Sociedad

Rocío Ruiz revindica la defensa de los derechos humanos en la inauguración de las jornadas contra el racismo

  • La consejera de Igualdad ha inaugurado las jornadas 'Derechos Humanos, el desafío del racismo’, organizadas por Makom Sefarad y Veralex abogados y consultores

La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz. La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz.

La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz. / El Día

La consejera de Igualdad de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz, ha resaltado en Córdoba la importancia de abordar desde una perspectiva multidisciplinar la actuación contra los discursos de odio durante la inauguración de las jornadas Derechos Humanos, El desafío del racismo, “cuyos ponentes nos van a arrojar luz sobre el modo en el que debemos actuar para no dar un paso atrás en los territorios ya conquistados y seguir avanzado en pos de blindar los derechos de los andaluces y andaluzas”. 

“No tenemos tan lejos el recuerdo de una vida con derechos recortados y actitudes y opiniones perseguidas. Por eso, es nuestra obligación ser garantes de todo lo conseguido y guardianes de nuestras conquistas sociales”, ha señalado la consejera andaluza, resaltando que estos encuentros “son el ejemplo a seguir” porque “la contraposición de ideas, la exposición de pensamientos diferentes y el debate de propuestas son la base de cualquier sociedad democrática”. 

Durante su intervención, Ruiz ha subrayado el compromiso de su departamento con las políticas de respeto a los derechos humanos y la defensa de las libertades, y ha adelantado que su gabinete jurídico tiene ya bastante avanzado el informe que permitirá a la Junta de Andalucía personarse de oficio como acusación en los delitos de odio de cualquier tipo, porque “entendemos que es nuestra obligación moral” actuar ante esta realidad.

Ademas, la consejería ha puesto en marcha diversas medidas para promover el respeto a la diversidad, como el Consejo Andaluz LGTBI o la creación del protocolo interadministrativo para implicar a las distintas consejerías de la Junta en favor de los derechos del colectivo.

Ruiz se ha referido además al auge de los discursos populistas en los últimos años en las redes sociales, que ha valorado como "un vehículo de comunicación surgido para conectarnos con nuestro entorno que se ha transformado en un lugar en el que el insulto, la humillación y la falta de respeto campan a sus anchas al amparo del anonimato o de la impunidad que supone la distancia”.

En este sentido, Ruiz ha destacado que, como recuerda el último informe del Ministerio de Interior, han aumentado exponencialmente los discursos y actitudes de odio, especialmente relacionados con el racismo, la xenofobia, y la orientación sexual y la identidad de género de las víctimas, aunque las denuncias siguen siendo escasas. Un discurso de odio que se ceba en la franja de edad de los 18 a los 50 años.  “Son unos datos alarmantes que nos cuestionan como sociedad y que demuestran que somos capaces de desandar un camino que nos ha costado muchos años edificar”, ha concluido Ruiz.

Organizadas por la asociación Makom Sefarad y Veralex Abogados, estas jornadas analizarán hasta el próximo 29 de enero aspectos relacionados con el desarrollo de la protección y extensión de los derechos humanos frente al racismo, la intolerancia, la xenofobia, el antisemitismo, el antigitanismo o la islamofobia.

Además de la intervención de Rocío Ruiz, la jornada ha contado con la presencia del presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra. En su discurso, Ibarra ha hecho referencia a la defesa de lo derechos humanos, que aún continúa al tratarse de "una lucha histórica" y ha recordado que "un delito de odio es el cometido contra otra persona por la intolerancia hacia el diferente".

No obstante, el ponente ha recalcado que prefiere "utilizar el concepto crimen de odio porque tiene alcance universal", abriendo el debate de la terminología correcta para referirse a estas agresiones. Además, ha catalogado el racismo de "cosmovisión errónea", ya que "la raza es un concepto que científicamente carece de sentido".

Ibarra ha defendido la regulación española en estas cuestiones, a pesar de los problemas que se derivan de la aparición de los mensajes de odio en redes sociales, porque España encuentra "un instrumento muy válido en la Constitución española". Por ello, ha hecho hincapié en que "el reto es la protección universal de las víctimas" y, por ende, potenciar que se sigan los caminos que llevan a este objetivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios