Juan Andrés de Gracia | Presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano “Al gobierno saliente solo le doy un aprobado pelado y soy generoso”

  • Considera “un tremendo error”, y espera que no ocurra, que por motivos ideológicos los gobiernos municipales entrantes aparquen proyectos que han contado con un gran consenso

Juan Andrés de Gracia posa en el Parque Cruz Conde. Juan Andrés de Gracia posa en el Parque Cruz Conde.

Juan Andrés de Gracia posa en el Parque Cruz Conde. / Laura Martín

Juan Andrés de Gracia (Córdoba, 1962), maestro de profesión, es una de las personas que mejor conoce la vida política, económica y social de Córdoba. En su extenso curriculum destaca que a los 17 años se inició en el movimiento vecinal y que desde 2012 es miembro de la directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara; y también que fue concejal de la ciudad entre 1995 y 1999. Desde 2016 preside el Consejo del Movimiento Ciudadano, el mayor órgano de participación que tiene entre sus funciones principales las de debatir los planes de actuación, canalizar quejas y sugerencias, emitir informes, promover estudios y hacer propuestas en cualquier materia que afecte a la ciudad.

–¿Le ha sorprendido el triunfo del PP en las municipales?

–No. Habíamos hablado bastante los que nos movemos en el Movimiento Ciudadano sobre que éramos conscientes de que la situación iba a estar muy pareja, como hace cuatro años, y que iban a ser circunstancias puntuales las que iban a propiciar un pacto de gobierno en una linea o en otra. Conocíamos que la valoración de la alcaldesa por parte de la ciudadanía era más alta, pero también éramos conscientes de los problemas que estaba pasando la izquierda a la izquierda del PSOE, entre lo ocurrido con Ganemos y las divisiones y los conflictos que había habido, y de que, al contrario, la parte de centro-derecha contaba con una cierta tranquilidad.

–Dice que la valoración de la alcaldesa por parte de la ciudadanía era más alta, ¿le ha sorprendido la derrota del PSOE?

–No. Ya comenté que sin duda iban a penalizar las dificultades de gestión que estaba teniendo el gobierno municipal. Lo habíamos avisado, lo habíamos dicho al principio del mandato con todas esas leyes que estaban surgiendo tan restrictivas para los ayuntamientos respecto a contratos y demás. El gobierno local mismo se autoimpuso unas reglas aún más restrictivas, como no tener asesores, como poner más duras las normas de contratos interiormente, etcétera. Fueron errores. La falta de personal y esa falta de capacidad de gestión por esas restricciones han sido elementos que ha penalizado, sin duda, al gobierno local.

–¿Cómo afronta el Movimiento Ciudadano este anunciado cambio de gobierno municipal? Desde el movimiento vecinal se quejaron en su momento de que el anterior gobierno local del PP era contrario a la participación ciudadana.

–Hay un dicho que alguna vez he comentado que certifica que normalmente cuando gobierna la izquierda o el centro-izquierda se acerca mucho a nosotros al principio, pero al final de los mandatos suelen estar bastante hartos de nosotros; y en el caso del centro-derecha o de la derecha ha sucedido al revés. En este caso hay variantes, a José María Bellido, el previsible alcalde, lo conocemos desde hace tiempo, no es novato, ha estado gobernando. Salvador Fuentes, Miguel Ángel Torrico, Juan Miguel Moreno Calderón, Laura Ruiz...es gente con la que ya hemos compartido debates, diferencias, acercamientos... Y con parte de Ciudadanos, si entra a gobernar finalmente, como parece obvio, los contactos que hemos tenido han sido siempre muy correctos. Ya hemos leído sus programas y tienen planteamientos de participación que son legítimos. Simplemente queremos, desde la legitimidad que le dan a ellos los votos y desde la nuestra, que nos la da el reglamento de participación, pues dialogar y llegar a los acuerdos oportunos. Tampoco ha sido un mar tranquilo la convivencia con el gobierno saliente o que va a salir, también ha habido diferencias.

"No vamos a ser más exigentes con el PP; con el gobierno local saliente también tuvimos diferencias”

–Precisamente he escuchado temores por parte del PP de que van a ser muy exigentes y duros con ellos frente a la tibieza que dicen que han utilizado con el cogobierno del PSOE e IU.

–No, qué va. Como he dicho, hay relaciones personales previas. Mientras esté al frente del Consejo del Movimiento Ciudadano, el Consejo del Movimiento Ciudadano apostará por el diálogo y por el consenso. Lo hemos demostrado sacando el dictamen del Cercanías, el de la Feria o el del Casco, todos ellos tras dialogar. Ya colaboramos con el gobierno anterior del PP; con el gobierno de José Antonio Nieto colaboramos en la medida que nos dejaron colaborar o que quisieron que colaboráramos o que participáramos. Es una cuestión de ser sinceros los unos con los otros y pensar en el bien de la ciudad. Nosotros siempre vamos a reconocer la legitimidad de quien tiene los votos democráticos y simplemente hay un reglamento que también hay que aplicar, como también hay que aplicar el reglamento del Consejo Social o el reglamento de juntas de distrito. Hay que aplicarlo incluso si quisieran legítimamente promover un cambio. Lo que queremos es que todo se haga desde el diálogo y la participación. Nosotros vamos a seguir colaborando con quien gobierna, que es nuestra labor. Nosotros no estamos ni para poner ni para quitar alcaldes, ni para otra cosa que no sea colaborar en la gestión desde la participación, y yo eso me lo creo realmente.

Juan Andrés de Gracia posa en el Parque Cruz Conde. Juan Andrés de Gracia posa en el Parque Cruz Conde.

Juan Andrés de Gracia posa en el Parque Cruz Conde. / Laura Martín

–¿Qué nota le daría en gestión al gobierno saliente?

–Posiblemente un cinco pelado y quizás soy incluso generoso en esa nota. Es verdad que de esa puntuación una parte no es culpa de ellos en sí, sino de las últimas normativas impuestas sobre todo desde el Gobierno central. No entendemos sinceramente por qué ya el gobierno de Pedro Sánchez no ha empezado a aprobar los cambios al respecto. Solo podemos entender que hay una bajada importantísima del municipalismo; o sea, en los partidos políticos, aunque tienen alcaldes de cierto renombre, los jefes territoriales autonómicos y otro tipo de líderes están teniendo mucho más protagonismo que ellos y eso se ha notado en la dificultad de defender cambios en la financiación de las entidades locales, de las competencias de los entes locales, de que la ley de contratos y la ley de subvenciones estén adecuadas a lo que son los ayuntamientos y no solo a normativas estatales. Ese es un realidad y creemos sinceramente que hace falta que todos los partidos, que todos los nuevos alcaldes y concejales que han salido, se agrupen desde el punto de vista del municipalismo, que lleguen a consensos, imaginamos que a través de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias y a través de la federación española. Creemos que son los ámbitos que deberían potenciarse, porque si no los ayuntamientos van a seguir gestionando el 13% prácticamente de los fondos públicos cuando tienen una multitud de competencias ya tremendas. En el caso de Córdoba, si no recuperamos el nivel de personal, el nivel de gestión, y el nivel de capacidad de atender las necesidades de nuestros ciudadanos vamos a tener problemas para cubrir lo que la gente nos pide.

–¿Qué balance hace de los últimos cuatro años en el plano municipal de los temas en los que desde el Consejo del Movimiento Ciudadano se ha trabajado?

–Creo que se ha avanzado poco en algunos temas. En parcelas, por ejemplo, hemos evidentemente avanzado, aunque más lento de lo que quisiéramos. porque hemos abierto puertas en lo que respecta a la dotación de servicios. Ha sido un acuerdo promovido desde el Ayuntamiento, por todos los grupos políticos, que aceptó el Parlamento andaluz también por todos los grupos políticos. Tenemos la esperanza de que los nuevos gobiernos, el andaluz y el local, avancen en seguir abriendo puertas en esa línea, sobre todo en dotación de servicios, que es lo que más nos preocupa, más que legalizar. Habrá un montón de parcelas que no se puedan legalizar, pero consideramos que tienen derecho al acceso a los servicios; por supuesto que siempre pagándolo los parcelistas, como siempre hemos planteado, y nunca gratis pagándolo el resto de los ciudadanos, lo cual rompería cualquier acuerdo con nosotros inmediatemante.

–¿Y del tema del Cercanías?

–Nosotros hemos dicho ya varias veces que no hay un Cercanías en la ciudad, hay otro tipo de tren. Lo hemos comentado siempre, las paradas aún por construir, la falta de acuerdo para las tarifas, que se han quedado en el aire cuando parecía que había acuerdo. Esa ha sido una de esas cuestiones que el gobierno saliente ha sido incapaz de cerrar, que dice que ha estaba cerrado, pero que ha sido incapaz de cerrar. Además, tenemos sin resolver aún el tema de frecuencias, la cuestión de la intermodalidad, conectando el servicio con otro tipo de transportes como son los autobuses y demás, los cambios que hacían falta en infraestructuras...con todo eso, el Cercanías para nosotros no existe. Es un tren lo que tenemos y como se analicen sus resultados van a ser ínfimos, porque no se ha creado un servicio tal cual tenía que ser, que es lo que dijimos en la comisión que se creó para el Cercanías.

"El cogobierno se ha autoimpuesto algunas restricciones en la gestión que luego le han pasado factura electoral”

–¿Qué balance hace del trabajo para diseñar el nuevo modelo de Feria, para el que también se creó una comisión?

–Creo que en el tema de la Feria todos estamos de acuerdo en que hemos conseguido algo que mandato tras mandato se decía y nunca se hacía, hemos conseguido ya sentarnos a trabajar para diseñar ese nuevo modelo de Feria, se han conseguido avances como que ya está claro que la Feria se va a quedar en El Arenal por lo menos otros 25 años. Está claro que ya hay un modelo de mejora y de remodelación de la Feria, está claro que hay un sentir general de hacia dónde hay que ir. Hay mucho más que arreglar, temas de accesibilidad, temas de transporte, temas de sombreado...pero tenemos un documento que ya ha dado dos resultados, la puesta en marcha de un cambio urbanístico en el plan general que era obligatorio, porque si no no podíamos avanzar, y un proyecto [encargado por la Asociación de Casetas Tradicionales] que nosotros vamos a apoyar sin duda, y aunque parezca que su ejecución tiene un coste relativamente alto [cinco millones de euros], entendemos que una infraestructura de ese tipo necesita esa inversión y además la necesita en un par de años posiblemente, no en más.

–Se le ve más satisfecho con el trabajo respecto al nuevo modelo de Feria que del resultado de la regulación de los veladores

–Nos gusta más hablar de vía pública que de veladores, porque estamos preocupados por la vía pública y no tanto por los veladores, porque los veladores no nos causan problemas como tal, nos causa problemas el uso de la vía pública. No puede ser es que se ocupen de manera masiva los acerados por usos lucrativos o que impiden la accesibilidad o el tránsito. Creemos en la convivencia y hemos planteado ya que se cree la mesa de vía pública. Uno de sus primeros objetivos debería ser proponer al Ayuntamiento, y esperemos que lo acepten, unificar toda la gestión de vía pública y unificar toda la normativa existente. Hay hasta ocho o diez ordenanzas municipales que afectan a la vía pública, pero es que el uso de la vía pública la conceden distintos departamentos municipales, y cuando uno de ellos concede ese uso, los otros ni se enteran. Además, hay multitud usos en la vía pública que creemos urgente organizar, especialmente en el Casco Histórico. Nos parece que el Casco necesita vida residencial y necesita vida de negocios y eso requiere que la vía pública no se pueden colmatar de negocios de hostelería sin más o que las calles estén fin de semana tras fin de semana con manifestaciones, con eventos culturales, con salidas procesionales o con cuarenta mil cosas de este tipo, esto hay que organizarlo. Hay que hacer un calendario de actos pactado entre todos, que todo el mundo encuentre salida a sus actividades y que podamos tener un Casco ordenado que permita la convivencia al mismo tiempo que el negocio.

–O sea, que la mesa que se creó para regular los veladores no ha cumplido las expectativas

–La mesa de veladores ya ha quedado superada, porque no se podía avanzar más y parecía que éramos unos contra otros. Pensamos más en una mesa más abierta, con más participantes, como se ha hecho para otros asuntos, que busquemos la convivencia, y creo que el sector de la hostelería, el cultural, el de las cofradías, el de peñas o el deportivo...creo que todos debemos llegar a un acuerdo, pero la ciudad no puede estar cortada día sí y día no y la entrada al Casco no puede ser imposible permanentemente para sus residentes.

"Lo más urgente que debe acometer el nuevo equipo de gobierno es equilibrar los servicios públicos municipales”

–¿Qué considera que es más urgente que acometa el nuevo equipo de gobierno local?

–Sin duda, equilibrar los servicios públicos del Ayuntamiento. La falta de personal va a continuar porque sigue habiendo una generación de funcionarios que se va a ir jubilando; y la dificultad y la tardanza que tienen todos los procesos de incorporación de gente, nos parece que es una de las cosas más urgentes de resolver. Hoy por hoy, la red de bibliotecas, por ejemplo, si no se refuerza de personal y medios informáticos, es muy posible que la perdamos como tal red de bibliotecas. Los ordenanzas están haciendo falta también en muchos servicios, para los centros cívicos, para museos...falta personal en Seguridad, Servicios Sociales, Cultura... Lo primero que debería hacer el gobierno local es una especie de auditoría o de análisis de cómo están los servicios y hacer una planificación intensísima a ese respecto; es urgente.

–Bueno supongo que el nuevo equipo de gobierno tendrá sus propias urgencias; ya sabe, cada maestrillo tiene su librillo. Además, parece que en política no le vale al que entra lo que ha dejado el que sale, ¿no cree?

–Mire, desde la Federación de Vecinos se ha preguntado a los partidos sobre si todos los trabajos que se han hecho colectivos van a ser atendidos, creo que la única forma de resolver temas como los del Cercanías, las parcelas, los veladores... es que esos temas que han suscitado tanto consenso sean aceptados y puestos en marcha en lo que considere el que gobierna que puede hacerlo. Esta ciudad cuando ha avanzado ha sido gracias a esos acuerdos como pasó, por ejemplo, con el tema Renfe o como pasó con el arreglo de todo el Centro en los años 90. Todo el que llega al gobierno municipal inventa algo nuevo y esto es un error tremendo, porque hay un trabajo ya asentado al que se renuncia. A veces lo que hace falta es simplemente continuar con los trabajos que ya existen y con los proyectos que ya existen, consolidándolos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios