Acceso a la universidad

Primera jornada de Selectividad superada

  • El primer día de exámenes transcurre con nervios, aunque con normalidad y sin incidencias

  • La gran incógnita de la mañana ha sido el examen de Historia

Una alumna realiza uno de los exámenes. Una alumna realiza uno de los exámenes.

Una alumna realiza uno de los exámenes. / Juan Ayala

El pánico preuniversitario se apodera de los alumnos cordobeses el primer día de la Selectividad. Y en la Facultad de Medicina y Enfermería, la gran incógnita ha sido la pregunta de desarrollo en Historia.

La prueba de Lengua Castellana, no obstante, ha inaugurado una jornada de muchos nervios con Los girasoles ciegos de Alberto Méndez, en la opción A, y ¡A correr¡, un texto periodístico de Pepa Bueno en la opción B.

Además, una de las novedades de este año era el nuevo modelo de examen que elimina la subjetividad en las respuestas para facilitar la corrección y que sea similar en toda Andalucía. Los alumnos estaban contentos con el nuevo formato porque “no te dejas nada atrás”; además, antes “el comentario crítico era más abierto y subjetivo, te hace dudar”;ahora “se puede ser conciso”, señala una alumna del Zoco.

El descanso de una hora, entre la prueba de idioma y de historia, era relativo. Los estudiantes aprovecharon para repasar a última hora. Otros se dedicaron a hacer sondeos tipo: “¡Va a caer seguro la Guerra Civil!”. ¿Guerra Civil o Transición? El pánico del día. O adoran la asignatura o la temen.

Un grupo del Medina Azahara y del Alhaken II apostaban por la Transición en la porra. La mayoría de los que tenían la opción B querían Primo de Rivera, y lo consiguieron, porque finalmente ha caído la dictadura de Primo de Rivera.

Dos amigas, del Averroes y del Medina Azahara, dedicaron los últimos minutos a tomar algo, pero no muy calmadas. El tomo de los apuntes con datos históricos era más grueso que el bocadillo. Una quiere estudiar Matemáticas en la Universidad de Córdoba. La otra, que asegura haber superado las primeras pruebas, no sabe hacia dónde dirigir su futuro y no tener claro qué carrera le gusta. “Mis padres me han dicho que siga estudiando y ya lo pensaré dentro de unos años”, después de finalizar el Grado Superior al que quiere acceder en Publicidad.

Los rostros preuniversitarios eran alegres después de examinarse del idioma. Una alumna del Alhaken II ha explicado que “esperaba algo peor, pero es un examen normal”. Respecto al pánico inicial, ha añadido que “cuando haces el primero te tranquilizas”. Además, “si llevas bien Bachillerato, no hay de qué preocuparse”. Que haya sido primero el examen de idioma es buena idea, “porque sales relajado para entrar en el de Historia”, aclara su amigo, entre risas.

Estudiantes repasan minutos antes de presentarse al último examen de la mañana. Estudiantes repasan minutos antes de presentarse al último examen de la mañana.

Estudiantes repasan minutos antes de presentarse al último examen de la mañana. / Juan Ayala

Las madres y abuelos no faltaron al acto. Algunos incluso más nerviosos que los jóvenes, que querían saber la nota, pero no será posible hasta el próximo 20 de junio, a las 12:00 del mediodía. Tres madres estaban acompañando a sus hijas: “Esto es puro trámite y no deben agobiarse”.

Una de ellas, que viene del instituto Nuevas Poblaciones de La Carlota, dice que “mi hija lo lleva todo bien”, aunque el Inglés “le da un poco de miedo”. Otras madres cuentan que los jóvenes “estaban bastante nerviosos”, pero el pánico no duró mucho, “desde el primer examen se han quedado súper relajados”. Y es que, aunque te digan que no hay de qué preocuparse, siempre los estudiantes piensan que la Selectividad es sinónimo del fin del mundo.

Los jóvenes de Villarrubia también se han reunido en la facultad, donde la tía de una alumna se ha quedado haciéndole compañía. “No queríamos dejarla sola porque la nota es muy importante para ella”.

Su elección es estudiar Medicina, grado que siempre lidera la nota de corte, con un 12,842 en 2018. “Algunos están más tranquilos, pero ella si saca un 9 en una materia se arriesga a no poder estudiar la carrera que quiere o tener que irse fuera de Córdoba”.

En general, el primer día de Selectividad ha sido tranquilo y sin incidencias. Como anécdota del martes, un estudiante se ha confundido, presentándose en el anexo de Turismo y no en la Facultad de Ciencias de la Educación, donde estaba citado. No obstante, realizó todas sus pruebas con normalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios