Córdoba

El Reina Sofía implanta un sistema puntero para reducir la radioterapia en el cáncer de próstata

  • Esta tecnología se basa en un control ecográfico en tiempo real que aumenta la precisión para tratar los tumores

Médicos del Reina Sofía e investigadores el Imibic posan con el bigote de la iniciativa 'Movember'. Médicos del Reina Sofía e investigadores el Imibic posan con el bigote de la iniciativa 'Movember'.

Médicos del Reina Sofía e investigadores el Imibic posan con el bigote de la iniciativa 'Movember'. / Lolo Agredano

El Hospital Reina Sofía ha implantado un nuevo sistema enfocado a reducir las sesiones de radioterapia en el cáncer de próstata basado en un control ecográfico en tiempo real que aumenta la precisión del tratamiento. La directora de la Unidad de Radioterapia, Amalia Palacios, ha explicado en un acto enmarcado en la iniciativa Movember que el centro ha adquirido para ello el sistema Clarity, una "tecnología puntera".

La especialista ha añadido que "hemos conseguido reducir al máximo las sesiones de tratamiento" en radioterapia, de forma que han pasado de 38 a una media de 20 "y estamos en proceso de maximizar la precisión y poder disminuir a cinco sesiones".

Como ha indicado la doctora, "la próstata se mueve, incluso espontáneamente, en el orden de dos centímetros en casi todas las direcciones aunque el paciente no se mueva". Esto hace que los especialistas en Radioterapia tengan que coger ese margen de seguridad para tratar estos tumores, llegando con ello también a tejido sano.

Por eso, "vamos a implantar un dispositivo de control en tiempo real que cortará la irradiación en el momento en que la próstata salga de nuestro campo de acción, reiniciando a posteriori", con lo que se maximizará la precisión de los tratamientos a la vez que hará posible que se disminuya "el margen de seguridad de tejidos sanos que tenemos que incluir".

Por su parte, el responsable de Oncología Médica del Reina Sofía, Enrique Aranda, ha señalado que en este cáncer han cambiado radicalmente las posibilidades y los tratamientos en los últimos años, sobre todo cuando hay metástasis.

Por eso, ha resaltado la importancia que en el centro cordobés tiene el tratamiento multidisciplinar; la posibilidad de innovación que tiene el ensayo clínico, que ha mejorado la calidad de vida de los pacientes; y la calidad de diagnóstico molecular, "que nos permite no solo identificar el tipo de cáncer de próstata que tiene el paciente sino qué mutaciones hay para hacer una medicina de precisión individualizando el tratamiento".

Por su parte, la directora gerente del Hospital Reina Sofía, Valle García, ha apuntado que los profesionales del centro "han ido incorporando mejoras asistenciales y potenciando su participación en ensayos clínicos e investigaciones a diferentes niveles, para ofrecer mejores resultados en salud". En este sentido, ha destacado el desarrollo de la cirugía robótica en pacientes con cáncer de próstata, la incorporación de la biopsia por fusión y nuevos tratamientos de radioterapia de alta precisión "gracias a la incorporación de equipos de alta gama como los aceleradores lineales”.

Investigaciones en marcha

Los profesionales de las diferentes unidades del hospital implicadas en el abordaje del cáncer de próstata junto con los del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (Imibic) llevan años trabajando en el desarrollo de diferentes líneas y proyectos relacionadas con esta patología. En estos momentos, se mantienen activos nueve proyectos y 23 ensayos clínicos.

Por áreas, el equipo de Urología, dentro del grupo de enfermedades genitourinarias del Imibic, desarrolla estudios para mejorar el diagnóstico y manejo de los pacientes en riesgo o con cáncer de próstata. Concretamente, en estos momentos se están desarrollando dos proyectos multicéntricos (Prostav y Dipagselect), uno de ellos liderado por el Hospital Reina Sofía, que estudia la validez de ciertos marcadores para mejorar el diagnóstico, así como otros registros nacionales en diferentes estadios de la enfermedad.

Desde el punto de vista traslacional, a través de la colaboración estrecha con el Imibic y el Grupo de oncobesidad y metabolismo liderado por el investigador Raúl Luque, se trabaja en diferentes proyectos. Según ha explicado el propio Luque, "la investigación en este ámbito pasa por avanzar en el descubrimiento de mecanismos moleculares relacionados con la génesis de tumores de próstata y genitourinarios, la identificación de marcadores pronósticos y de respuesta a tratamiento de estas enfermedades".

Estos proyectos están generando información muy relevante sobre el cáncer de próstata, evaluando el papel molecular de maquinarias de alteración genética (splicing), así como en la actualidad el estudio de la influencia de la grasa corporal y periprostática en la agresividad tumoral y su pronóstico.

Por otro lado, desde Oncología Médica y Radioterápica se trabaja también en esta línea. Con respecto a la investigación en ensayos clínicos, según ha añadido Aranda, el pasado año hubo un 25% más de pacientes con cáncer en Córdoba que se beneficiaron de un ensayo clínico vinculado al servicio de Oncología Médica; de ellos, más del 10% corresponden a pacientes con cáncer de próstata. Además, el área de Oncología Radioterápica también participa en varios ensayos a nivel europeo (Pegasus y Ensayo Enzart) y a través de la inclusión de pacientes en el Estudio de calidad de vida de la Movember Fundation.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios