Memoria Histórica Córdoba es la provincia andaluza con más víctimas en Mauthausen y Gusen

  • El BOE publica la lista de los muertos en los campos de concentración nazis austriacos para facilitar a los familiares su registro como fallecidos

Una mujer consulta la lista de españoles muertos en Mauthausen y Gusen publicada en el BOE.

Una mujer consulta la lista de españoles muertos en Mauthausen y Gusen publicada en el BOE. / Sergio Barranechea (EFE)

La provincia de Córdoba es de la que procedía el mayor número de fallecidos andaluces en los campos de concentración nazis de Mauthausen-Gusen, con 232, seguida de Granada (167), Málaga (135), Almería (131), Jaén (124), Sevilla (74), Cádiz (51) y Huelva (11). En total, 925 andaluces están incluidos en el listado de 4.427 españoles muertos en esos campos de concentración publicado por el Boletín Oficial del Estado (BOE) con el objetivo de facilitar a los familiares su registro como fallecidos.

También esa lista del Boletín Oficial del Estado revela que Córdoba es la tercera provincia española con más víctimas en esos campos de concentración nazis, sólo superada por la provincia de Barcelona, con 469 fallecidos, y de Madrid, con 242.

Se trata, como recoge el BOE, de un edicto que incluye el hasta ahora listado más completo de los españoles fallecidos en los dos campos de concentración nazis austriacos, lo que permite a los familiares que puedan presentar alegaciones y correcciones en el plazo de un mes. Una vez que pase este periodo de alegaciones, ya podrán ser inscritos como fallecidos en el Registro Civil Central, condición que desde ayer tienen provisionalmente los fallecidos en dichos campos.

Con la publicación del listado se lleva a cabo lo acordado por la magistrada-juez encargada del Registro Civil Central, que cumple una de las iniciativas de la Ley de Memoria Histórica para la reparación de las víctimas del nazismo, según destaca el Ministerio de Justicia.

El Consejo de Ministros, en su reunión del día 26 de abril de 2019, acordó aprobar, a propuesta de la ministra de Justicia, el acuerdo sobre la instauración del día de homenaje a los españoles deportados y fallecidos en Mauthausen y en otros campos y a todas las víctimas del nazismo de España.

Desde entonces, cada 5 de mayo se celebra el Día de Homenaje a los españoles deportados y fallecidos en Mauthausen y en otros campos y a todas las víctimas del nazismo de España, con objeto de “honrar y servir de acto de reconocimiento de la injusticia que supuso el exilio de muchos españoles y su internamiento en campos de concentración nazis”.

El campo de concentración de Mauthausen (desde el verano de 1938 Mauthausen-Gusen) fue un grupo de campos de concentración nazis situados en torno a la pequeña empresa de Mauthausen en Austria, a unos 20 kilómetros de la ciudad de Linz.

En agosto de 1940 llegó al campo de concentración de Mathausen, en vagones de carga, la primera tanda de los 7.300 españoles inscritos en dicho campo hasta 1945. Estos españoles procedían de la Francia ocupada. Formaban parte del medio millón de republicanos que cruzaron la frontera en los últimos meses de la guerra civil, tras la caída de Cataluña.

En una segunda fase (después de 1943) los republicanos españoles que llegaban a Mauthausen eran personas detenidas por su actividad en la resistencia francesa. El eje de la vida en Mauthausen era la cantera de granito, en la cual trabajaban los prisioneros hasta su muerte por extenuación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios