Comercio

IU y Podemos pedirán en el Pleno que se agilicen las ayudas para los vendedores ambulantes de Córdoba

  • Amparo Pernichi y Juan Alcántara aseguran que la subvención anunciada el año pasado aún no ha llegado a los bolsillos de los comerciantes

El mercadillo de Las Setas de Córdoba.

Los grupos municipales de Izquierda Unida y Podemos pedirán en una moción conjunta en el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba, el próximo jueves, que se agilice el trámite de ayudas para los vendedores ambulantes de la capital cordobesa, que las esperan desde el pasado octubre, según han anunciado los concejales Amparo Pernichi (IU) y Juan Alcántara (Podemos). 

Fue en octubre de 2020 cuando la Delegación de Mercados del Ayuntamiento comenzó a preparar el expediente para destinar un total de 200.000 euros de subvención a los vendedores de los distintos mercadillos de la capital, afectados por las restricciones de la pandemia, una ayuda contemplada en el plan de choque por el coronavirus del Consistorio. Según ha detallado Amparo Pernichi, las ayudas "se pusieron en circulación pero la realidad es que no han llegado a los bolsillos de los comerciantes de nuestra ciudad". La razón, según indica, es que aún se encuentran en trámite y "han sido tan poco ágiles que no han llegado".

El edil de Podemos Juan Alcántara, ha explicado que la situación afecta a alrededor de 1.000 familias que viven del mercadillo y "son un motor muy importante y que usamos casi toda la ciudadanía, forma parte de la idiosincrasia local". En este sentido, ambos partidos pedirán un plan de ayudas al comercio ambulante para 2021, que comprometa al ya anunciado en 2020, "que llega tarde y ha sido insuficiente", además de estudiar la reducción directa de las tasas por instalación de puestos este año. 

Ambos grupos entienden que los mercadillos son parte del comercio de cercanía, pero son un sector especialmente vulnerable que precisa una especial atención. Desde que comenzó la pandemia, los vendedores ambulantes tenían ya la compra de la temporada hecha, lo que supuso una merma económica de todo el colectivo y que, en situación extrema, tuvieron que dejar de pagar algunas cuotas de seguridad social y de autónomos

Ante esta situación, según ha asegurado Pernichi, "el Ayuntamiento retiró más de 60 licencias de esa venta ambulante, lo que supuso que en junio hubo gente que no se pudo incorporar ni al 50% ni con todas las medidas de seguridad". Para la concejala, este sector está "olvidado por este Gobierno municipal". 

Los comerciantes "se quejan además del maltrato manifiesto que algunas asociaciones han denunciado y no sabemos si obedece a mala fe, desinterés o a que no les duele nada en este Gobierno municipal". Aunque el colectivo ya ha salido a la calle a protestar, aseguran que ahora mismo "no salen porque están trabajando, se mueven por toda la ciudad e incluso en los municipios de la provincia donde se les ha permitido instalarse".

Lo importante de la moción es que se implanten las ayudas para este 2021 y tememos que "van a llegar tarde porque los presupuestos no van a llegar hasta abril o mayo así que otra vez vamos tarde, por eso llevamos la moción a principios de año, para tratar de que les llegue a tiempo". 

Los vendedores ambulantes "siempre están llamando a la puerta del delegado de Comercio, están en una tensa espera para que se les atienda, también en la renovación de la ordenanza municipal y una larga lista de peticiones". Los concejales pedirán también campañas de concienciación para ahondar en la visibilidad de los mercadillos y potenciar la participación pues consideran que "hay un contacto muy tenue con los vendedores ambulantes, se necesita partidas presupuestarias concretas para activar el consumo en los mercadillos". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios