Córdoba

Córdoba creó más de 1.000 sociedades mercantiles en el último año

Polígono industrial del Granadal, en Córdoba capital. Polígono industrial del Granadal, en Córdoba capital.

Polígono industrial del Granadal, en Córdoba capital.

A expensas de saber cómo afectará la alerta sanitaria provocada por el coronavirus a la economía cordobesa, que lo hará a buen seguro negativamente, según los expertos, lo que está claro es que la pandemia va a ser un punto de inflexión respecto al crecimiento que desde la salida de la crisis ha experimentado la provincia. Un ejemplo de este crecimiento es el hecho de que en los últimos ocho años la cifra de sociedades mercantiles creadas ha sido muy superior al número de las disueltas.

En 2019 fueron más de un millar -concretamente 1.003- las sociedades mercantiles creadas, por 320 disueltas, lo que supone un saldo a favor de 683, según los últimos datos al respecto del Instituto Nacional de Estadística (INE). Ahí se contabilizan las empresas de los cuatro tipos existentes, según recuerda la Cámara de Comercio de Córdoba. 

El tipo de sociedad más habitual en la provincia desde hace décadas es la limitada, debido a que los empresarios no tienen que responder de forma personal con su patrimonio de las deudas de la empresa, ya la responsabilidad se limita al capital aportado. Esta es una forma acorde a los requerimientos habituales de una pyme y las necesidades de capital son inferiores a las de la sociedad anónima. Se caracteriza porque la responsabilidad de los socios es limitada y porque el capital social está dividido en participaciones.

El segundo tipo de sociedad mercantil más utilizada es la anónima. Se caracteriza porque el capital está dividido en acciones que sí pueden transmitirse libremente –lo opuesto a la sociedad limitada–, así como por la gran cantidad de socios que pueden llegar a participar en ella. El tercero es la colectiva, un tipo de carácter personalista, en la que los socios desempeñan un papel muy importante, ya que no solo invierten capital, sino que aportan también su trabajo y gestionan la empresa directamente.

Por eso, la condición de socio no se transmite libremente, previéndose además la figura del socio industrial, cuya única función es su trabajo. Por otro lado, su responsabilidad es ilimitada, por lo que responden de manera personal de las pérdidas de la empresa. Los comienzos de este tipo de sociedad se remontan a la Edad Media, cuando funcionaban las sociedades de mercaderes o societas mercatorum. Actualmente, su uso es prácticamente residual.

Y la cuarta es la comanditaria, similar a la sociedad colectiva, si bien tiene la diferencia de que en este tipo cabe la posibilidad de que un determinado tipo de socios no tenga que encargarse directamente de la gestión de la misma. Se prevén, por tanto, dos tipos de asociados: los colectivos, que responden ilimitadamente de las deudas sociales y participan en la gestión de la sociedad; y los comanditarios, que no participan en la gestión y cuya responsabilidad se limita al capital aportado o comprometido. Hay además dos tipos de sociedad comanditaria: la simple y la por acciones.

El comercio compensa la caída de otros sectores

Según esos datos del INE, los meses de 2019 en los que más sociedades mercantiles se crearon en la provincia de Córdoba fueron los de marzo (116), abril (110), diciembre (108) y enero (100); en el resto, no se llegó al centenar. En el polo opuesto, los que menos empresas vieron nacer fueron los de agosto (44), septiembre (54), febrero (73), mayo (74), y noviembre (75). En junio se crearon 77, dos menos que en julio, mientras que en octubre se llegó a 93.

Esos datos del Instituto Nacional de Estadística también hablan de que los meses de 2019 en los que más sociedades mercantiles se disolvieron en la provincia de Córdoba fueron los de enero (61), diciembre (52), febrero (31), septiembre (27), octubre (25), junio (23) y agosto (20); en el resto no se alcanzó la veintena. En el polo opuesto, los meses en los que menos empresas se disolvieron fueron los de abril (17), mayo (15), julio (15), marzo (14) y septiembre (14).

El INE también detalla que desde que se saliera de la crisis económica en 2013, el número de empresas ha crecido hasta principios de 2020 en casi 4.000 en la provincia de Córdoba. Por sectores, en el caso de la construcción han menguado ligeramente, al pasar de las 20.880 de entonces a las 20.365 de ahora. Un caso similar ha ocurrido con las industriales, al pasar de las 5.162 a las 5.086.

No ha ocurrido lo mismo con otros sectores como el del comercio, donde se ha disparado la cifra de sociedades desde 2013 hasta nuestros días. Si hace siete años había en la provincia de Córdoba 15.017 negocios, en la actualidad el número se sitúa en 18.157, lo que supone casi un 21% más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios