Sanidad

Córdoba es la tercera provincia de Andalucía donde se producen más agresiones a profesionales sanitarios

  • CCOO asegura que la falta de personal sanitario, que provoca retrasos en la asistencia a los pacientes, es una de las principales causas

Ana Belén Acaiña, José Damas y José Antonio López en la sede de CCOO Córdoba

Ana Belén Acaiña, José Damas y José Antonio López en la sede de CCOO Córdoba / El Día

El sindicato provincial de sanidad de Comisiones Obreras (CCOO) ha presentado un estudio en el que sitúa a Córdoba como la tercera provincia de Andalucía, detrás de Málaga y Sevilla, en la que se producen mayor número de agresiones a profesionales sanitarios, durante el período  comprendido entre 2007 y 2020.

A la espera de finalizar este año 2021, el número de agresiones a personal sanitario ha aumentado hasta la cifra de 125 en la provincia de Córdoba, según los datos recogidos en el informe y que ya presentó la delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, el pasado de diciembre en la Comisión Provincial contra Agresiones a Sanitarios en Córdoba. 

Los datos suponen un repunte del 13% respecto a la estadística de 2020, cuando se denunciaron un total de 114 agresiones en hospitales, consultorios y centros de salud. Aunque el parón durante los meses de confinamiento durante 2020 puede tener dos lecturas, según ha explicado el secretario general del Sindicato de Sanidad de COOO en Córdoba, José Damas: por un lado, la disminución de las agresiones respecto a los datos del año 2019 (145) y, por otro lado, porque son cifras que están motivadas por "un año atípico en el que la atención presencial a personas usuarias se redujo considerablemente”.

El estudio, cuyos datos han sido extraídos a través del Registro Informatizado de Agresiones (RIAC) de la Servicio Andaluz de Salud, analiza la evolución de las agresiones sufridas por los profesionales en la sanidad pública andaluz tanto en número absoluto de registros como por categoría profesional y tipo de agresión (física o verbal), y ofrece además los tipos de centros sanitarios más conflictivos en el SAS.

Atendiendo a las categorías de los profesionales, los más castigados son los médicos, con un 43% de las agresiones registradas, el personal diplomado, principalmente enfermeras, con un 38%, y técnicos auxiliares de enfermería, con un 15%. “Estos tres colectivos son los de especial riesgo porque acaparan un 96% de las agresiones en Andalucía”, ha puntualizado Damas.

Por centros sanitarios, durante el año 2020, es el Hospital Universitario Reina Sofía el que más agresiones registró, con un total de 60, lo que representa un 52% del total de las agresiones de la provincia, siendo el servicio de urgencias en el que más se concentran. Y respecto a los centros de Atención Primaria, el más afectado fue el Distrito Sanitario Córdoba, con 20 agresiones contabilizadas en los centros de salud  Guadalquivir (6), Huerta de la Reina (8), Azahara (5) y Santa Rosa (5) lo que convierte a este distrito sanitario en el segundo con mayor porcentaje de agresiones, con un 17%.

"Se da la circunstancia de que la capital cordobesa concentra el 70% de todas las agresiones sufridas en la provincia", según ha comentado el responsable de Acción Sindical del Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba, José Antonio López.

Fuera de este informe se encuentran "muchas agresiones que no han sido denunciadas" ha explicado Damas, y que, según ha asegurado, "tenemos constancia que cerca de un 20% de las agresiones no trascienden y, por tanto, no se registran, sobre todo en los casos de atención telefónica”, ha añadido. 

Déficit de personal sanitario

El motivo principal de esta situación viene provocado por el retraso en la asistencia a los pacientes, cuyo "problema de fondo es el déficit de personal sanitario", ha señalado López, quien ha considerado "fuera de lugar" las últimas declaraciones del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, en referencia a los 8.000 sanitarios que no han sido renovados y ha lamentado "el éxodo de 800 enfermeros que se van a Cataluña en busca de mejores condiciones laborales".

Sin embargo, las cifras registradas hace 14 años, en 2007, indican que se sufrieron 118 agresiones, no muy alejadas de las que se estiman para este año. Una tendencia que comenzó a descender a partir de 2008 y que vuelve a estar al alza desde 2014, cuando se registraron 95 agresiones en la provincia. Por lo tanto, las medidas de prevención que se han llevado a cabo durante este período, "no han tenido el éxito que se esperaba", ha reconocido López.

A pesar de ello, desde el sindicato han propuesto una batería de medidas. Entre ellas, cubrir las plantillas al 100% en aquellos centros asistenciales con mayor riesgo y en urgencias, y que se aumenten las penas, así como la cuantía económica de las multas similar a las que establece la DGT, "porque agredir sale muy barato", según ha expuesto la responsable de Salud Laboral de CCOO en Córdoba, Ana Belén Acaiña.

ambién, el aumento de vigilantes de seguridad en centros sanitarios y unidades de psiquiatría, pero lo importante es que estén todas "coordinadas entre sí, para que surtan efecto", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios