Solidaridad

Juan José Aguirre, obispo de Bangassou: "Hay conflictos en el mundo a los que no se les da tanta cobertura"

  • Más de 650 personas se dan cita en la comida anual de la Fundación del prelado cordobés en el Real Círculo de la Amistad

El obispo de Bangassou, Juan José Aguirre, en el centro, durante la comida solidaria en el Real Círculo de la Amistad.

El obispo de Bangassou, Juan José Aguirre, en el centro, durante la comida solidaria en el Real Círculo de la Amistad.

El foco mediático de los últimos 17 días se centra en la invasión a Ucrania por parte de Rusia, pero en el mundo existen conflictos bélicos que duran ya demasiadas décadas y que no tienen tanta proyección informativa. Es el caso de la guerra de República Centroafriacana y quien bien sabe de ello es el obispo de la Diócesis de Bangassou, el cordobés Juan José Aguirre, que ha presidido la tradicional comida solidaria que se celebra en Córdoba desde hace 24 años para recaudar fondos -tras dos años de cancelación por la pandemia del coronavirus- y que ha tenido lugar en el Real Círculo de la Amistad.

Entre abrazos y saludos a los asistentes -se han dado cita más de 650 personas-, Aguirre ha destacado la "gran cantidad de personas" que han acudido tras el parón por la crisis sanitaria. Su presencia y respuesta, ha señalado, demuestra que "la solidaridad de los cordobeses sigue intacta y la empatía que encontramos hace años sigue siendo muy fuerte".

El prelado ha reconocido que desconoce a qué se debe este apoyo generalizado a su causa, si bien, ha aludido a la cobertura mediática de Córdoba porque "nos dais cancha y podemos hablar en los periódicos, la tele y la radio". No obstante, también lo ha vinculado "a la sintonía de los grupos parroquiales, las cofradías, el Ayuntamiento, los canónicos... hay muchas personas que conocen a mis hermanos -uno de ellos es el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre- que de alguna manera conectan con otras personas". Eso hace que "esta comida solidaria tenga tanto ambiente", ha anotado.

A su juicio, "lo que estamos viendo en Ucrania es horrible y hoy están atacando la ciudad de María, donde hay un santuario con una virgen negra muy conocida", ha lamentado. Sin embargo, ha recordado que actualmente "hay unas 25 o 30 guerras en todo el mundo y están allí desde hace años y les hemos puesto menos cámaras y menos periodistas y, esto, de alguna manera me causa inquietud porque son guerras que son brutales como la de Ucrania, con millones de desplazados, como los centroafricanos, que son más de 1,2 millones de personas desplazadas a otro sitios del país por causa de la guerra".

En esa misma línea, el obispo ha insistido en que a estos conflictos "no se les da tanta cobertura, la vida es así". Por ello y, para evitar que estos enfrentamientos enquistados sigan en el olvido, "estamos intentando que la guerra de Centroáfrica, como la del Congo o la de Birmania también tengan una resonancia porque hay un gran volumen de sufrimiento", ha destacado.

Jóvenes voluntarios en la comida. Jóvenes voluntarios en la comida.

Jóvenes voluntarios en la comida. / Juan Ayala

En el caso de este año, la recaudación de la comida solidaria se va a destinar a la rehabilitación del Seminario de Bangassou. Aguirre ha detallado que "hace cuatro años, durante la guerra civil, acogimos a un grupo de 2.000 musulmanes en el seminario menor de la Diócesis, que se estaban arriesgando a un genocidio". 

"Nos pidieron venir al seminario y nosotros los acogimos, creíamos que iban a estar unos meses y estuvieron cuatro años y medio. Son nuestros hermanos musulmanes, no les pusimos condiciones, así que cuando se fueron se llevaron todo lo que había en el Seminario: mesas, sillas, pupitres, los techos del altar...".

A pesar de ello, el obispo ha reconocido que "los dejamos hacer porque los acogimos sin condiciones y ahora hay que rehacer el seminario donde hay 50 seminaristas". Hasta el momento, según ha contado, "ya se ha pintado, se han puesto las puertas y la carpintería, pero nos quedan muchas cosas por hacer, como los baños, la biblioteca, la sala de profesores y con lo que se recoja se financiará". Un dinero que, ha subrayado, "siempre llega a pesar del embargo de armas y de dinero que hay. Nos llega todo".

Asistentes a la comida solidaria en el Salón Liceo del Real Círculo de la Amistad. Asistentes a la comida solidaria en el Salón Liceo del Real Círculo de la Amistad.

Asistentes a la comida solidaria en el Salón Liceo del Real Círculo de la Amistad. / Juan Ayala

El obispo de Bangassou permanecerá en Córdoba durante diez días más y y ha reconocido que siempre que se marcha tiene "el corazón partío, domo dice la canción". Su madre tiene 91 años y "está enferma; me da mucho sufrimiento hasta que vengo. Está bastante delicada y hoy no puede venir". No será hasta el próximo mes de septiembre cuando regrese porque, tal y como ha dejado claro, "siempre volveré mientras mi madre esté con vida".

A la comida solidaria de la Fundación Bangassou han acudido numerosos representantes instituaciones, como el alcalde de Córdoba, José María Bellido, el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Córdoba, Juan Carretero, y el presidente de la Audiciencia Provincial, Francisco de Paula Sánchez Zamorano.

Este no es el único acto solidario que ha acogido el Real Círculo de la Amistad a favor de la Fundación Bangassou. Desde el pasado 3 de marzo y hasta mañana domingo, hay una exposición y venta de azulejos de toreros cordobeses, realizados a través de la técnica de sublimación. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios