ÚLTIMA HORA Irán lanza un ataque contra Israel con "docenas de drones"

Reivindación

Nace en Córdoba Asoproig, la Asociación de Profesionales de la Promoción de Igualdad

Las seis componentes de Asoproig.

Las seis componentes de Asoproig. / El Día

Desde que firmó el acta fundacional en septiembre de 2022, la Asociación de Profesionales de la Promoción de Igualdad (Asoproig) es una realidad. Se trata de una organización que reivindica el papel del promotor de igualdad de género en el ámbito profesional, defendiendo unos derechos y privilegios que a día de hoy, tal y como reclama la propia asociación, ni las instituciones ni las empresas se los reconocen.

Hay quien todavía no conoce la figura del promotor de igualdad en el ámbito profesional a pesar de la importancia que esta conlleva en cualquier organización pública o privada. Y es que, es aquel trabajador que promueve la igualdad de manera transversal detectando situaciones injustas y visibilizándolas ante el conjunto de la sociedad.

Precisamente, en Córdoba es donde nace Asoproig. Mucho tiene que ver que la ciudad cuente con el curso superior de Formación Profesional de Promoción de Igualdad de Género que lleva varios años impartiéndose en el IES Galileo Galilei de la Fuensanta. En la promoción 2020-2022 se concieron las seis miembros y fundadoras de esta asociación: Laura Abad (presidenta), Carmen Córdoba (vicepresidenta), Marta Sánchez (secretaria), Paqui de los Rios (tesorera), Conchi Tavira (vocal) y Esther Delgado (vocal).

Jóvenes y con ganas de desarrollarse laboralmente en el ámbito de la inclusión y la defensa de los derechos de aquellos que más lo necesitan, fundaron Asoproig con el fin de "reivindicar a las instituciones la titulación de formación profesional de Promoción de Igualdad de Género. Es decir, queremos que este título sea válido para concursos y bolsas de trabajo para que a las promotoras de igualdad que han hecho este curso de 2.000 horas se les tenga en cuenta a la hora de entrar a un empleo de igualdad de género", señala la presidenta de la asociación.

Como asegura Laura Abad: "esta profesión ha llegado y pedimos que nos escuchen las instituciones". Y es que, uno de los grandes problemas a los que hace frente esta profesión es que la figura de promotor de igualdad "no está todavía bien definida", algo que compara Conchi Tavira con la profesión de integrador social, a la que hace años también le costó esfuerzo y sudor ser valorada, pero que a día de hoy, gracias a sus reivindicaciones laborales, ya tiene el reconocimiento que merece y son una profesión bien marcada en el ámbito laboral.

Asoproig. Asoproig.

Asoproig. / El Día

"Los integradores sociales pueden ejercer de promotoras de igualdad, pero no al revés cuando solo nos separan ciertas asignaturas. El problema está en que somos unas profesionales tan multidisciplinares que cuesta encasillarnos en un trabajo concreto, pero por eso pedimos que en materia de igualdad se contrate a los profesionales con el rigor que merecen y el mínimo exigible debe ser este FP y no un bachillerato", explican desde Asoproig.

Contar con este titulación básica de promotor de igualdad que desde la asociación piden que se exija a la hora de buscar trabajadores permite tratar en lo laboral aspectos tan importantes como acompañar a mujeres víctirmas de violencia de género, trabajar con colectivos LGTBI, con personas con discapacidad y en la educación de los más pequeños. Una laborar necesaria tanto en instituciones públicas como privadas.

De hecho, Esther Delgado recuerda que las empresas están obligadas a tener un encargado de los planes de Igualdad. Sin embargo, "muchas la ejercen haciendo un cursillo básico que no deja al trabajador bien preparado para el puesto. Además, la situación actual de crisis hace que personas con su empleo hagan también la labor de promotor de igualdad en una misma empresa", denuncia al promotora de igualdad de género.

Más allá de la profesión en sí, esta FP también es un trampolín desde el ámbito de las ciencias sociales que permite estudiar posteriormente una carrera universitaria. Estudios de educación o relacionados con los derechos sociales y la sociología son los enfoques más buscados. Es por eso que, desde Asoproig también reivindican que quienes estudian para Promotor de Igualdad de Género no tiene prioridad para estudiar el grado de Psicología pese a estar muy relacionado.

Visibilización como objetivo a corto plazo

Asoproig lleva en marcha desde finales de 2022 con un objetivo inicial muy claro: darse a conocer para reivindicar la profesión del promotor de igualdad y conseguir un convenio. Ahí entra el papel de las instituciones públicas, que, de momento le están ofreciendo vías para optar a subvenciones y ayudas. Sin embargo, como defiende Marta Sánchez, "esta asociación no busca en ningún caso monetizar, sino mantener su espíritu reivindicativo".

Con humildad y mucho compromiso social, Asoproig estuvo presente en la manifestación del 8M de Córdoba junto al movimiento trans y LGTBI. Y es que, aunque acaban de hacerse paso en el panorama social de la ciudad, buscan el apoyo de los diferentes colectivos y asociaciones y, por supuesto, del Ayuntamiento, de la Diputación y de los sindicatos.

Queda claro en Asoproig, como afirma Conchi Tavira, que el objetivo es "romper con los estereotipos de género", de ahí que también inviten "a los hombres a formar parte" de este proyecto, ya que "la iguadad compete a todos como sociedad avanzada y no es una batallas entre hombres y mujeres". Así, con paso firme, esta asociación nacida en Córdoba avanza hacia sus derechos mientras que busca reconocimiento también en el resto de España para hacer de su voz un grito más fuerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios