Fase 4

Coronavirus Córdoba: Más de 1.500 agentes vigilan el cumplimiento de las medidas de movilidad

Control de la Guardia Civil y la Policía en la carretera de Palma del Río. Control de la Guardia Civil y la Policía en la carretera de Palma del Río.

Control de la Guardia Civil y la Policía en la carretera de Palma del Río. / Lolo Agredano

Toda la provincia de Córdoba, a excepción de la zona Norte, entró en fase 4 de alerta por el coronavirus el pasado 10 de noviembre. Desde entonces, las limitaciones son de obligado cumplimiento y, pasan de no poder viajar a ninguna otra localidad de la provincia, ni tampoco de la comunidad autónoma -Andalucía está cerrada perimetralmente-, así como el hecho de que el toque es de entre las 22:00 y 07:00, mientras que los comercios no esenciales tienen que cerrar sus puertas a las 18:00.

Para que todas estas medidas se cumplan, en la provincia de Córdoba serán más de 1.500 los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad los que se encarguen de su vigilancia mientras se encuentren en vigor. Uno de estos controles, en el que han estado presentes agentes de todos los Cuerpos de Seguridad, ha tenido lugar en la tarde de este viernes 13 de noviembre en la carretera A-431, a la altura de la barriada periférica de El Higuerón.

Los agentes, de esta manera, han controlado los accesos y entradas de los vehículos y han recordado a sus ocupantes todas las medidas restrictivas debido a la pandemia del coronavirus, como el hecho de no poder salir del término municipal de Córdoba, entre otros.

Para ello, el Centro de Coordinación Provincial (Cecor) se acordó constituir una mesa técnica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para coordinar esfuerzos policiales en la información a los ciudadanos y en la vigilancia del cumplimiento de las medidas acordadas por las autoridades. 

Los responsables de la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Unidad Adscrita de la Policía Nacional en la Junta de Andalucía y la Policía Local de Córdoba, además, acordaron una serie de medidas que, posteriormente, se van a extrapolar al resto de municipios cordobeses, tal y como ha anunciado la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, y el delegado del Gobierno de la Junta, Antonio Repullo, a los alcaldes de los municipios con los que se están manteniendo reuniones de coordinación para concienciar a los ciudadanos de la importancia de respetar las medidas adoptadas para intentar contener la expansión del virus.

Desde la Subdelegación del Gobierno han informado de que cada cuerpo policial se encargará de velar por sus competencias específicas, tales como cumplimiento de horarios de establecimientos comerciales, cumplimiento de las restricciones de movilidad en horario nocturno, control de aforos, cierre perimetral de municipios y de la comunidad autónoma.

Aparte de esas competencias específicas, han continuado, los agentes también realizarán reuniones de coordinación y controles de forma conjunta para garantizar la presencia policial en los lugares donde resulte más necesario.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad prestarán especial atención durante el fin de semana a las actividades al aire libre, al ejercicio de la caza y a impedir la celebración de encuentros no permitidos, puesto que es durante estos días donde se suelen incumplir con más frecuencia estas medidas, que son de obligado cumplimiento.

Mientras tanto, durante los días laborables, se prestará especial atención a verificar que las actividades laborales y desplazamientos, tanto en transporte público como privado, se realizan cumpliendo las formalidades prevenidas.

En todos los municipios se van a fomentar este tipo de reuniones de coordinación para optimizar los recursos policiales y garantizar el cumplimiento de las medidas para hacer frente al covid-19. 

Las medidas de la fase 4

La fase 4 de alerta por la expansión del coronavirus ha conllevado, entre otros, el cierre de las discotecas, mientras que en los locales de salas de apuestas el aforo es del 40% y no podrá haber más de seis personas en cada mesa de juego.

En los bares y restaurantes, el aforo es de un 30% en el interior y de un 75% en la terraza, mientras que el consumo en barra está prohibido; todos ellos, tienen que cerrar a las 18:00. En las mesas no puede haber más de seis personas y entre esas mesas debe haber, como mínimo, metro y medio distancia.

En cuanto a celebraciones: en las ceremonias civiles el aforo deberá de ser del 30% (ya sea en un sitio cerrado o al aire libre) y todos los asistentes deberán permanecer sentados. Si una boda se celebra en un restaurante normal, la normativa que se seguirá es la aplicada a la hostelería. Si es en un salón de bodas o en un cortijo privado, el aforo es del 30% sin que se supere en ningún caso las 30 personas en recinto cerrado y las 50 en abierto. Las mesas que se conformen, además, no podrán estar ocupadas por más de seis invitados.

Con respecto a los velatorios y los entierros, el máximo es de 15 personas al aire libre y de seis en sitios cerrados, excepto si todos son convivientes.

Las residencias de estudiantes , por su parte, tendrán las zonas comunes al 30% con comedores acogiendo a un máximo de 75 alumnos en caso de que sean interiores y 100 en exteriores. Están totalmente prohibidas las visitas a estos espacios. 

Los establecimientos de ocio infantil tienen que cerrar y no se pueden celebrar ferias, fiestas o verbenas.

Por último, en espacios como peñas o asociaciones gastronómicas, el aforo será del 30 % y debe guardarse la distancia interpersonal de 1,5 metros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios