Economía

Un estudio estima pérdidas de 72 millones en el turismo cordobés por la crisis sanitaria

  • El informe elaborado por Adeitur Consultoría Turística se basa en previsiones de la Junta de Andalucía

Un grupo de personas espera para entrar en la Mezquita. Un grupo de personas espera para entrar en la Mezquita.

Un grupo de personas espera para entrar en la Mezquita. / Juan Ayala

Un estudio de Adeitur Consulturía Turística, basado en las previsiones del consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, Juan Marín, vaticina, al igual que este, que los ingresos turísticos caerán este año en Córdoba un 25%, al pasar de 288,4 millones de euros ingresados en 2019 a unas pérdidas de 72,1 millones respecto a lo que se esperan para 2020 por los efectos de la crisis del coronavirus.

Según ese estudio de Adeitur, esos 72,1 millones de pérdidas en el sector turístico cordobés este año por la crisis del covid-19 se reparten entre los 20,1 millones de euros menos que van a dejar de ingresar las arcas de los alojamientos; los 30,1 millones de euros que no entrarán en los establecimientos de restauración; los 11,5 millones de euros menos en compras de los visitantes en Córdoba, y los algo más de diez millones de euros que Adeitur vaticina para otros conceptos.

El gasto de un turista en el destino se mueve entre los siguientes parámetros: un 28% para el alojamiento, un 42% para la restauración, un 16% para compras y un 14% para otros conceptos. Con estos porcentajes, el informe destaca que Andalucía obtuvo ingresos por valor de 3.658 millones de euros en gastos de restauración, siendo ésta la partida más importante de cada turista o excursionista. Le siguen los  2.439 millones de euros que los turistas gastaron en concepto de alojamiento. "Aplicando la hipótesis del mismo comportamiento del destino del gasto en cada una de las provincias, se puede ya tener una idea de la importancia del turismo en cada provincia", puntualiza el texto.

Asimismo, Adeitur insiste en su estudio en que partiendo de las recientes previsiones del consejero de Turismo "podemos aventurarnos" a decir que Andalucía dejará de ingresar en 2020 alrededor de 2.177 millones de euros. "Así por ejemplo, mientras en Córdoba los alojamientos dejarían de ingresar más de 20 millones de euros y los restaurantes y tiendas de alimentación, más de 30 millones, sumando una pérdida total de más de 72 millones de ingresos, Málaga perdería 250,4 millones de euros solo en alojamiento y 375,6 millones en restauración de un total de 894,3 millones de pérdidas", añade el estudio.

El informe detalla que Jaén, con 1,4 millones de pernoctaciones (1,32% de cuota sobre el total de Andalucía) y Córdoba con 2,9 millones (2,72%) ocupan los  últimos lugares a gran diferencia del resto. "Sin embargo ambas provincias son las que más pernoctaciones tienen en sus alojamientos rurales en proporción al total de sus provincias. Así, Jaén con un 6,26% de sus pernoctaciones y Córdoba con un 4,38%, superan por mucho el 1,28% de la media andaluza. En Andalucía, casi el 49% de las pernoctaciones se están produciendo ya en alojamientos no hoteleros", defiende Adeitur.

Según la consultora, casi 8.710 millones de euros suponen los ingresos procedentes del gasto de los turistas y excursionistas en Andalucía. Igualmente, es Jaén, con casi 169 millones de euros y una cuota del 1,94%, y Córdoba, con más de 288 millones y una cuota del 3,31%, las provincias que menor cuota de estos ingresos obtienen. "Se demuestra cómo Córdoba es una provincia que aún sufre la marca de ciudad de paso obteniendo desde hace décadas el menor índice de pernoctación de Andalucía junto a Jaén. Esto se demuestra observando que es la provincia que tiene mayor proporción de excursionistas que el resto, llegando a ser un 35% del total de pernoctaciones, muy por encima de la media de Andalucía, que tan solo supone un 18,79%", añade el informe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios