Sanidad

El Hospital Reina Sofía, líder en operaciones de cirugía robótica pediátrica en España

Los doctores Paredes, Díaz Martín, Blesa y Pérez Navero, en la presentación del 70 congreso de la AEP en Córdoba.

Los doctores Paredes, Díaz Martín, Blesa y Pérez Navero, en la presentación del 70 congreso de la AEP en Córdoba.

El Hospital Reina Sofía de Córdoba es el que realiza más intervenciones de cirugía robótica pediátrica de toda España. En 2023, en todo el país se hicieron 46 intervenciones de este tipo en niños y, de ellas, 21 fueron en el centro sanitario cordobés. El resto se reparten entre el Hospital Universitario Vall d'Hebrón de Barcelona y el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Hasta el pasado año, estos eran los tres únicos hospitales con capacidad para poner en marcha este tipo de intervenciones, pero en diciembre se les unió el Hospital Central de Asturias. 

La jefa de servicio y directora de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Pediátrica del Hospital Reina Sofía, Rosa María Paredes, ha explicado que este centro reserva dos sesiones de cirugía robótica al mes para pediatría, mientras que el Clínico San Carlos tiene solo una. La doctora ha realizado estas declaraciones en la presentación del 70 congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP), que se desarrolla en Córdoba entre este miércoles, 6 de junio, y el viernes 9 y que reúne a más de 2.000 profesionales de la salud infanto-juvenil.

Se trata de una cirugía muy novedosa que aporta a los pacientes mayor seguridad en el quirófano al permitir a los cirujanos realizar muchos tipos de "procedimientos complejos con mayor precisión, flexibilidad y control, en comparación con las técnicas convencionales", según explica Paredes. 

En el Hospital Reina Sofía, las primeras intervenciones con este sistema fueron de cirugía urológica, luego con el esófago para después ampliar a cirugía general. "Ya prácticamente se hace todo lo que antes se hacía con laparoscopia". 

Entre todas las ventajas de esta forma de intervención destaca que se trata de un procedimiento mínimamente invasivo. Además, "permite el acceso a cavidades pequeñas y difíciles de acceder ya que dota de visión 3D de alta definición y una visión diez veces superior a la original". A ello hay que añadir que el cirujano puede realizar a través de los brazos robóticos giros y movimientos que la muñeca humana es incapaz, permite una rotación de 540 grados y siete grados de libertad", ha apuntado.

Aún así, en pediatría las limitaciones y desafíos "son bastantes" ya que en la actualidad no existe un instrumental del tamaño necesario para el niño que se pueda introducir por los brazos del robot; y en estas intervenciones solo se pueden utilizar tres de los cuatro brazos del robot por el pequeño tamaño del paciente. "Aun así, hemos realizado cirugía robótica en niños de tan solo un año", ha resaltado. 

Una intervención quirúrgica a un adulto con el robot Da Vinci. Una intervención quirúrgica a un adulto con el robot Da Vinci.

Una intervención quirúrgica a un adulto con el robot Da Vinci. / Juan Carlos Vázquez

La cirugía robótica en adultos se inició en España en el año 2000 y ya suma unas 80.000 intervenciones, mientras que la pediátrica se puso en marcha en 2009 debido a sus limitaciones. Desde entonces, se han realizado 350 intervenciones de este tipo en niños.

Además del robot, cuyo precio es elevado, es necesario disponer de un quirófano habilitado para ello, un equipo multidisciplinar formado y una certificación para realizar cirugía robótica por parte de los cirujanos. Todo esto significa que "solo es posible contar con esta opción si entra en un programa ya establecido de robótica para adultos", ha señalado Paredes. Al respecto, ha insistido en que "el robot no opera solo, sino que todos los movimientos son realizados en tiempo real por el cirujano que lo dirige".

Aumento de los trastornos mentales y de conducta en niños

El presidente de la Sociedad de Pediatría de Andalucía Occidental y Extremadura y del 70º Congreso de la AEP, Juan Luis Pérez Navero, ha resaltado el aumento de la incidencia de los trastornos conductuales y mentales en niños y adolescentes. En este sentido, ha recalcado que cada vez hay más trastornos de la conducta alimentaria (la edad ha bajado incluso de 8 a 10 años), consumo de alcohol, drogas y apego a las nuevas tecnologías, lo que lleva al abuso nocivo de las pantallas y móviles y al incremento del ciberacoso.

"Lamentablemente, el acceso a la salud mental en la infancia y adolescencia es una carrera de obstáculos. Para que un menor de edad reciba la atención psicológica y psiquiátrica correspondiente a sus necesidades es de vital importancia que estas se detecten tempranamente para actuar a tiempo y, demasiadas veces, la detección se produce cuando el problema ya está muy avanzado o es incluso demasiado tarde", ha aseverado.

El doctor ha destacado que los niños y adolescentes en España mueren principalmente por causas externas, una de las cuales es el suicidio. Concretamente, en 2020 se registraron en Andalucía 67 suicidios de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, un 22% del total de suicidios en España, de los cuales 48 eran niños y 19 niñas.

Pérez Navero ha indicado que otros aspectos a abordar son el maltrato en el ámbito doméstico y violencia sexual que sufren los menores. Sobre las agresiones sexuales a niños, la doctora Paredes ha aseverado que "no se pueden imaginar la cantidad de veces que los padres o los abuelos lo ocultan". Según ha añadido, en los servicios de Pediatría el protocolo está muy bien establecido para detectar los casos. "Se nos puede escapar algo, pero intentamos que no se escape", ha puntualizado.

Reconocimiento a las especialidades pediátricas

El presidente de la AEP, Luis Carlos Blesa, ha explicado en la presentación del congreso que “la pediatría de hoy y el modelo pediátrico actual, que tanto ha costado construir y que tan buenos resultados de salud ha dado en estos años, es lo que es gracias a la visión y al empeño de los que nos antecedieron, aunque hoy las demos por sentadas y nos parezcan decisiones obvias".

Pero queda mucho por hacer y lo principal es "seguir defendiendo y promoviendo un modelo pediátrico que ha demostrado ser fundamental para la salud de nuestros niños y adolescentes". "Lejos de ser complacientes, somos conscientes de que el modelo pediátrico español, por el que tanto trabajaron nuestros antecesores, atraviesa momentos especialmente difíciles por la escasez de recursos y el uso inadecuado de los servicios, así como por el desgaste y la sobrecarga asistencial que estos generan", ha recalcado.

Asimismo, el doctor ha recordado que a día de hoy 23 especialidades pediátricas siguen sin estar reconocidas de manera oficial. "El cardiólogo, neumólogo, pediatra de Atención Primaria, oncólogo, alergólogo… todos ellos atienden cada día a millones de niños y adolescentes en los centros de salud y hospitales, pero no existen oficialmente para nuestro sistema nacional de salud". Por ello, asegura que la asociación tiene mucho trabajo por delante: "No cesaremos en nuestra lucha hasta que se garantice que los profesionales pediátricos pueden acreditar la calidad de su formación específica y su competencia profesional, como sucede en muchos otros países del mundo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios