Feria

Las casetas tradicionales calculan en cinco millones la reforma del Arenal

  • La siguiente fase del proyecto pasa por concretar algunos aspectos con técnicos del Ayuntamiento

Representantes de la asociación y autoridades locales. Representantes de la asociación y autoridades locales.

Representantes de la asociación y autoridades locales. / Laura Martín

Una reforma del recinto ferial que incluye la pavimentación de las calles de la zona de casetas y con mejoras en la acometida eléctrica. Éste es el proyecto que el presidente de la Asociación de Casetas Tradicionales, Rafael Bocero, ha presentado para la urbanización del recinto ferial y cuya ejecución, calculan, tendría un coste de cinco millones de euros.

La asociación ha entregado el proyecto al Ayuntamiento para su puesta en marcha con los técnicos tras las elecciones municipales. La propuesta, que no es definitiva sino “un documento base”, presenta “unos números generales” que plasman las mejoras que la asociación quiere implementar en el recinto ferial con la ayuda del gobierno local.

En concreto, se contemplan 27.000 metros cuadrados de pavimento rodado (para caballos, carruajes y vehículos), 27.000 de acerado, 26.000 para zonas verdes y 46.000 para casetas.

El suelo de las casetas seguirá siendo de albero tradicional, aunque se consigue una mejora en los alrededores de las mismas, ya que se plantea una mejor señalización y una “sustitución del arbolado para mejorar los niveles de sombra”, ha explicado el arquitecto a cargo del proyecto, José Antonio Ruiz.

Esto se realizará mediante la sustitución y la reubicación de los ejemplares actualmente existentes. Estas modificaciones fijan el límite de casetas del recinto a un número de 100, aunque Bocero ha señalado que “es mejor tener 100 casetas dignas que muchas casetas”.

El plan también contempla una reforma respecto la acometida eléctrica para ahorrar en gastos de instalación, ya que Bocero ha explicado que “se hará un rediseño de las líneas y se aumentará el número de tomas” para agilizar estos procesos y mejorar también la seguridad de los visitantes.

El presidente ha explicado que espera que este llegue a “incorporar los documentos internos necesarios”.Para ello, se deberán ultimar los detalles con los técnicos del Ayuntamiento tras las elecciones del 26 de mayo.

Por lo tanto, aún quedan por cerrar “cantidades y plazos” para “evitar parones” y que, cuando se encuentre en proceso de licitación “aleguen que se trata de un proyecto por fases, y no uno completo.

Sin embargo, Bocero ha aclarado que “tal vez el Ayuntamiento no va a tener la cuantía necesaria y tampoco hay tiempo” pero que espera “que para la feria de 2020 ya haya algo hecho y se vea el trabajo por el que llevamos luchando durante 26 años”.

La portavoz del Ayuntamiento, Carmen González, ha afirmado “que la comisión sigue trabajando para la feria de 2019” y que “esté quien esté, se continuará con el proyecto”, ya que “por fin se ha puesto el foco en la feria”.

La aprobación de este plan llega tras cuatro años en los que el gobierno local no ha realizado las mejoras en el recinto, a pesar de ser uno de las promesas para este mandato y para los cuales se plantearon las líneas de actuación desde la comisión de feria.

Por lo tanto, esta colaboración entre la asociación y la comisión representa un avance respecto a la tendencia de años anteriores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios