Inmaculada Troncoso | Delegada de Educación de la Junta en Córdoba “El domicilio seguirá siendo la prioridad más importante para la escolarización”

  • Llegó al cargo cuando al curso escolar que ahora concluye “y que no ha sido malo” le quedaban pocos meses y defiende que una de las necesidades más imperiosas es la mejora de los centros

Inmaculada Troncoso posa en su despacho de la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba. Inmaculada Troncoso posa en su despacho de la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba.

Inmaculada Troncoso posa en su despacho de la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba. / Juan Ayala

Inmaculada Troncoso nació en Constantina (Sevilla) en 1965, pero reside en Córdoba desde su infancia. Licenciada en Filología Hispánica y profesora de Lengua Castellana y Literatura en Secundaria y Bachillerato desde 1989, ha sido desde 2011 la directora del Instituto de Educación Secundaria (IES) Trassierra. El pasado mes de febrero fue nombrada Educación y Deporte e Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Córdoba, cuando el curso escolar que ahora acaba estaba bastante avanzado. “Aunque la verdad es que llevo poquito tiempo en el cargo, con lo cual no puedo tener mucha perspectiva, el balance que hago del curso que ahora acaba no es malo. Sí es cierto que hay cosas que son obviamente mejorables. Acabamos de empezar en esta nueva Consejería, venimos de un cambio y ha sido difícil poder sentar las bases para esas mejoras; de hecho, estamos ahora sentando las bases”, defiende.

–¿Cuáles son esas cosas obviamente mejorables?

–Hay un tema que especialmente preocupa a las familias y además es lógico que sea así, ese tema son las infraestructuras en los centros, la agilización de los arreglos que son necesarios en unos centros que van envejeciendo. No son procedimientos rápidos, son muy lentos y se está trabajando para mejorarlos, pero además de todo eso es verdad que quedan pendientes muchísimas obras por realizar. También hay otras cosas que mejorar como, por ejemplo, en lo que respecta a la cuestión puramente educativa, el fracaso escolar, el abandono de la enseñanza….

–¿El curso ha acabado con la denuncia de profesores y sindicatos por el cierre de unidades, ¿cuántas más se prevén cerrar para el ejercicio 2019-2020?

–Si equilibramos las unidades que se han perdido de tres años, por ejemplo, con respecto a las que se han aumentado en el resto de enseñanzas en Primaria, la verdad es que esa pérdida de unidades no ha sido muy significativa. Es cierto que se pierden unidades en las de tres años, pero obviamente la natalidad ha descendido muchísimo y en ese caso bien poco puede hacerse mientras los índices sean los que tenemos actualmente. Se trabaja en la medida de lo posible por que el cierre de unidades no se produzca, pero claro, si no queda otra porque no hay alumnos suficientes... pues eso ocurre, y donde ha ocurrido, insisto, ha sido sobre todo en las de tres años.

–Los sindicatos proponen la reducción del número de alumnos por aula ante la bajada de la natalidad, ¿es factible aplicar este tipo de medidas?

–Bueno, respecto a la bajada de ratio tenemos que tener en cuenta que existe una normativa que hay que respetar, lo que también es cierto es que los centros educativos son tratados desde su propia individualidad y no todos los centros son iguales y los directores y directoras son conscientes, y al menos nosotros queremos atenderlos así, teniendo en cuenta que sus casos, sus peculiaridades, son solo y exclusivamente de ellos. Hay ocasiones en las que las ratios se disminuyen o quedan mermadas, pero no se cierran unidades o no se va a unidad mixta, pues porque hay una serie de peculiaridades y de singularidades diferentes en esos centros.

–También proponen más recursos en las clases de apoyo ante la bajada de la natalidad

–Con respecto a lo de mayores apoyos, donde son necesarios me consta que se hace uso de ellos. Para ello trabaja el servicio de Ordenación y básicamente los centros de Compensatoria o de difícil desempeño. Recursos hay, que pudiera haber más, bueno no lo pongo en duda, es probable que a lo mejor tengamos que replantearnos eso con el tiempo y decidir si consideramos que hay que poner más recursos.

Inmaculada Troncoso posa en la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba. Inmaculada Troncoso posa en la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba.

Inmaculada Troncoso posa en la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba. / Juan Ayala

–¿Los sindicatos denuncian también que en la concertada no se han cerrado tantas aulas como en la pública, ¿pueden convivir ambos modelos en Córdoba?

–Yo creo que sí, que pueden convivir ambos modelos. No es tan así, como se dice, que la concertada haya aumentado con respecto a la pública, no, no, yo creo que el modelo de ambos tipos de educación pueden convivir y no ha habido una merma especial en la pública, porque hay más centros públicos; pero no necesariamente eso significa que sea a favor de la concertada ni existe voluntad por parte de esa Consejería de que eso sea de esa manera.

–En cuanto a la escolarización, ¿cómo va a afectar en Córdoba el cambio del sistema de zonas y la aplicación del distrito único?

–Bueno, no se trata tanto de distrito único, que yo sé que se ha hecho llegar un poco así esa idea. No es exactamente distrito único lo que habrá, son distintas áreas de influencia al estilo de círculos concéntricos al modo valenciano que se puso en marcha hace poco tiempo y que se está estudiando si eso efectivamente repercute positivamente en la escolarización. Tenemos que partir de la base de que un porcentaje altísimo de familias, estamos hablando de que en Córdoba son un 95%, ha obtenido plaza en el centro que ha solicitado como prioritario, lo que significa que no serán tantas las modificaciones, es decir, que puede mejorarse, y esa es la idea de la Consejería, mejorar ese porcentaje. No vamos a llegar posiblemente al cien por cien, pero sí hay margen de mejora de alguna forma.

"Trabajamos contra la pérdida de unidades, pero a veces no queda otra porque no hay alumnos suficientes”

–A pesar de que la bajada de la natalidad, hay centros que siguen teniendo una elevada demanda por parte de las familias y no dan cobertura a todas las solicitudes, mientras que otros colegios de carácter público ni siquiera llegan a cubrir el número mínimo de alumnos, ¿qué propuestas hay desde Educación al respecto?

–Pues, como le he comentado, nuestra propuesta es este modelo con el que se flexibiliza más la escolarización de tal forma que se aplique el mismo baremo y sean puntuados de la misma forma los centros que se solicitan como prioritarios que los que se solicitan como centros subsidiarios o que también se establezcan otros tramos en el IRPF para mayor puntuación. En prensa apareció hace poco que tal y como están establecidas las zonas de escolarización, las áreas de influencia ahora mismo, puede ocurrir que en una misma calle un alumno por vivir en un número par vaya a un centro diferente del que viva en un número impar porque el corte es demasiado tajante, es decir, que la idea que se tiene es la de flexibilizar las áreas aún mucho más.

–Y con ese sistema, ¿qué es lo que será prioritario a la hora de la escolarización?

–El domicilio va a ser prioritario, totalmente. Va a seguir siendo la parte del baremo con mayor peso, luego también se estudiará la reunificación de hermanos, en fin, que va a haber modificaciones en las puntuaciones, pero estableciendo un orden en el que tanto el domicilio familiar como el de trabajo y la renta serán prioritarios.

–Como usted ha dicho, el 95% de las familias han conseguido plaza en el primer centro elegido este año. No obstante, Educación sigue ofertando más plazas en Infantil que niños hay y este año más de 2.000 plazas se han quedado vacías

–Es que claro, la demanda va por un lado y la oferta va por otro. Obviamente, si existe mayor demanda en un centro no van a poder escolarizarse en ese centro, por mucho que se quiera. Lo que no parecería justo sería abrir más unidades donde más demanda haya y dejar las otras cerradas. Nosotros tenemos que mantener un equilibrio en la escolarización y si efectivamente hay mayor demanda en una zona, pero se queda otra descubierta, tendrán que trasvasarse para aquella otra zona. Trasvasarse a las zonas más cercanas, claro está, según el baremo que le vaya correspondiendo.

–Educación detectó el pasado mayo 119 obras en centros educativos sin hacer desde 2016...

–Generalmente esas obras están relacionadas con las cubiertas de centros escolares, concretamente le voy a poner un caso como ejemplo, el colegio Azahara de Villarrubia, en el que sé que las familias están especialmente preocupadas al respecto. Son obras de cubiertas, de accesibilidad, de comedores escolares o bien de bioclimatización, que es la que más suele preocupar. Este año ha sido benigno en cuanto al calor y está la cosa más tranquila, pero sí es verdad que ahí es donde haría más falta actuar, en el tema de las cubiertas.

Inmaculada Troncoso posa en su despacho de la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba. Inmaculada Troncoso posa en su despacho de la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba.

Inmaculada Troncoso posa en su despacho de la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba.

–Le oí comentar hace unas semanas que se iba a actuar este curso en un colegio en el tema de la bioclimatización, en ese remedio que las familias demandan contra las altas temperaturas que en Córdoba se suelen padecer en los últimos meses del curso escolar, ¿se va a incrementar ese número de actuaciones para el próximo curso?

–Se está trabajando en un plan de infraestructuras a largo plazo, 2020-2027. Ese plan lo que pretende es perfilar las necesidades reales, efectivas y bajo el prisma absolutamente objetivo de qué es lo que se necesita en cada centro. Se va a procurar a lo largo de ese tiempo priorizar aquellas que ya estaban definidas y que no fueron ejecutadas, más luego aquellas que efectivamente se estudien de una manera concienzuda que hacen falta. Voluntad existe. El problema con el que nos tropezamos es con que económicamente la cuestión está complicada. Se están intentando rescatar fondos de donde medianamente se puede, pero insisto en que la realidad es tozuda y tropezamos con la cuestión económica.

–El colegio de Turruñuelos y el instituto de Miralbaida son los próximos proyectos en infraestructuras que se van a llevar a cabo tras año de reclamaciones, ¿se van a cumplir los plazos?

–Con respecto a Turruñuelos sí se va a abrir en el plazo previsto, de hecho la obra está para terminarse a lo largo del año, con lo cual hablamos de que el 20-21 escolarizaría, bueno, probablemente en los últimos meses del 19-20 puede que estén incorporados ya allí los alumnos. Y en el de Miralbaida, para el 21-22 estaría prevista la escolarización.

–¿Son necesarios más centros educativos en Córdoba?

–Quizás no es tanto que sean necesarios más centros, a lo mejor probablemente lo que se necesite sean más unidades en los existentes y sea una cuestión meramente de ampliación de espacios, de obras menores comparándolas con la edificación de nuevos centros.

–En los últimos cursos ha habido una gran apuesta por la FP y la FP Dual, ¿está la oferta adecuada a la demanda de las empresas?

–Eso es lo que se pretende trabajar ahora. Como sabe hay una apuesta importante por la FP y concretamente por la FP Dual. Hay empresas muy potentes detrás de los centros escolares, sobre todo por el alto grado de empleabilidad que ofrece esta enseñanza educativa. No me atrevería a decir al cien por cien que esté adecuada del todo a la demanda de las empresas. No tengo datos que lo confirmen, pero, desde luego, lo que se está buscando desde la Consejería es que, desde el punto de vista de Educación, la FP se adecue a la demanda de las empresas y que los alumnos salgan prácticamente de ella con sus empleos. Esa es la idea, sí.

–¿Hay suficientes plazas en FP? Normalmente se queda mucha gente fuera por falta de plazas

–Pienso que sí, lo que pasa es que hay ciclos que son más demandados que otros y ahí es donde tropezamos con el problema de que no todo el mundo esté contento. Por ejemplo, los ciclos de Informática o el ciclo de Cocina son de los más demandados en Córdoba y hay mucha gente que se queda fuera. Habría que plantearse la posibilidad de abrir otros ciclos de la misma rama, porque efectivamente son de los más demandados.

"Tenemos que desterrar radicalmente la idea de que a FP va quien no sirve para estudiar una carrera o para estudiar Bachillerato”

–Es curioso, la FP está de moda cuando hace unas décadas...

–No sé por qué siempre se ha tenido y se tiene el estigma de que a FP van las personas que no sirven para estudiar Bachillerato o carreras. Recientemente he leído una noticia en la que se hablaba de que las familias aún con el alto grado de empleabilidad que tiene la FP siguen desconfiando bastante de ella. Creo que tenemos que desterrar esa idea, pero radicalmente. Hablo con conocimiento de causa cuando digo lo del alto grado de empleabilidad.

–¿Con conocimiento de causa?

–Sí. Procedo de un centro donde tenemos FP de grado medio y superior y he visto a los alumnos salir y colocarse directamente, quitándoselos de las manos las empresas. El grado de empleabilidad en la FP es muy alto y es verdad que muchas veces hay que estudiar quizás lo que la sociedad demanda. Si tú lo que pretendes es entrar en el mundo laboral rápidamente, ahora mismo la FP está muy bien encaminada y el curriculum de la FP ahora no tiene nada que ver con el curriculum de la FP antigua. Y lo que se pretende en un futuro es mejorarla más aún.

–¿Va a haber a corto plazo cambios en el servicio de inspección y en la elección de directores?

–Efectivamente en estos días ya se han hecho las nuevas distribuciones de las zonas y los inspectores de referencia en los centros educativos. En cuanto a los directores, es cierto que se van a proponer cambios a la hora de su selección, pero aún no hay nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios