaciones, que permanecen cerradas porque su gestión no ha salido a concurso

Concentración de usuarios de la piscina de la Fuensanta. Concentración de usuarios de la piscina de la Fuensanta.

Concentración de usuarios de la piscina de la Fuensanta. / Laura Martín

Más de un centenar de usuarios de la piscina municipal de la Fuensanta se concentraron ayer a las puertas del equipamiento para protestar por el retraso en su apertura.

El problema viene por que el Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (Imdeco) no ha licitado la gestión de la instalación, que tiene aforo para 525 personas. La solución que piden los vecinos para evitar más retraso en su puesta en marcha es la fórmula de la adjudicación directa al tratarse de un “problema social”.

En principio, los usuarios volverán a concentrarse este jueves para concluir los pasos a seguir y el lunes que viene quieren ir al Ayuntamiento para solicitar cita con el nuevo alcalde, contarle la situación y pedirle que tome parte en el asunto.

La web del Imdeco ha habilitado un enlace para solicitar los abonos

Uno de los vecinos afectados, Rafael Fernández, explicó que la gestión de la piscina está pendiente de licitación por parte del Imdeco y, aunque saliera ya a concurso, como mínimo no se abriría hasta finales de julio.

Por otra parte, según afirmó, solo se ha cortado el césped de este equipamiento municipal, por lo que habría que llenar los vasos de las piscinas y adecuar todos los espacios del recinto. Esto retrasaría aún más la puesta en marcha.

Según las consultas que han realizado los usuarios, sería posible una adjudicación directa para que las familias, algunas con pocos recursos, puedan acudir a la piscina y mitigar así los efectos del arduo verano cordobés.

Este vecino recuerda que en años anteriores la gestión de este equipamiento la ha llevado Adesal (el equipo femenino de balonmano de la Fuensanta) y “la piscina estaba en muy buenas condiciones, bien mantenida” e incluso el ambiente había mejorado mucho.

Sin embargo, el Imdeco quiso hacer una reforma para eliminar burbujas de los vasos que, según dicen los vecinos, no se ha llevado a cabo. Hasta el momento han recogido más de 300 firmas para que el Ayuntamiento abra estas instalaciones en las que además cada verano se imparten clases de natación.

En la página web del Imdeco aparece que la fecha de apertura al público de la piscina está “pendiente”, aunque sí hay habilitado un enlace para solicitar el abono. Según esto, el abono individual, “dependiendo de la fecha de apertura” costará como máximo 115 euros, mientras que el familiar asciende a 197,80 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios