Sanidad

Concentración contra una agresión a un celador-conductor del centro de salud Santa Rosa por dos usuarios

  • Sindicatos, profesionales y representantes de la Administración se reúnen a las puertas del ambulatorio para denunciar este ataque ocurrido hace unos días

Concentración en la puerta del centro de salud Santa Rosa por la agresión a un celador.

Sindicatos y representantes de la Administración sanitaria se han concentrado este martes a las puertas del centro de salud Santa Rosa para mostrar su rechazo a la agresión sufrida hace unos días por un celador-conductor, a la vez que han condenado este nuevo ataque ocurrido en la sanidad pública cordobesa. Este profesional fue agredido verbal y físicamente por parte de usuarios de este centro.

Tras este suceso, el Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir ha activado de forma inmediata el protocolo y "se han puesto todos los recursos necesarios a disposición del profesional afectado, que ya ha cursado la correspondiente denuncia".

La delegada de Salud ha recordado en la concentración de este martes que "la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, y así se han dictado sentencias en estos casos, castigándose con penas de uno a tres años de prisión".

El Servicio Andaluz de Salud tiene un Plan de Prevención y Atención frente a Agresiones que incluye la figura del profesional guía para velar por la prevención y la atención personalizada a sus trabajadores en esta materia. El plan, en cuya elaboración han participado los agentes sociales, asociaciones de pacientes, letrados de la Administración sanitaria y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, fue aprobado por unanimidad en la Mesa Sectorial de Sanidad y su objetivo último es reducir las agresiones y minimizar sus consecuencias.

El año pasado se registraron en la provincia un total de 114 agresiones a profesionales de la sanidad pública, de los que 24 fueron físicos y 90 verbales.

Según datos de la Delegación de Salud, entre enero y agosto de 2021 se han registrado 78 agresiones a profesionales sanitarios en Córdoba, en concreto 56 a mujeres y 22 a hombres.

CSIF pide más medidas de seguridad

La responsable del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, María Maestre, ha reiterado todo el apoyo de la central sindical al trabajador agredido y espera que la Administración "actúe con contundencia en los tribunales para que este tipo de actos violentos no queden impunes". Asimismo, reclama a la Delegación Territorial de Salud y Familias que incremente las medidas de seguridad en los recintos sanitarios ante el "preocupante" incremento de los ataques, tanto físicos como verbales, a los profesionales que se está registrando en los últimos meses.

Del mismo modo, solicita al SAS que tome medidas para evitar que esta situación vuelva a producirse, como la dotación de personal y medios en los centros sanitarios de la provincia para evitar colapsos de los servicios, que es un "caldo de cultivo de las situaciones de tensión". En este sentido, Maestre alerta de que este déficit de plantilla en la Atención Primaria se hace más patente ahora con el plan puesto en marcha por el SAS para vuelta a la atención presencial en los centros de salud, "un programa de actuación que ha sido aprobado sin que los sindicatos hayamos sido informados", resalta la representante sindical.

El sindicato recuerda que hace más de un año dirigió una petición a la Consejería de Salud y Familias para introducir una serie de modificaciones de la Ley 16/2011, de 23 de diciembre, de Salud Pública de Andalucía, con el objetivo de adecuar el régimen sancionador establecido ante casos de agresiones a los empleados públicos que trabajan en centros del Sistema Sanitario Público de Andalucía a la realidad actual, de manera que sirva de medida disuasoria frente a conductas de este tipo.

Carteles que han portado los trabajadores del centro. Carteles que han portado los trabajadores del centro.

Carteles que han portado los trabajadores del centro. / Juan Ayala

Esta iniciativa, que "aún no ha recibido respuesta de la Junta", pretende que "todas las infracciones sean explícitamente expresadas, de forma que no existan márgenes de interpretación para que ninguna de las conductas de este tipo se quede sin sancionar", según el documento registrado en su día por el Sector de Sanidad del sindicato.

CSIF Sanidad Córdoba tiene en marcha la campaña "Ante una agresión verbal, habla" para animar a los profesionales del sistema sanitario público cordobés a comunicar todos los ataques que puedan sufrir y cuya declaración se redujo considerablemente durante el año 2020, marcado por la pandemia del covid-19, aunque eso no ha supuesto que no hayan ocurrido.

El Colegio de Enfermería muestra su repulsa

El Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba ha mostrado su repulsa y condena ante esta agresión y ha respaldado la concentración convocada este martes por el Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir a las puertas del centro de salud Santa Rosa, "donde, desgraciadamente, no es la primera vez que se registran hechos de este tipo".

Desde el colegio cordobés se anima a los profesionales a denunciar cualquier tipo de agresión, sea física o verbal, ya que "cualquier tipo de coacción, amenaza o ataque, aunque no sea físico, también es una agresión intolerable".

La organización resalta la importancia de denunciar y recuerda que dispone de una asesoría jurídica a disposición de todas las enfermeras y enfermeros cordobeses que lo necesiten ante casos de este tipo, sin ningún coste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios