Rafael Bocero | Presidente de la Asociación de Casetas Tradicionales “El Arenal solo ha preocupado al Ayuntamiento cuando llegaba la Feria”

  • Afronta una nueva Feria en honor a Nuestra Señora de la Salud con la esperanza de que la futura Corporación municipal asuma el proyecto que su asociación ha encargado para mejorar el ferial

Rafael Bocero posa en la calle Cruz Conde Rafael Bocero posa en la calle Cruz Conde

Rafael Bocero posa en la calle Cruz Conde / Laura Martín

Rafael Bocero lleva lo de ser casetero en la sangre. “La primera feria que recuerdo creo que fue en el 79 o el 80 del siglo pasado. Estaba entonces en una peña que montaba caseta en los Patos, detrás de lo que hoy es el Bar Playa, estuvimos un año o dos ahí; desde ahí a Vallellano y de Vallellano a El Arenal, donde ya llevamos 26 años”, comenta. Un Arenal que cambiará de cara si el Ayuntamiento acomete el proyecto que le va a donar la asociación de la que es presidente.

–Tienen ya la Feria en honor a Nuestra Señora de la Salud 2019 a la vuelta de la esquina, ¿cómo se presenta para ustedes?

–Como las anteriores, con muchísimo trabajo detrás. La gente ve y vive algo más de una semana de Feria, pero hay muchísimos más días de trabajo antes y después. Hay mucho trabajo detrás de las casetas, pero no el mismo para todas, porque hay tres tipos muy diferentes de casetas con un planteamiento muy distinto al montarlas.

–¿Tres tipos?

–Sí, por un lado estamos los que trabajamos todo el año para poder divertirnos durante siete días o trasladar nuestra casa siete días al recinto ferial y recibir a nuestros amigos allí. Nosotros ponemos durante un año un dinero para montar la caseta y nos da igual si hay beneficio o no; contratamos a una persona del gremio de la hostelería para que la lleve con listas de precios que son las mismas que puede haber en cualquier bar durante todo el año. Después hay otras casetas que son las puramente comerciales, las que van a sacar dinero; y unas terceras casetas que se van perdiendo, las casetas de las peñas y asociaciones que las montaban y las trabajaban sus propios componentes para sacar dinero para los actos que hacían el resto del año. Estoy convencido de que el negocio ha influido a la hora de perder casetas en El Arenal; se han pasado de las 200 de hace 26 años a las casi cien de la actualidad.

–Eso le iba a preguntar, ¿qué le ha ocurrido a la Feria después de esa edición de las 200 casetas?

–Pues mire, se montó por primera vez en El Arenal hace 26 años con 200 casetas cuando eran 67 las de la última edición organizada en Vallellano. Hubo mucha gente que vio montar una caseta en la Feria como una fuente de ingresos, algo que respeto. Puedes hacer negocio, pero no a costa de aprovecharte del ciudadano con casetas donde pones comida que no saben en las condiciones en las que está, además de que servir la cerveza o el vino en un vaso de plástico y la tortilla en un plato de plástico...La ciudadanía no es tonta, no quiere que la engañen. A mí me hubiera gustado que hubiera habido más de 100 casetas, pero también que la gente que opte por montar una caseta hubiera sabido trabajarse el negocio como el que pone un bar y lo tiene todo el año abierto. Si eso hubiera pasado yo creo que no hubiese decaído el número de casetas, pero ¿qué pasa? que empezó a haber gente que perdía dinero al montar las casetas y, al final, gente como nosotros que ni ganamos ni perdemos, nos mantenemos.

–¿Están satisfechos con el trabajo de la comisión creada para diseñar el nuevo modelo de Feria?

–Sí, aunque yo protesté mucho cuando a diez días de empezar la Feria se creó esa comisión, una comisión formada por más de una veintena de personas de muy distinto ámbito. Llegué a decir que de ahí no podía salir nada y me equivoqué, lo he reconocido. Una de las personas que ha tenido que ver en que esa comisión haya resultado es el presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano, Juan Andrés de Gracia, que ha hecho muy bien su trabajo. Además, nosotros como asociación ya habíamos presentado en 2007 nuestro primer boceto de lo que sería el recinto ferial. Al final se sacaron unas conclusiones en las que no todos podemos estar de acuerdo con todo, pero yo estoy de acuerdo en un 99% con lo que allí se aprobó; de hecho, el proyecto que hemos presentado para que lo acometa el Ayuntamiento es el resultado de esas conclusiones. Es decir, que cuando nos reunimos con el estudio de arquitectura que nos ha hecho el proyecto la única hoja que me llevé fue la de las conclusiones de esa comisión.

–Juan Andrés de Gracia precisamente se ha quejado de que va a llegar una nueva edición de la Feria y se han hecho pocas cosas este año en El Arenal respecto a las conclusiones de la comisión.

–Bueno sí, pero de eso nos quejamos todos desde hace mucho tiempo. Desde hace 26 años ya. El tema de la Feria ha pasado por muchos grupos políticos y todos han prometido algo y después no se ha hecho nunca nada. Después de llevar 26 años en un recinto provisional, este gobierno municipal, y más que este gobierno municipal, yo diría que Carmen González, la edil de Promoción de la Ciudad, ha apostado por mejorar el recinto. Ella ha sido la que se ha movido para que el Ayuntamiento en Pleno tomase el acuerdo de que El Arenal deje de ser un parque para ser un recinto ferial dentro de un parque. Después, ella fue quien dijo que había que montar una comisión y unificar criterios. Algunos cuando terminamos insistieron en que no había dinero para encargar un proyecto. Fue cuando nosotros dijimos que éramos capaces de encargar ese proyecto, de redactarlo y de donarlo al Ayuntamiento.

Rafael Bocero, en un momento de la entrevista Rafael Bocero, en un momento de la entrevista

Rafael Bocero, en un momento de la entrevista / Laura Martín

–¿Qué Feria se va a encontrar Córdoba cuando lo que incluye ese proyecto se haga realidad?

–Se va a encontrar un recinto ferial mucho mejor que el que tenemos. La idea es que esa zona que durante mes y medio ocupa la Feria, el resto del año pueda servir para muchos usos en vez de ser un descampado como lo es ahora. Vamos a dejar de tener cableado por arriba, vamos a dejar de tener postes que entorpecen el paso en medio de calles; es decir, se va a pasar de ese descampado a una zona mucho más urbanizada y mucho más amable para usarla todo el año.

–Hablan de que el desarrollo de ese proyecto de transformación de la Feria le supondría al Ayuntamiento cinco millones de euros de inversión, ¿ve factible que se lleve a cabo?

–Bueno, es difícil confiar en que el Ayuntamiento lo llevará a cabo si echamos la vista atrás y vemos que en 26 años no se ha hecho nada y si recordamos que, como asociación, en 2007 presentamos nuestra primera propuesta, que como otras han ido dejando en un cajón. Respecto al proyecto, una cosa está clara y lo vamos a ver en septiembre. Nos comprometemos a tenerlo totalmente terminado para septiembre y nos falta una parte fundamental, saber la parte económica. El Ayuntamiento tendrá que decirnos los plazos y las cantidades económicas que va a tener preparada para ello. Según la ley de contratos de las administraciones públicas, la ley de transparencia...el documento debe incluir todo el proyecto o no se puede sacar a licitación; o sea, hay que plasmar en el mismo los cinco millones de euros con sus respectivas anualidades. Si el año que viene queremos ver alguna novedad en la Feria debemos ponernos a trabajar a partir de que se constituya el nuevo Ayuntamiento, que nos empiecen a dar indicaciones. El equipo técnico que hemos contratado se ha comprometido a tenerlo totalmente terminado con esas pautas que nos tienen que dar.

"El proyecto que hemos encargado está basado íntegramente en las conclusiones de la comisión de Feria"

–¿Cuáles son las principales líneas del proyecto?

–Una de ella es que el parcelario tiene que seguir manteniendo su forma de abanico. La segunda es pavimentar tanto la zona de peatones como la zona de paseo de caballos para la feria, y que esa zona sea zona rodada para el resto del año. También que se ponga una red de saneamiento adecuada, además de eliminar los montajes que el Ayuntamiento tiene que hacer todos los años de meter cableado para dar suministro, soterrándolo. Así como se contará con unos puntos de acometida fijos para que no tengamos que estar todos los años tirando un cable desde la caseta hasta el poste correspondiente para tener luz; y se mejorarán las redes de agua potable y de saneamiento para casetas, que no están mal, pero hay que mejorarlas. Además, unos postes que hay ahora en el centro de las calles que dificultan enormemente la semana de trabajo van a desaparecer y van a pasar esos mismos postes a la linea que divide lo que es acerado de lo que es calzada de forma que sirvan para colgar el alumbrado ornamental durante la Feria y durante el resto del año sean la ubicación donde estén los puntos de luz para las calles.

–¿Córdoba tiene la Feria que se merece?

–Creo que no. He dicho muchas veces que a mí me da cosa de que la Feria de Sevilla se conozca internacionalmente, y también la Feria de Jerez, cosa que no ocurre con la de Córdoba. Y nos debía chocar que sea la feria más famosa del mundo una Feria de Sevilla que tiene la particularidad de que si no conoces a alguien no entras en ninguna caseta, mientras que ni siquiera es internacionalmente conocida una feria abierta como lo es la de Córdoba.

"Después de 26 años sin hacer nada, resulta difícil pensar que el Ayuntamiento acometerá el proyecto”

–¿Qué falla en Córdoba para que, como usted dice, no sea una Feria conocida internacionalmente?

–Es que los cordobeses somos muy especiales, todo el mundo dice que somos muy acogedores, pero somos muy senequistas y lo nuestro no lo vemos nunca como lo mejor; entonces ocurre, por ejemplo, que cuando haces el esfuerzo que hemos hecho desde la asociación de encargar y pagar un proyecto, acabas oyendo comentarios como que “ya hay unos señoritos que se van a embolsar cinco millones de euros por cuatro papeles y cuatro dibujos”; no, mire usted, hemos pagado a un estudio de arquitectura para que redacte el proyecto y ese proyecto dice que la inversión en el ferial son cinco millones de euros y eso tendrá ahora que gastarlo el Ayuntamiento y lo cobrará la constructora que haga la obra. También he oído cosas como que “con el dinero de todos os vais a poner allí un chiringuito para ganar dinero”, en fin...el cordobés es así, lo nuestro no, “la mejor feria, la de Sevilla”...lo nuestro es poner zancadillas.

–¿Córdoba tiene una Feria del siglo XXI?

–No. Creo que en el siglo XXI no podemos ir a un ferial que sea un erial y que durante el resto del año por mucho que se diga no está cuidado, no se cuidan ni los árboles que hay allí. Todos los ayuntamientos que ha habido desde hace 26 años que la Feria está en El Arenal se preocupan de aquello solamente cuando llega la Feria; el resto del año, no.

"No creo que Córdoba tenga la Feria que se merece ni tampoco que la ciudad tenga aún una Feria del siglo XXI”

–Bueno, con esta Corporación parece que se ha dado un paso importante en ese aspecto.

–Le vuelvo a repetir que creo que ha sido Carmen González la que se ha preocupado más. La alcaldesa no se ha reunido ninguna vez con nosotros. Es más, le diría que creo que ni siquiera se asomó ninguna vez por la caracola que hay en la Feria donde trabajan los empleados municipales. Hace dos años entregamos en la Feria el Premio Pedro Ximénez a los trabajadores municipales. Es verdad que aquello coincidía con la jubilación de Diego Ortega [ex trabajador de la Delegación de Promoción de la Ciudad], pero insistimos en que ese premio que le dimos a Diego era para todos los trabajadores municipales, trabajadores que también tienen familia. Llevo muchos años viéndolos allí un mes antes y la semana de Feria, mañana, tarde y noche. Qué menos que la alcaldesa, que aparca su coche enfrente todos los días, hubiese entrado, pero...

–De las necesidades que ven en la Feria, ¿cuáles serían las más acuciantes de acometer?

–La primera ha sido la de que pase a ser un recinto definitivo y la segunda sería urbanizar aquello y eliminar los gastos que supone para el Ayuntamiento todos los años montar y desmontar lineas eléctricas. A lo largo del 2004, año en el que empezamos nuestra andadura creo que se han conseguido muchas cosas que hemos ido dirigiendo, y ahí está la hemeroteca, y que al final se han hecho, aunque que se apunte el tanto quien quiera.

–¿Como cuáles?

–Dijimos que la calle Enmedio debía ser una calle más importante, y hoy lo es; dijimos que había que poner arbolado y que había que quitar de enmedio de las casetas esos árboles que se plantaron en los patios que tenían las mismas y que empezaron a crecer impidiendo poner las carpas, y se quitaron, conseguimos que se sacaran de dentro de las parcelas y que se plantaran más árboles fuera. También la Feria de Córdoba se estaba volviendo chabacana en cuanto a las casetas, había algunas regularmente puestas, con barras con marca de bebidas y un poco de chino en el suelo, y dijimos que por lo menos había que cuidar la estética de las fachadas y mantenerlas, y se ha conseguido. Es cierto que se va viendo que poco a poco los que montan casetas se han ido concienciando del tema y cada vez hay mejor nivel de fachada.

–¿Llegará el día en el que los muros de las casetas no se tiren tras el fin de Feria?

–Lo que no podemos hacer es paracaidismo de caseta, lo que no puede haber es nueve, diez ó 20 salteadas que están fijas y el resto no. Ahora mismo hay una discriminación entre las asociaciones y grupos políticos que tienen casetas en la calle Guadalquivir. Estos señores llegan allí con una manga de agua, quitan el polvo de la fachada, tienen la estructura metálica levantada, llegan con su lona, la ponen y tienen la caseta montada. Tienen una diferencia de coste importante respecto a los que montamos. Lógicamente, sin hacer paracaidismo, habrá que determinar alguna zona para ello.

"El objetivo es que El Arenal pueda servir durante todo el año para muchos usos y no solo para la Feria”

–Tengo entendido que ustedes llevaban algo al respecto en su proyecto de 2007.

–Si, en nuestro proyecto inicial de 2007 incluimos la creación de una plaza central alrededor de la cual estuvieran las casetas que quieran estar fijas, así ya no se podrá decir que hay Feria de segunda. Desde mi punto de vista particular yo no quiero hacer casitas, yo no quiero tener allí una casa cerrada cubierta durante todo el año, hablamos de tener algo parecido a las casetas que están ahora en la calle Guadalquivir, que es una fachada principal y una estructura metálica donde después poner los toldos...y bueno habrá que buscar soluciones para que eso no entorpezca el uso del recinto el resto del año. Yo creo que todo eso hablándolo y consensuándolo se puede llegara realizar. Efectivamente estamos hablando de 20 ó 25.000 euros que puede costar montar y desmontar una caseta, solo lo que es la parte de obra...bueno pues ese sería un dinero que podríamos dedicar a otra cosa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios