Municipal

Cruz Conde y Vallellano regresarán al callejero de Córdoba este lunes

  • El alcalde, José María Bellido, anuncia que la junta de gobierno local cerrará "un tema polémico que no lleva a ninguna parte"

Un operario retira el cartel de la calle José Cruz Conde. Un operario retira el cartel de la calle José Cruz Conde.

Un operario retira el cartel de la calle José Cruz Conde. / Laura Martín

El Ayuntamiento de Córdoba aprobará el próximo lunes 9 de marzo la recuperación con sus denominaciones tradicionales de la calle José Cruz Conde, que se llamará Cruz Conde, y de la avenida del Conde de Vallellano, que pasará a ser Vallellano, al aplicar una perspectiva "tradicional y popular".

Así lo ha concretado el alcalde de Córdoba, José María Bellido, quien ha anunciado en la Intermunicipal provincial de los populares que la junta de gobierno local va a cerrar el lunes próximo "un tema de esos polémicos que no llevan a ninguna parte, que es el de los nombres de las calles".

Bellido ha detallado que la decisión se adoptará en base a sendos informes de la secretaría general y de la asesoría jurídica municipales, que consideran viable que se den estas rotulaciones a ambas vías, que estaban dedicadas a José Cruz Conde, cuya calle pasó a llamarse Foro Romano, y a Fernando Suárez de Tangil y Angulo, conde de Vallellano, cuya avenida se denomina ahora del Flamenco.

Ambos fueron señalados en la anterior corporación municipal de PSOE e IU por la comisión que estudió el callejero para aplicar la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, integrada por concejales y especialistas, entre las "personas que están relacionadas con el golpe de estado contra la República de 18 de julio de 1936 y con la implantación, institucionalización y desarrollo del régimen dictatorial franquista".

En su intervención ante la Intermunicipal popular, que ha clausurado el vicesecretario nacional de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha apostado por el diálogo y por "involucrar a toda la sociedad cordobesa en un proyecto común de futuro".

Pese a ello, también ha expresado no estar "dispuesto a renunciar a nuestros valores, a nuestros principios, a nuestras creencias y a dejarnos arrastrar por unas corrientes que nos quieren convencer que lo es blanco es negro y lo que es blanco nunca va a ser negro".

En todo caso, Bellido ha destacado que la denominación del callejero "no es lo importante, es anecdótico, en eso no nos jugamos el futuro de nuestra ciudad, pero tenemos que respetar la verdad, también la dignidad de esas personas que tienen calles en otras ciudades de España que nadie les ha discutido y que hicieron cosas en Córdoba por las que hicieron esas calles".

La Comisión Municipal de Memoria Histórica propuso, y así lo decidió la mayoría de izquierda al final del anterior mandato municipal, retirar la denominación de quince vías, aunque dos de ellas ya han recobrado su anterior rotulación por sendas decisiones judiciales, la plaza de Cañero y la calle Cronista Rey Díaz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios