Urbanismo

El Ayuntamiento de Córdoba desvela que el recinto ferial de El Arenal nunca ha sido suyo

  • Bellido destapa un problema que viene de los años 90, cuando nunca se terminó de pagar el justiprecio por los terrenos a la empresa propietaria

  • Además, el alcalde reconoce que el estadio de El Arcángel se está usando para labores no inscritas en el registro, que solo le concede uso deportivo

Vista de parte de El Arenal y del estadio de El Arcángel. Vista de parte de El Arenal y del estadio de El Arcángel.

Vista de parte de El Arenal y del estadio de El Arcángel. / Salas

Lío administrativo tremendo en el recinto de El Arenal. El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha desvelado varios problemas que ciernen sobre el recinto ferial y también en el estadio municipal de El Arcángel. La clave está en dos hechos: por un lado, la finca registral del recinto ferial no está a nombre del Ayuntamiento porque la expropiación de los terrenos a la propietaria nunca se abonó por completo, es decir, que la actual Hansa Urbana S. A. sigue siendo titular de los terrenos, tanto del recinto como del estadio.

Por otro lado, El Arcángel, oficialmente, solo puede destinarse a uso deportivo, cuando ahora mismo acoge oficinas y almacenes municipales y, para más inri, todas las obras que sobre este espacio se han ejecutado desde el año 2004 nunca se han establecido en el registro de la propiedad.

La situación es cuanto menos rocambolesca, y así lo ha reconocido Bellido, que ha apuntado que se dieron cuenta de todo este problema cuando llegaron al gobierno e iniciaron el proceso para regularizar las condiciones del estadio y del Córdoba Club de Fútbol. Lo que a priori parecía una situación en precario del club era, realmente, una situación en precario del propio Ayuntamiento. "Los que estamos en precario somos nosotros", ha dicho Bellido.

Sobre la titularidad de la finca que ocupa El Arenal, a principios de los años 90 se inició el proceso de expropiación de los terrenos, propiedad, por aquel entonces, de la mercantil Finacom (ahora Hansa Urbana). El justiprecio era de 17,6 millones de pesetas, pero quedaron por abonar 5.600 euros.

Por lo tanto, al no haberse pagado íntegramente ese justiprecio, el Ayuntamiento no ha podido inscribir la finca a su nombre, todo ello a pesar de que allí se lleva celebrando la Feria desde hace muchos años.

Parte del estadio donde se sitúan las oficinas. Parte del estadio donde se sitúan las oficinas.

Parte del estadio donde se sitúan las oficinas. / Salas

Otro problema que se cierne sobre esta zona de la ciudad y que, en este caso, se centra en el estadio de El Arcángel es que toda la obra que allí se ha hecho desde el año 2004 no se ha inscrito nunca en el registro de la propiedad. ¿Y qué obras se han ejecutado? Se demolió el graderío de preferencia, se desplazó el terreno de juego hacia tribuna, se edificó el sector de preferencia, sótanos, oficinas, se han construido los graderíos de los fondos norte y sur y las oficinas del club, entre otros.

Y otro problema más, el único uso oficial que está registrado para el estadio es el deportivo y allí se ejecutan otro tipo de labores, como las desarrolladas en las oficinas municipales. 

Las soluciones

El alcalde ha anunciado, tras dar esta tremenda noticia, que la Junta de Gobierno Local ya ha aprobado un expediente para la regularización jurídica del estadio y de los suelos del recinto ferial. "Hay que ser transparente cuando hay una demanda social detrás", ha apuntado Bellido, quien ha dejado claro que los servicios jurídicos no entienden que se incurra en ningún tipo de delito con esta situación, sino que se trata de una "situación extraña irregular".

Con respecto a la no propiedad de los terrenos por parte del Ayuntamiento, se ha aprobado abonar lo que queda del justiprecio, otorgar la correspondiente escritura pública de transmisión de la propiedad de la finca a favor del Consistorio e inscribirla en el registro de la propiedad. 

Esto es indispensable para, primero, regularizar las condiciones de un espacio emblemático de la ciudad como es el recinto ferial y, segundo, poder ejecutar la tercera fase que todavía queda de la reforma del estadio. Esta tercera fase es la que lleva aparejada la construcción de un hotel.

Con respecto a las obras no registradas, se inscribirán en el registro de la propiedad y en cuanto a los usos dados al estadio habrá que hacer varias cosas. Por un lado, se otorgará una escritura de obra nueva que recoja la descripción del conjunto inmobiliario tal y como se usa ahora mismo y, por otro, se constituirá el conjunto del estadio como propiedad horizontal.

Esto último incluirá tres elementos privativos (estadio, edificio de oficinas y almacén) y también, a la misma vez, se formará una subcomunidad sobre el edificio de oficinas, al tener elementos que pueden aprovecharse de manera independiente. Esto permitirá al Ayuntamiento ceder esos espacios a terceros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios