Resolución judicial

El TSJA obliga a reponer la celosía retirada en 2017 para abrir la segunda puerta de la Mezquita

  • La Junta estudia si recurrirá mientras que la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba espera que le llegue la resolución para ver qué decisión toma

Obras en la celosía. Obras en la celosía.

Obras en la celosía.

Marcha atrás. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la sentencia de un juzgado cordobés que obliga a reponer la celosía, que fue retirada en 2017 para permitir la apertura de la llamada segunda puerta en la Mezquita-Catedral de Córdoba, cuyo mantenimiento han venido defendiendo la Junta de Andalucía y la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba. La segunda puerta se abrió con motivo del traslado de la carrera oficial de la Semana Santa al entorno del monumento dado que todas las cofradías deben pasar por el que es el primer templo de la diócesis.

En concreto y según han confirmado a Europa Press fuentes de la Junta de Andalucía, el TJSA ha desestimado el recurso de apelación que la propia Administración autonómica y la Agrupación de de Hermandades y Cofradías de Córdoba habían presentado contra la referida sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Córdoba, que dictaminó que debía reponerse la celosía que cubría el arco que conecta la nave 17 de la Mezquita con el Patio de los Naranjos, y por el que, en los últimos años, han accedido las procesiones de Semana Santa al interior de la Mezquita-Catedral. La retirada de la celosía para abrir la segunda puerta de la Mezquita-Catedral, fue denunciada por el arquitecto Rafael De La Hoz. 

Fuentes de la Junta de Andalucía han asegurado que podría recurrir este fallo por la vía de casación ante el Tribunal Supremo (TS), circunstancia que está valorándose en estos momentos.

Mientras que la Agrupación de Hermandades y Cofradías ha insistido en que "como siempre hemos hecho, esta agrupación será totalmente respetuosa con las decisiones judiciales acatando cualquier sentencia que provenga de la justicia, si bien hasta la fecha no se nos ha comunicado nada oficialmente". Para añadir que  "cuando la recibamos, será estudiada y en el momento en el que tengamos algo que decir sobre esta cuestión no dudaremos en hacerlo público".

No obstante, han dejado claro que "la Junta fue muy prudente, minuciosa en el estudio del proyecto y determinó su aprobación tras un informe de Icomos (Unesco)".

El dictamen judicial del Juzgado de lo Contencioso estimó a finales de abril de 2019 que la Junta de Andalucía había actuado en contra de sus propias leyes de protección del patrimonio, por lo que el juzgado anuló el acto administrativo por el que se otorgó permiso al Cabildo Catedral de Córdoba para una retirada que se ejecutó en 2017.

Según el juzgado, todas las actuaciones que se autoricen en la Mezquita Catedral "han de respetar las aportaciones de todas las épocas, incluida la celosía", que data de los años 70 del pasado siglo y que es obra el padre del denunciante. Entendió en su momento el juzgado y ha ratificado ahora el TSJA, que "la eliminación de alguna de las aportaciones ha de ser excepcional, porque su eliminación fuere necesaria para permitir bien su conservación, bien una mejor interpretación histórica, y en tanto que la adición debiere ser reconocible y evitar confusiones miméticas".

El fallo ahora ratificado señaló que "el proyecto no se ubica en alguna de las intervenciones admitidas; no explicando con suficiencia si se trata de una actuación de conservación, restauración o rehabilitación. El deber de integración o definición de la actuación incluye el precepto y lo demanda la normativa citada".

En 2019, el titular del Juzgado Contencioso Administrativo 4 de Córdoba dio la razón a la familia de Rafael de la Hoz después de que presentaran una denuncia por el permiso concedido por la Junta de Andalucía al Cabildo Catedral de Córdoba para retirar una celosía realizada por el arquitecto en el arco 17 del muro norte de la Mezquita.

Fue en marzo de 2015, hace ya más de cinco años, cuando la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía emitió en primer término un informe favorable al proyecto del Cabildo Catedral de Córdoba de sustituir una de las celosías del muro de la Catedral que da al Patio de los Naranjos por otra "idéntica, con igual diseño geométrico y grosor", pero que iba a contar con dos hojas abatibles que permitirían el paso de las procesiones de Semana Santa por el interior del templo.

El informe favorable de la Comisión de Patrimonio obligaba al Cabildo, cuyo proyecto costó unos 100.000 euros, a llevar a cabo las obras "con control arqueológico", si bien se consideraba que el proyecto implicaba una "rehabilitación", para la "adecuación funcional del bien" a la actividad que acoge, en este caso su uso religioso, que ha sido continuado en el tiempo, con lo que entiende la Comisión que la actuación "no supone un nuevo uso".

En abril de 2017, el Cabildo Catedral de Córdoba concluyó, en menos de un mes, los trabajos precisos para desmontar esa celosía que cubría uno de los arcos del muro Norte de la Catedral. La apertura fue posible tras contar el Cabildo con la pertinente licencia municipal de obras, además de con el visto bueno previo de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía y también de Icomos (Unesco). Ello permitió la retirada de la citada celosía, a lo que se había opuesto, con diversas alegaciones y recursos ante la Junta, el arquitecto Rafael de La-Hoz, hijo del arquitecto homónimo que diseñó las celosías que cubren desde los años 70 del pasado siglo los arcos de la Mezquita con salida al Patio de los Naranjos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios