Educación

La huelga general de Educación por un regreso seguro a las aulas llega a Córdoba

  • La bajada de ratio y la contratación de personal son los objetivos principales de la huelga de este 18 de septiembre

  • Los sindicatos denuncian la "falta de limpieza" en los colegios de la provincia

Representantes de los sindicatos que convocan la huelga general de Educación en Córdoba Representantes de los sindicatos que convocan la huelga general de Educación en Córdoba

Representantes de los sindicatos que convocan la huelga general de Educación en Córdoba / Lolo Agredano

Los sindicatos de CCOO, Ustea, CGT y el Frente de Estudiantes se han unido a la huelga general de Educación de este viernes 18 de septiembre para exigir un regreso seguro a las aulas con medidas preventivas que eviten que los centros educativos "se conviertan en un puente de transmisión comunitario" en la segunda ola del covid-19 en Córdoba.

La falta de limpieza en los centros educativos de la provincia es de las principales denuncias que han hecho los sindicatos. "Dos limpiadoras para un centro de mil alumnos es imposible de sostener", asegura la delegada de Enseñanza Pública de CCOO, Eva Rodríguez Martínez. "Las medidas de higiene no se pueden realizar a cabalidad porque el personal es insuficiente", comenta. Martínez ha puesto como ejemplo un centro de 500 alumnos, donde se debe cumplir con la limpieza de todos los espacios antes, durante y después de ser usados por los niños. 

Por su parte, el delegado de Enseñanza de CGT, Francisco García, asegura que "se ha descargado toda la responsabilidad en el personal de los centros", que han organizado el inicio del curso "con los mismos recursos humanos y económicos de antes, pero con un gran problema, el covid". Los sindicatos exigen la educación presencial, pero aseguran que "se plantea difícil si no se invierte". En este sentido, García ha criticado que el personal covid "se queda en hacer llamadas y cargar a los centros de salud de más trabajo". 

Los sindicalistas, una vez más, exigen la bajada de la ratio en las aulas. Para el responsable de Ustea, Miguel Ángel González, lograr la distancia social se traduce en reducir el número de alumnos por aula, "bien sea aceptando la propuesta de los ayuntamientos u otras corporaciones municipales que han ofrecido sus espacios o disminuyendo el número de alumnos en los espacios que hay en los centros".  

Los sindicatos han denunciado además las aulas masificadas con ratios ilegales. Según sus datos, el año pasados al menos 700 clases superaban el número legal de alumnos en Andalucía. Este año, de las 20.000 aulas de Primaria, 5.000 superan la ratio, según han puesto de manifiesto en la mesa de negociación que los sindicatos sostienen con la consejería de Educación. El máximo de alumnos por aula en Infantil es de 25, en Secundaria 30 alumnos y en Bachillerato 35. 

"Si dividimos el número de aula por el de nuevos docentes, el resultados es ridículo", ha expresado González. "En Córdoba existen 791 centros y solo se han contratado a 305 nuevos docentes, eso es 0,3 docentes por centro", ha criticado, al tiempo que ha hecho un llamamiento a la Junta de Andalucía a "ser sinceros; entendemos que la seguridad no puede ser total porque es un virus, pero si no se puede tienen que decirlo". La delegada de Educación en Córdoba, Inmaculada Troncoso, ya había asegurado en días pasados que la bajada de ratio es "inabarcable"

En representación del Frente de Estudiantes, Pablo Fernández ha criticado "la inseguridad con la que los estudiantes están yendo a clase" y, en el caso de la Universidad, en la que se ha establecido un sistema presencial por el que un tercio del alumnado va presencialmente mientras que el resto sigue la clase telemáticamente, “con las carencias que esto conlleva. Llevamos semana y media de clase y ya ha habido caídas de conexión y por no hablar de los estudiantes que no tienen medios telemáticos, es decir, hablamos ya de expulsión de alumnado". 

Acerca de algunas denuncias sobre padres que se han dado de baja de servicios como el comedor o las aulas matinales por precaución, los sindicatos afirman que el objetivo "no es que se den de baja de esos servicios, sino que se exijan las condiciones, se organicen y se movilicen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios