Atención social

Cáritas triplica el número de asistencias a familias en la provincia de Córdoba durante 2021

Cartel de la campaña de navidad de Cáritas Diocesana 2021

Cartel de la campaña de navidad de Cáritas Diocesana 2021 / Juan Ayala

En lo que va de año, y a la espera aún de cerrar el ejercicio, Cáritas Diocesana ha atendido con respuestas concretas a más de 30.000 familias en la provincia de Córdoba. Estas cifras triplican el número de familias que se han acercado por primera vez al servicio de acogida de esta entidad, es decir, una de cada tres nunca antes había sido atendida.

El perfil mayoritario de las personas que han solicitado ayuda en las sedes parroquiales de Cáritas ha sido el de "mujeres jóvenes de hasta 40 años, de nacionalidad española, con estudios primarios o directamente sin formación y con hijos a su cargo", ha indicado el director de Cáritas en Córdoba, Salvador Ruíz, quien se ha mostrado especialmente preocupado por los fenómenos de "feminización y de transmisión intergeneracional de la pobreza".

El montante total de las ayudas que ha destinado esta entidad en lo que llevamos de año se sitúa por encima de los 270.000 euros, que se han repartido en conceptos de alimentación (más de 60.000 euros); en pagos de hipotecas, pensiones y alquileres (43.000 euros); en suministros (más de 35.000 euros); en brecha digital (más de 9.000 euros); en ropa (más de 25.000 euros), o en farmacia (más de 7.500 euros), ha puntualizado Ruiz. 

Se trata de cifras que el director de Cáritas en Córdoba ha destacado durante su intervención en la presentación de la campaña Esta Navidad, nadie sin hogar, en la que ha repasado el balance general de datos que ofrece esta entidad caritativa cada año y que ha coincidido con el XX aniversario de la Casa de Acogida Madre del Redentor

"Cada noche nos encontramos con multitud de personas con problemas de salud mental y discapacidad, que deberían ser atendidos en los servicios públicos específicos", pero los retrasos que acumula la Administración en las listas de espera, "seis meses con motivo de adicciones y un año para pisos de inserción", y los trámites burocráticos, obliga a entidades privadas "a acoger a estas personas mientras esperan las prestaciones", ha denunciado Ruiz.

Salvador Ruiz, director de Cáritas Diocesana de Córdoba Salvador Ruiz, director de Cáritas Diocesana de Córdoba

Salvador Ruiz, director de Cáritas Diocesana de Córdoba / Juan Ayala

Sin embargo, la situación de deterioro y de precariedad laboral que vive el país genera que incluso las personas que ya han accedido a una prestación, vean imposible vivir después de pagar el alquiler, "si es que les alquilan un piso".  El hecho de "que no exista un parque público de alquiler social" acaba provocando que "estas personas sigan volviendo a nuestros recursos ante la imposibilidad de encontrar alternativas de viviendas en estas circunstancias" ha explicado el director de Cáritas, que ha insistido en la idea de que "tener un hogar no es un deseo, sino un derecho del que todos deberíamos poder disfrutar”.

"Vivir en la calle mata"

Unos 11 millones de personas viven en España en situación de exclusión social, dos millones más desde 2019, según los datos que ha citado Ruiz del último estudio de la fundación Foesa. En este sentido, el director de Cáritas también ha advertido al conjunto de la sociedad que no mire para otro lado con estas personas y que lo más grave de esta realidad es que "vivir en la calle mata".

Durante los 20 años de existencia de la casa de acogida se han atendido a 10.253 personas, "llenando las 40 plazas disponibles durante todos los meses y semanas" ha señalado Ruiz. En datos porcentuales, el 85% de las personas acogidas han sido hombres frente a un 15% de mujeres, y en función de su procedencia, los españoles suman el 52%, mientras que los extranjeros -de 112 países diferentes- han supuesto un 48%.

En 2021, los recursos de personas sin hogar de Cáritas han atendido a 549 personas distintas, un 70% hombres y un 30% de mujeres, igual porcentaje para dividir la asistencia a españoles e inmigrantes, respectivamente.

El director de Cáritas ha concluido agradeciendo el compromiso "gratuito y firme" de los más 1.700 voluntarios de las 170 Cáritas Parroquiales, así como a todos los colaboradores, socios y donantes de la entidad. Por último, ha hecho una petición de solidaridad a la ciudadanía en estos momentos en los que "necesitamos ser más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios