Universidad

Rocío Márquez abre el curso de la Cátedra de Flamencología de la UCO

  • La crisis sanitaria del coronavirus ha derivado en la incorporación de clases no presenciales y ha disparado las matrículas

Inauguración de la Cátedra de Flamencología en el Rectorado de la UCO. Inauguración de la Cátedra de Flamencología en el Rectorado de la UCO.

Inauguración de la Cátedra de Flamencología en el Rectorado de la UCO. / Miguel Ángel Salas

La cantaora y doctora Flamencología, Rocío Márquez, ha inaugurado el curso académico 2020-2021 de la Cátedra de Flamencología de la Universidad de Córdoba (UCO) en una conversación junto al director de la Cátedra, David Pino. 

La crisis del covid-19 ha supuesto un punto de inflexión en la historia de la cátedra con la incorporación de las modalidades telemáticas de docencia. Así, Pino ha destacado en esta apertura las posibilidades que se abren de alcanzar nuevos horizontes al compaginar la docencia presencial con la virtual, lo que ha disparado las matrículas con alumnado de toda España, así como de diversos países de América Latina, Europa y Asia. “Ahora sí que sí podemos decir que la Cátedra de Flamencología es una ventana abierta a Córdoba y al mundo”, ha sentenciado.

Rocío Márquez, “la voz de la nueva generación del cante jondo” según la han calificado los expertos, lleva más de una década labrando una sólida carrera artística desde que en 2008 ganara la Lámpara Minera. Hoy es un referente y figura consolidada dentro del mundo del flamenco. Además, es doctora cum laude por la Universidad de Sevilla con su tesis sobre Técnica Vocal en el Flamenco, y ejerce la docencia en el Máster Interuniversitario en Investigación y Análisis del Flamenco.

En su diálogo con David Pino, la cantaora ha hablado sobre la voz en el flamenco, las modas vocales o el sentimiento y las técnicas vocales. Márquez resaltó que es muy “partidaria de los espacios libres en donde poder conversar y dar vida al arte y al conocimiento que hay asociado a él”. Entre ellos, ha destacado la Cátedra, donde se permite “dedicarnos tiempo y reflexionar sobre cuestiones que ya tenemos instaladas en el sistema de creencias y que ni siquiera ponemos en tela de juicio”.

David Pino, por su parte, hay subrayado de de Rocío Márquez “su personalidad inquieta y enorme curiosidad que quedan patentes en su discografía y que nos muestra un profundo respeto por la tradición flamenca como imperiosa necesidad de ensanchar los límites de esa misma tradición, explorando y experimentando con melodías, instrumentación, arreglos y letras.

Así, desde aquel fresco directo de Aquí y ahora (2009), sus discos son la crónica de un despegar. Claridad (2012), El Niño (2014), Firmamento (2017) y Visto en El Jueves (2019) -más la colaboración junto a Fahmi Alqhai, Diálogos de viejos y nuevos sones (2018)-, muestran a una artista en continua búsqueda de sí misma a través de la música. Igualmente, ha anotado que “Rocío Márquez obedece al perfil de artista comprometida con su profesión, no solo en lo artístico, sino también en el plano social, dispuesta siempre con su actitud en aras de colocar al arte flamenco a la altura de la mayor dignidad y categoría posible”.

La apertura del curso de la Cátedra de Flamencología ha contado con la asistencia del rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos, quien ha recordado que la Universidad, además de dar respuesta a las demandas del sector productivo, “en su esencia tiene un carácter humanista al que la UCO no va a renunciar y esto nos lleva a cubrir esta otra gran demanda de la sociedad, que no se basa exclusivamente en la rentabilidad y la empleabilidad, sino en la satisfacción en la búsqueda del saber y que por eso, la UCO mantiene un compromiso de casi 25 años con la Cátedra de Flamencología”.

Tampoco ha faltado la edil de Cultura, Marian Aguilar, quien ha afirmado que “Córdoba vuelve a sentar cátedra en el flamenco, y nunca mejor dicho”, gracias tanto a las figuras destacadas como a la saga de jóvenes talentos. Igualmente, sostuvo que el flamenco cordobés atraviesa “un momento dulce” y que, en tiempos de pandemia, la música, la cultura y el flamenco son terapéuticos y hay que “recetar cultura y flamenco”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios