Córdoba

Coronavirus en Córdoba: La demanda de servicios turísticos se desploma

Turistas en el entorno de la Mezquita-Catedral Turistas en el entorno de la Mezquita-Catedral

Turistas en el entorno de la Mezquita-Catedral / Laura Martín

La familia Rodríguez, del Norte de España, tenía planificado su viaje a Córdoba desde hace semanas y, aunque se plantearon cancelarlo al enterarse del primer caso de coronavirus en Córdoba, decidieron tomar precauciones e ir a conocer la Mezquita la mañana de este jueves. Este grupo es de los pocos que caminan estos días por el Casco Histórico. El tiempo primaveral invita a cordobeses y visitantes a pasear por las calles y monumentos, que hasta ahora se mantienen abiertos al público, aunque con medidas preventivas.

Tal es el caso de la Mezquita-Catedral que, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y del Ayuntamiento de Córdoba, ha decidido suspender las actividades culturales programadas para los próximos 15 días y limitar el número de visitas simultáneas a 1.000 personas en el monumento cordobés. 

Desde el Cabildo Catedral han adelantado a este periódico que para garantizar que se cumpla la medida, se vigilará, a través de su sistema de ventas, el conteo de entradas para evitar que haya más de 1.000 personas en el interior en un mismo momento. Aunque han asegurado que no creen que se llegue a esa cantidad de visitantes estos días pues la devolución de entradas para visitar el monumento ronda el 25%, de alcanzarlo, los siguientes visitantes deberán esperar al menos una hora para poder entrar.

La situación ya está afectando al comercio del Casco Histórico de Córdoba. Aunque con poca gente, todas las tiendas de souvenirs, bares y restaurantes del centro se mantienen abiertas y hacen un especial esfuerzo para mantener sus ventas estos días. 

Una de las trabajadoras de la empresa de visitas guiadas Paseando por Europa, Laura Arco, ha asegurado que, aunque es buena temporada para el turismo, sus grupos se han reducido de 30 personas en febrero a seis este jueves, "y no sé si van a venir todos". Las medidas que están tomando, al ser una empresa que trabaja siempre de cara al público turista, es permanecer de dos a tres metros de distancia, lavarse constantemente las manos, siempre tener desinfectante y coger el dinero con guantes de látex o en una bolsa.  

El alquiler de carruajes de caballos en el entorno de la Mezquita ha disminuido. Desde hace 15 días que los trabajadores han notado el descenso en las visitas de turistas de Italia y países asiáticos, que ya no se ven por el centro de Córdoba, Francia o Alemania. "Para esta época el año pasado fue mejor, hacíamos de cuatro a cinco viajes en un día, mientras que hoy no hemos hecho una carga en toda la mañana", comenta Manuel Ruiz mientras espera que algún turista se acerque a solicitar el servicio. 

Los carruajes de caballos de la Mezquita hacen, como mínimo, 100 euros al día, según Ruiz, pero en vista de la situación afirma que "se debe buscar una alternativa, porque tenemos familia que alimentar en casa". Los taxistas también aseguran que sus viajes han disminuido en torno al 50% en la parada de la Mezquita desde hace al menos tres días, aunque esperan que la situación sea controlada pronto y la afluencia turística cobre vida de nuevo en Córdoba. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios