Córdoba

IU y PSOE intentan que sus diferencias sobre Colecor no generen otra crisis

  • Los socialistas pretenden abstenerse en primera instancia para argumentar en el Pleno el sentido final de su voto · Blanco asegura que hubiera preferido esperar a que se pronuncien los tribunales de justicia

Comentarios 6

Los socios del gobierno municipal, IU y PSOE, pretenden sortear el escollo de la legalización de las naves de Colecor, construidas irregularmente por el empresario Rafael Gómez para su negocio de importaciones de artículos de China, sin que se produzca un nueva crisis interna en el equipo municipal. Los recientes problema derivados de la aprobación de las ordenanzas fiscales, los planes presupuestarios de Sadeco o la programación de la Televisión Municipal para el año 2008 sumados al presente periodo preelectoral han obligado a ambos partidos políticos a andarse con pies de plomo. La legalización de las naves de Colecor es una medida con la que, específicamente, se sienten incómodos los socialistas, quienes hicieron de la construcción irregular de estas instalaciones uno de sus caballos de batalla en la anterior corporación.

Inicialmente, el PSOE mantiene que "lo mejor para todos" hubiera sido que este asunto no se abordase hasta que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, según el mensaje que le transmitió el primer teniente de alcalde, Rafael Blanco, a la alcaldesa, Rosa Aguilar. La respuesta de la coalición de izquierdas es que la legalización de las naves de Colecor pasó el 18 de julio de 2007 por el consejo de la Gerencia de Urbanismo y que, según los informes jurídicos, el organismo autónomo tiene seis meses para culminar su tramitación sin incurrir en una desviación de poder que pudiera dar lugar a la exigencia de responsabilidades legales por parte del empresario.

La intención inicial de los socialistas es la de abstenerse en la votación de hoy en el consejo de Gerencia, puesto que en ese órgano no es posible reservarse el sentido del voto. El grupo socialista ha encargado una serie de informes internos sobra la base de la documentación remitida por la Gerencia de Urbanismo que terminarán de definir el sentido del voto. Es altamente improbable que el PSOE acabe dando su visto bueno a la legalización, toda vez que cuenta con un informe desfavorable de la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía. Antes del Pleno del jueves, Rafael Blanco pretende tener un encuentro con Rosa Aguilar para comunicarle la decisión de los ediles socialistas. "Queremos explicar bien nuestra orientación de voto", asegura el portavoz del PSOE.

Ambas partes reconocen que las posiciones de una y otra parte son tan conocidas que resulta poco útil volver a reabrir heridas. Desde IU, el teniente de alcalde de Urbanismo asegura específicamente que la aplicación de la legislación y del planeamiento obliga a adoptar esta decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios